Aragón

Qué ver en Jaca y alrededores: alternativas de ocio con o sin niños

La capital jacetana y sus alrededores están preparadas para atender las demandas de todo tipo de visitantes en cuanto a ocio, cultura y gastronomía; un poco de todo y para todas las edades

Turistas en Jaca
Turistas en Jaca
Rafael Gobantes

Desde hace medio siglo, Jaca compite con Salou en la costumbre de recibir turismo zaragozano, tanto de visita ocasional como de quienes tienen segundas residencias. La capital de la Jacetania se llena hasta arriba en verano, es base del turismo de nieve en invierno con las cercanas estaciones de Candanchú, AstúnFormigal, y es raro el fin de semana en el que no multiplica al menos por dos su población. Además, también es un punto fundamental para la formación militar con la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales (EMMOE).

Las alternativas de ocio y cultura se han multiplicado gracias al empeño de las autoridades locales y a numerosas asociaciones y colectivos locales.

Qué ver en Jaca

Durante el día, Jaca se apunta al terraceo. Las opciones culinarias son muchas; el entorno de la Ciudadela es el punto en el que se concentra más público. La Asociación de Empresarios del Comercio y Servicios de la Jacetania (Acomseja) organiza numerosas citas gastronómicas a lo largo del año, aunque quizá sea el Concurso de Tapas de octubre la más conocida. En verano, las Jornadas Gastronómicas del Camino de Santiago llevan a muchos establecimientos la llamada Tapajueves en ese día de la semana.

La visita a la Catedral de la San Pedro, joya del Románico, es fundamental para todos los amantes del arte y la historia. En su interior está el Museo Diocesano, con piezas únicas de distintos puntos de la provincia de Huesca. Antes o después de la visita es una tradición hacer una parada en los porches y probar los riquísimos dulces de Echeto.

Qué visitar en los alrededores de Jaca

Saliendo un poco de Jaca a los alrededores hay dos visitas imprescindibles: el monasterio de San Juan de la Peña y la Estación Internacional de Canfranc. En los dos puntos se han dado novedades este año. En San Juan de la Peña, que es cuna del Reino de Aragón, se celebró hace un mes el solemne acto de reinhumación de los reyes aragoneses: Ramiro I, Sancho Ramírez y Pedro I.

La Estación de Canfranc, situada en el corazón del pueblo de Canfranc-Estación, a 23 kilómetros de Jaca por la E-7, puede visitarse a través de visitas guiadas que pueden concretarse durante todo el año en la oficina de Turismo de Canfranc-Estación, en el primer nivel del edificio del Ayuntamiento (plaza del Ayuntamiento, 1). La reserva de entradas está disponible en el teléfono 974 373 141 y en la plataforma digital de entradas habilitada en www.canfranc.es. Precisamente esta semana la estación cumple 90 años de su puesta en funcionamiento y HERALDO DE ARAGÓN lo celebra con el especial en gran formato "Estación internacional de Canfranc. 90 años de trayecto".

Para los aficionados a la caminata o la bici, la excursión a la peña Oroel es otra opción muy recomendable. La peña es uno de los símbolos más reconocibles de Jaca. Por supuesto, la visita a la pista de hielo es otro atractivo, aunque a partir del 1 de septiembre: cierra junio, julio y agosto.

Festivales en agosto

Agosto, por cierto, es mes festivalero en la ciudad. Cada dos años, Jaca se alternaba con la localidad francesa de Olorón la celebración del Festival Folklórico de los Pirineos; ahora solo se hace en Jaca los años impares. Este verano se celebra en Jaca entre el 31 de julio al 4 de agosto. Esos días, las calles son un escenario colectivo, con artistas de todo el mundo. En el marco del festival, Jaca acoge el Mercado Medieval de las tres Culturas, del 27 al 29 de agosto en el Casco Histórico.

Este verano Jaca cuenta del 31 de Julio al 31 de agosto con el Festival En el Camino de Santiago, con 28 ediciones ya. Aquí se reparte la acción entre Jaca, Canfranc, Villanúa, Castiello de Jaca, Santa Cruz de la Serós, Santa Cilia, Santa Engracia, Berdún, Hecho, Siresa, San Juan de la Peña, Monzón, Huesca y Bolea. La parte fuerte es la música antigua, pero también hay muestras de otras artes escénicas, exposiciones y actividades educativas. Este año destaca el 13 de agosto en el Palacio de Congresos de Jaca, Jordi Savall, Hespèrion XXI y Tembembe Ensamble Continuo y e 5 de agosto en la Catedral de Jaca, Esther Ciudad.

Para grandes y pequeños: actividades que se pueden hacer en familia

La Ciudadela de Jaca es un lugar clave en la historia local. Desde hace unos veranos, se conoce su historia a través de visitas teatralizadas. El maestre Juan de Velasco, el capitán de la fortaleza y el arquitecto Spannochi recorren los rincones de la Ciudadela de Jaca y nos desvelarán los secretos del Castillo de San Pedro. Las visitas se pueden concertar en www.ciudadeladejaca.es y el teléfono 974 357 157.

Los amantes de la velocidad en un entorno seguro tienen la posibilidad del karting, en el aparcamiento del Carrefour hasta mediados de septiembre, en horarios habituales de 11.00 a 12.00 y 17.00 a 20.00, aunque algunos días se amplía la actividad. El contacto se hace en el 608 67 03 01.

Para el disfrute de todas las edades, el Ecoparque El Juncaral de Villanúa sigue siendo una gran idea: hay tirolinas, futgolf, tiro con arco y un montón de ideas originales para pasarlo bien. 

Si se disfruta de los paseos a caballo, el centro hípico Pirineo Ecuestre (a apenas tres kilómetros de Jaca (junto al hotel Charle) ofrece rutas especiales para paseos por el monte.

En Francia

Cruzando la frontera hay varias alternativas interesantes. En Borce (a 40 minutos de Jaca) está el Parc D´Ours, un parque faunístico que une la actividad lúdica con la conciencia en el cuidado de los animales, tanto pirenaicos como de otras zonas. La visita al Fuerte del Portalet se puede hacer nada más cruzar a suelo galo, y exige buenas piernas por las escaleras y calzado adecuado, pero es una experiencia impagable: colgado de la roca, es una obra maestra de la arquitectura militar de la segunda mitad del siglo XIX. La visita guiada es de 2 horas y media de duración. Espace Ludopia, en Accous (a unos 50 km de Jaca), ofrece un recorrido sensorial a través de veinte módulos de actividades para todos los públicos y edades, realizado con materiales y objetos reciclados y basado en la bioconstrucción.

Etiquetas
Comentarios