Despliega el menú
Aragón

aragón es extraordinario

Pasarelas entre las rocas: Alquézar y el Vero

El último tramo de las pasarelas metálicas de Alquézar se inauguró en 2015 y la instalación, que ya ha reabierto al público, recibe miles y miles de visitas cada año.

En los bajos del Ayuntamiento de Alquézar bullen nórdicos, chalecos y cascos naranjas. La central de reservas y base de las pasarelas del Vero en Alquézar es el paso previo y punto informativo para todos los que van a afrontar los tres kilómetros de recorrido (con 200 metros de pendiente positiva) por un recorrido privilegiado, no exento de exigencia, pero que devuelve con creces el tiempo invertido en transitarlo.

Luiso Aceituno es uno de los guías. Vino de Madrid, pero tras 17 años en Alquézar ya está más que asentado en el pueblo. Escalador avezado, lleva desde la infancia trepando riscos (hay pasado scout) y bajando barrancos, con una amplia variedad de especialidades en ese abanico. Ese amor al monte fue lo que le trajo a Alquézar. “He sido guía de barrancos en otros puntos de la sierra de Guara y los Pirineos. Cuando surgió la propuesta del Ayuntamiento de gestionar y regular el tema de las pasarelas, me animé y aquí estoy”.

El origen de estas pasarelas data de mediados del siglo XX. “Las originales –explica Luiso– eran de hormigón y se pusieron al llegar la central hidroeléctrica, porque los obreros necesitaban llegar a lugares que de otra manera eran casi inaccesibles, además de llevar el mantenimiento del azud. Las pasarelas metálicas enfocadas al turismo se pusieron en la zona de la central y la presa allá por el año 2000. El siguiente tramo se puso en 2003, luego vino un tercero y el cuarto y último, hasta el mirador, llegó en 2015. A eso hay que añadir el acceso, que es el barranco de la Fuente; va desde el pueblo de Alquézar hasta el río, y consta sobre todo de tramos de madera a menor altura”.

El precio es accesible; 3 euros por persona en internet, 4 en taquilla. Los menores de 12 años entran gratis. “El tema de la responsabilidad –aclara Luiso– corresponde a cada adulto, por supuesto; nosotros informamos antes de salir de lo que se van a encontrar, damos detalles objetivos de las dificultades y los retos, se da un plano de la ruta, las pautas de seguridad a seguir y hay que tener en cuenta factores, como el calor extremo en verano”.

Aplicar la lógica

En ocasiones hay situaciones delicadas desde la misma salida, pero prima la seguridad. “Si nosotros vemos un riesgo potencial claro para cierta persona, aunque sea a costa de prejuiciar, lo avisamos; es mejor pecar de precavidos, aunque haya quien no se lo tome bien. También muchos que lo agradece luego; por ejemplo, hay que llevar agua en verano para evitar los golpes de calor. “En invierno –precisa Luiso– somos cuatro personas, y en verano se duplica la plantilla. Las pasarelas abren todos los días del año excepto Nochebuena y Navidad, y los días en que la meteorología extrema desaconseje el tránsito; en enero se cierra dos semanas para trabajos fundamentales de mantenimiento, y se hacen revisiones continuas de cada detalle”.

En el pueblo ya las ha hecho casi todo el mundo, incluyendo los mayores, que recuerdan cuando lo bajaban a piñazos de críos. ¿El mejor tramo? El del cañón, desde la central; el último tramo también es muy espectacular por la altura de las pasarelas con respecto al río, hay hasta 30 metros bajo la reja. Toda una experiencia.

El tirón de la naturaleza combina con la excelencia gastronómica

Tras casi tres meses de cierre, Alquézarha vuelto a ‘abrir’. En estos primeros días, y dado el imperativo de las normas en la fase 2 de la desescalada, solo ha podido acercarse gente residente en Huesca. La mayor parte del hospedaje seguía ayer cerrado, aunque la intención es abrir desde el próximo fin de semana. Hay cinco hoteles: Villa de Alquézar, Santa María, Casa Alodia, Hotel Castillo y Hotel Maribel. Además, están el Camping Río Vero y Camping Alquézar (con el restaurante Las Melias) y tres albergues. Entre los apartamentos, Casa Aurelia ha sido el más tempranero en reabrir, después de ejecutar una gestión modélica en el tema de la preparación y adaptación de sus instalaciones durante las semanas de confinamiento.

