Despliega el menú
Zaragoza

Heraldo Saludable

Detenido en Zaragoza el paciente que agredió y retuvo casi una hora a una médico

La Policía ha arrestado al hombre, de mediana edad, a última hora de este domingo. La mujer tenía marcas de presión en el cuello y fue amenazada con un cuchillo.

La médico del centro de salud Univérsitas acudió el viernes a asistir al paciente que ahora trata de localizar la Policía Nacional.
La médico del centro de salud Univérsitas acudió el viernes a asistir al paciente que ahora trata de localizar la Policía Nacional.
Google Maps

La Policía Nacional ha detenido a última hora de este domingo en Zaragoza a un hombre de unos 50 años que el pasado viernes agredió y retuvo durante casi una hora a una médico del centro de salud Univérsitas del barrio de Las Delicias. La facultativa fue a mediodía al domicilio del paciente por un requerimiento banal, pero una vez allí esta persona reaccionó de forma violenta y llegó a amenazarla con un cuchillo.

Según ha podido confirmar HERALDO, la médico había acudido sola a este servicio, por lo que la reacción del hombre la dejó en 'shock'. La mujer vivió momentos angustiosos, ya que tardó unos 45 minutos en poder huir de aquella casa y pedir auxilio. Al parecer, fueron los propios vecinos del inmueble quienes al escucharla gritar llamaron a la Policía.

El paciente, que en principio no tiene antecedentes por patologías psiquiátricas, decidió huir, por lo que al llegar las patrullas del 091 se encontraron su casa vacía. La víctima se encontraba muy afectada por lo sucedido, por lo que la trasladaron enseguida a un centro hospitalario para ser reconocida. Aunque no tenía cortes o heridas de arma blanca, sí que se le apreciaron marcas de fuerte presión en el cuello.

El traumático suceso ha afectado de tal manera a la facultativa que todavía no ha podido volver a trabajar. Según fuentes consultadas por este diario, el hombre al que fue atender que, según la Policía Nacional, tampoco tiene antecedentes delictivos, tiene una gran envergadura. Ello hizo todavía más difícil que la mujer pudiera defenderse.

Este caso, por su gravedad, ha causado una gran conmoción entre los sanitarios, que llevan tiempo reclamando más seguridad y protección para el desempeño de su trabajo. Los compañeros de la agredida recuerdan además que se trata de una profesional con una dilatada trayectoria y gran experiencia.

Etiquetas
Comentarios