Viajes
Suscríbete por 1€

turismo

Primavera en La Alfranca: una veintena de actividades, espectáculos y exposiciones para todos los públicos

La finca, situada en Pastriz (a 15 kilómetros de Zaragoza), está gestionada por el Gobierno de Aragón, que acaba de presentar su programa para estos meses.

La Alfranca, en Patriz
La Alfranca, en Patriz
DGA

El galacho de La Alfranca es un espacio natural protegido situado en Pastriz, a 15 kilómetros de Zaragoza. Junto al de La Cartuja y El Burgo, forman uno de los ecosistemas ribereños mejor conservados de Aragón, y se extiende a orillas del Ebro. Además de ser espacio de esparcimiento, la finca de La Alfranca es un centro de referencia para el estudio del agua y la divulgación de los valores naturales y socioculturales asociados al patrimonio natural de la Comunidad.

Actualmente, el Espacio Alfranca es propiedad del Gobierno de Aragón y, además de la riqueza natural, la finca alberga un conjunto arquitectónico declarado Bien de Interés Cultural, compuesto por varios edificios cuya restauración finalizó en 2005. Uno de ellos es el Palacio de los Marqueses de Ayerbe, construido en el siglo XVIII y donde ahora se sitúan las oficinas del espacio. También cuenta con salas para eventos y congresos. El convento de San Vicente de Paúl es otro de los edificios, habilitado como Centro de Interpretación del medio natural de Aragón. Las antiguas caballerizas sirven ahora como punto de información y acceso al resto de las instalaciones. Y, por último, los Jardines Históricos son una réplica del pasado de la finca.

En este espacio natural también tiene cabida la tradición agropecuaria de la zona, y así se recuerda en el Centro de Interpretación de la Agricultura y el Regadío, y en otro dedicado a la fauna silvestre. También se conservan antiguas casas de colonos, dedicadas a proyectos agroambientales, así como huertos y fincas experimentales, una amplia área recreativa con zona de picnic y el Jardín de las Rocas.

La Alfranca es ya de por sí un buen destino para pasar un día de primavera en familia o con amigos. Además, se acaba de presentar un programa de actividades para los próximos meses compuesto por una veintena de actividades, espectáculos y exposiciones para todos los públicos. Los espectáculos al aire libre son, un año más, el eje principal de la propuesta y, durante el mes de mayo, volverá a sonar la música en directo del Bosque Sonoro. ‘La Alfranca, paisaje sonoro’ es el espectáculo lanzado por primera vez el año pasado y que se recupera en esta ocasión como una propuesta novedosa, sin impacto acústico. Mediante el uso de cascos inalámbricos, el visitante podrá recorrer los jardines disfrutando del espacio natural y de los sonidos del arte en directo.

En el Espacio Alfranca también habrá cabida para las exposiciones. En las próximas semanas se podrá visitar la muestra ‘La vida franca. La historia de los colonos de la finca La Alfranca’. La aragonesa Mercedes Bueno es la comisaria que está detrás de este recorrido histórico por la vida y las costumbres de quienes sirvieron como colonos en esta finca a mediados del siglo XX. La exposición se podrá visitar de forma gratuita a partir del 2 de abril en el Palacio de los Marqueses de Ayerbe y en ella se recuperan elementos históricos de la vida cotidiana de estas familias con testimonios inéditos de aquellos que formaron parte del proceso de colonización en La Alfranca. El mismo día de la inauguración habrá una recreación con 40 figurantes que servirá para rememorar los años de mayor esplendor de la finca.

La Alfranca
La Alfranca
Laura Uranga

Público familiar y amantes del yoga

Además de que la pueden visitar por cuenta, las familias siguen ocupando un lugar muy importante en la programación de La Alfranca. En su propuesta para esta primavera hay espectáculos, juegos de pistas o talleres. Además, del 11 al 13 de abril, se vuelve a organizar el campus infantil de Semana Santa, para que los más pequeños aprovechen las vacaciones para jugar y aprender en la naturaleza. Para un público más adulto, se ponen en marcha visitas guiadas que acercan al visitante al patrimonio histórico de la finca y su entorno de la mano de Gozarte.

Los amantes de la naturaleza y el deporte también tendrán esta primavera su espacio en La Alfranca. El yoga será el protagonista, con varias actividades orientadas a esta práctica. Además, continúan las visitas guiadas a la Reserva Natural Dirigida de los Sotos y Galachos del Ebro por educadores ambientales de la Red Natural de Aragón.

En la temporada de primavera-verano, se puede acceder al Espacio Alfranca los fines de semana y festivos, de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 19.30. Las visitas guiadas, que se han retomado en enero de este año, son todos los sábados, domingos y festivos a las 10.15, 12.30 y 16.00 horas. Duran una hora y media, son gratuitas y hay que reservarlas previamente por teléfono. Toda esta información así como el programa de actividades y cualquier otra cuestión relacionada con la finca se podrá consultar próximamente en una nueva página web dedicada en exclusiva a La Alfranca.

La Alfranca
La Alfranca
Laura Uranga

No merece menos este lugar privilegiado de tierras ricas y productivas entre dos ríos donde, siglos atrás, habitó una comunidad musulmana. De ahí el nombre que recibe este espacio. Y es que Alfranca es un vocablo árabe que significa ‘la franca’, es decir, un lugar de cultivo libre. Más tarde, tras la Reconquista, fue ocupado por los pobladores cristianos y en los siglos XVIII y XIX vivió su época de esplendor de la mano de sus entonces propietarios, los Marqueses de Ayerbe. Fue entonces cuando, además de ser una finca agropecuaria, también tenía una función de recreo para la nobleza zaragozana.

En su historia más reciente, la finca pasó de unos propietarios a otros, a través de varias subastas en el siglo XX. La Azucarera de Aragón, el Banco Hispanoamericano, Ebro, Compañía de Azúcares y Alcoholes, el Instituto Nacional de Colonización y el Instituto Nacional de Reforma y Desarrollo Agrario (IRYDA) han sido sus dueños. Gracias a este último, la finca se convirtió en el lugar que es hoy. Un modelo agrícola y ganadero habitado en tiempos por 20 familias. Esa combinación entre la riqueza burguesa y el trabajo de campo da como resultado el interesante Espacio Alfranca, un lugar por descubrir a apenas 15 kilómetros de Zaragoza.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión