Aragón

Sanidad

Los médicos piden vigilantes para todos los centros de salud y la DGA lo desaconseja

Pilar Ventura considera que esta medida "criminalizaría" a los consultorios.

Agresión a un médico Zaragoza 2019
Concentración de condena a la agresión, el pasado viernes, a las puertas del centro de salud.
José Miguel Marco

El apuñalamiento de un médico del centro de salud Univérsitas de Zaragoza a manos de un hombre de 83 años que le atacó con un cuchillo en su consulta ha reabierto el debate sobre la conveniencia o no de contratar personal de seguridad para todos los consultorios.

Las posturas al respecto son dispares. El portavoz del sindicato de Atención Primaria (Fasamet y CESM Aragón), Leandro Catalán, abogó este sábado por dotar de vigilantes a todos estos establecimientos sanitarios. Por su parte, la consejera de Sanidad, Pilar Ventura, rechazó generalizar la presencia de guardias de seguridad ya que significaría "criminalizar" a los consultorios. Ventura hizo estas declaraciones antes de participar en la clausura de las XX Jornadas y XI Jornadas Interautonómicas de la Sociedad Aragonesa de Médicos Generales y de Familia que se celebraron en el Paraninfo de Zaragoza. Precisamente la entrada a las sesiones de trabajo del encuentro estaba presidida por un cartel de "Stop agresiones sanitarias".

Desde una posición más intermedia, la presidenta del Colegio de Médicos de Zaragoza, Concepción Ferrer, defendió la necesidad de poner agentes de vigilancia en aquellos centros con más riesgo "por su localización, un tipo de población más itinerante o por los incidentes que ya se han producido en ellos". Además, consideró que se deben implantar otras "medidas disuasorias" como las cámaras.

Actualmente, en Zaragoza hay personal de seguridad en los centros de San Pablo, Rebolería, Torrero y Oliver. Hace mes y medio se puso en marcha en el de las Fuentes Norte, que llevaba tiempo reclamándolo por la presencia entre sus usuarios de un exconvicto que ya había generado problemas en sus salidas de la cárcel.

En lo que sí coinciden el Colegio de Médicos y el sindicato de Atención Primaria es que las iniciativas anunciadas el pasado viernes, el mismo día de la agresión, por el Servicio Aragonés de Salud son "insuficientes" y llegan "algo tarde", ya que han transcurrido nueve meses desde la anterior agresión en el centro de salud Univérsitas a una médico durante una visita a domicilio.

Por su parte, la consejera de Sanidad aseguró que se lleva trabajando desde hace tiempo para que la semana que viene comience la instalación de la aplicación informática que se utiliza en La Rioja para avisar de agresiones desde el ordenador y para que se ponga en marcha una experiencia piloto de botón de alerta para las visitas a domicilio en el centro de las Fuentes Norte.

Otra iniciativa que destacó Ventura es la elaboración de dos censos, uno de ellos de instalaciones del Salud con propuestas de mejora en materias de seguridad. Otro registro recogería, con este mismo fin, el listado de los consultorios locales, espacios normalmente de titularidad municipal.

Una de las oportunidades que se ha perdido esta legislatura es la aprobación de la Ley de Derechos y Deberes de los Usuarios del Sistema de Salud. Uno de sus objetivos era atajar las amenazas, insultos o presiones al colectivo sanitario, que se consideran como una infracción grave, castigada con entre 3.001 y 30.000 euros. A este respecto, Ventura afirmó que por una «cuestión de tiempos» el anteproyecto ya redactado no se llevó a las Cortes de Aragón  y que espera que se «impulse» en la próxima legislatura.

Las agresiones declaradas han crecido un 44%

Los profesionales sanitarios cada vez tienen "más cultura" de comunicar y denunciar las agresiones de todo tipo que sufren. Así valoró ayer la consejera de Sanidad, Pilar Ventura, el hecho de que los actos violentos declarados por este colectivo hayan aumentado de 175 en 2017, a 253 el año pasado, lo que supone un incremento considerable de un 44,6%. Ventura recordó que se han llevado a cabo campañas para fomentar las denuncias. Los sanitarios de la Comunidad solo venían denunciando el 4% de las agresiones porque muchas son insultos y muy pocos casos llegaban ante los tribunales. En ocasiones el incidente viene motivado por el propio estado del agresor, que está condicionado por el abuso de alcohol o drogas, y si pide perdón hay profesionales que se conforman.

La presidenta del colegio de Médicos, Concepción Ferrer, destacó que muchas víctimas son facultativas, con edades comprendidas entre los 36 y 55 años. El próximo 14 de marzo se celebra el Día Nacional contra la Agresiones en el Ámbito Sanitario. Con motivo de esta jornada el colectivo médico presentará un nuevo protocolo para que los afectados puedan facilitar el máximo detalle sobre los incidentes que padecen.

El agresor sigue ingresado en el Miguel Servet

El hombre de 83 años que el viernes por la mañana acuchilló a un médico de familia del centro de salud Univérsitas de la Zaragoza sigue ingresado en la unidad de Psiquiatría del hospital Miguel Servet, según informó este sábado la Jefatura Superior de Policía de Aragón.

Fuentes oficiales explicaron que el anciano, identificado como Alfonso C. F., está bajo custodia policial a la espera de pasar a disposición judicial para prestar declaración, algo que previsiblemente se producirá hoy.

El hombre podría ser conducido hasta la Ciudad de la Justicia para comparecer ante el juez de guardia, aunque no se descarta que sea el magistrado quien se trasladase hasta el complejo hospitalario, una medida que se ha tomado en otras ocasiones y que depende del estado de la persona que tiene que testificar.

En cuanto al estado en el que se encuentra el médico agredido, ayer el Gobierno de Aragón no facilitó información aludiendo a que el facultativo ha pedido que no se informe sobre él. Pedro L., de 60 años, sufrió dos heridas de arma blanca en el costado y varios cortes en un hombro. También fue atendido en el Servet y el mismo viernes los médicos informaron que su vida está fuera de peligro.

Etiquetas
Comentarios