La restauración, abierta

Aunque en estos primeros días varios establecimientos locales circunscriben su actividad a los fines de semana, ayer ya estaban casi todos abiertos.Si algo hay en Alquézar es variedad de lugares para deleitar el paladar, con la cocina de kilómetro cero como denominador común(que no unánime) y nombres tan destacados como Casa Pardina o Cueva Reina. No les van a la zaga establecimientos con mucho tirón en la zona como el Mesón de Vero, La Cocineta, O’Cado, Casa Jabonero. Peña Amán y los bares La Bocatería y Petit Bistrot.

Un pueblo de cuento con un entorno privilegiado
Laura Uranga

Reabre el pueblo

Las pasarelas del Vero han vuelto a abrir este fin de semana. Lo mismo ocurre con la Colegiata y la oficina de Turismo, aplicando en todos los casos las medidas de seguridad y precaución indicadas por las autoridades sanitarias. Desde el Ayuntamiento se ha hecho una campaña de sensibilización con hashtag incluido (#alquezartecuida) y se ha hecho un poco de todo: pantallas protectoras, mascarillas higiénicas, carteles informativos en todos los establecimientos y entidades... un despliegue.

La concejal Ana Blasco, propietaria además junto a su hermana Mari del restaurante Casa Pardina, hace hincapié en este esfuerzo. “Hemos intentado que estén seguros todos, los de aquí y los que vienen. Y como la información es fundamental para disfrutar más y mejor, la hemos multiplicado, desde códigos QR en las puertas de los establecimientos hasta información renovada de excursiones, mapas de Guara para situar a los que no conozcan bien la zona... las empresas de aventura aún no han regresado a la actividad abierta al público, pero están a punto de hacerlo, ultimando detalles”.

El resto de negocios también camina hacia la nueva normalidad desde los albores de la fase 3, en la que Aragón entra este lunes 8 de junio; los comercios de artesanía, las tiendas de alimentación y panaderías... Alquézar, miembro selecto del club de ‘Pueblos Más Bonitos de España’, no ha perdido un ápice de atractivo durante estas semanas, y ya está lista para volver a lucirlo ante los ojos de los visitantes. Ahora sí; el vídeo viral en el que una vecina afeaba su presencia a turistas foráneos en la fase 0, justamente aplaudido, ya es solo un recuerdo.

Un nuevo reto en ciernes: el centro de interpretación sobre energía

El Ayuntamiento de Alquézar, consciente del tirón de sus pasarelas (reservas en pasarelasdealquezar.com) tiene una nueva ilusión; la gestión del edificio de la central, que ahora depende de la DPH. La central se rehabilitó hace unos años y la turbina funciona, pero sigue cerrada; el Ayuntamiento quiere asumir esa gestión, y entre las posibles aplicaciones del espacio se plantea la posibilidad de hacer un centro de interpretación, pensado especialmente (que no exclusivamente) para apoyar las visitas escolares; versaría sobre el proceso de generación de electricidad y las energías renovables. Por otro lado, y para acondicionar el final del recorrido (que también incluye cuevas, como la de Picamartillo) se han plantado 66 árboles en la zona del Mirador, en llegada de las pasarelas, para que alivien pronto los calores extremos del verano en la llegada de los paseantes.

Cómo llegar a Alquézar y curiosidades

Comarca. Somontano de Barbastro.

Cómo llegar. Desde Huesca, su capital de provincia, hay 48 kilómetros por la N-240 y la A-22, con desvío por la A-1229. Desde Barbastro, capital comarcal, hay 23 kilómetros.

Las pasarelas. En la página web pasarelasdealquezar.com se pueden comprar las entradas a un precio más económico (3 euros, 1 euro de rebaja con respecto a taquilla) y se ofrece información detallada del recorrido y el entorno.

La Colegiata. Es el gran tesoro patrimonial de la localidad; se puede visitar por la mañana (11.00 a 13.30) y tarde (16.30 a 19.30) y hay una oferta combinada para visitarla junto con el Museo Etnológico local. Miércoles, descanso semanal. Información en el teléfono 974 318 267 y en la página municipal alquezar.es

El dobladillo de Alquézar. Aunque se ofrece en otros establecimientos, la panadería O’Forno reclama su dobladillo de almendras como el original de Alquézar, hecho al 100% con ingredientes locales.

Reportaje de la serie 'Aragón es extraordinario'.

Etiquetas
Comentarios