Salud
Suscríbete

Trucos de nutrición para mantener el peso en verano, según una endocrino

No existen remedios milagrosos para no coger kilos de más si nos pasamos con las comidas copiosas y las bebidas en verano, pero sí hay formas de conseguir que no nos amarguen la vuelta a la rutina.

Un plato de carne con verduras
Un plato de carne con verduras
Pixabay

Un vermú en el chiringuito de la playa, un helado en la piscina o un granizado para sobrellevar mejor el calor son algunos de los placeres que nos permitimos cada verano. Forman parte del disfrute de las vacaciones en España y del tiempo de ocio y no está de más permitirse estos pequeños excesos convertidos en alegrías, siempre que no se abuse de ellos. La pregunta es: ¿cómo controlar esos deliciosos picoteos y comidas copiosas para evitar que la vuelta a la rutina no se convierta en una lucha contra esos kilos de felicidad cogidos durante el verano? La Médico Especialista en Endocrinología y Nutrición del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, Beatriz Lardiés, tiene la respuesta. 

Qué rutinas hay que seguir para no engordar en verano

  • Intentar respetar los horarios de las comidas. "Si se toma algún tentempié entre horas, en verano una muy buena opción para es tomar fruta de temporada, como el melón o la sandía, que además de aportarnos un extra de hidratación, tienen un aporte calórico escaso, sobre todo en comparación con otros snacks como las patatas fritas o los helados, cuyo consumo debe ser ocasional", recomienda Beatriz Lardiés.
  • Cambiar alimentos con mayor aporte calórico como los fritos, los guisos y rebozados, que además causan digestiones más pesadas, por opciones más ligeras y refrescantes como las ensaladas.
  • Beber mucha agua. "Es fundamental mantener un adecuado estado de hidratación, asegurando una ingesta de agua de al menos 1,5 litros al día, que debe adaptarse e incrementarse según la temperatura a la que estemos y las pérdidas extras que tenemos por el calor y el sudor", afirma la experta.
  • Limitar el consumo de alcohol, ya que además de aportar una gran cantidad de calorías vacías, "favorece la deshidratación", recuerda Lardiés.
  • Aprovechar que tenemos más tiempo libre no solo para descansar, sino también para practicar más ejercicio físico y estar más activos. "Deportes como la natación o el aquagym nos permiten quemar calorías y liberarnos del calor".
  • No picar entre las comidas.
  • Se puede disfrutar de las vacaciones "concediéndonos algún capricho culinario más calórico, si el resto del tiempo comemos con sentido común y tratamos de evitar el sedentarismo".

Los españoles engordan entre tres y cinco kilos durante las vacaciones, según datos del Instituto Médico Europeo de la Obesidad. Con estos consejos resultará más sencillo "mantenerlos a raya". "No se trata de no disfrutar de las comidas este verano, sino de hacerlo con moderación", concluye la endocrino.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión