Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

Almax o Almax Forte: para qué sirven, cuál tomar y efectos secundarios

Se puede conseguir sin receta, pero un mal uso de este medicamento puede derivar en problemas de salud.

Almax y Almax Forte.
Almax y Almax Forte.
K. U.

El Almax es, sin duda, uno de los fármacos de uso común que menos alertas genera entre la población. Es tan habitual emplearlo para aliviar molestias estomacales, a veces hasta de manera preventiva, que la ciudadanía no lo identifica como un peligro potencial. Además, se puede conseguir sin receta. No obstante, y como pasa con todos los medicamentos, un mal uso puede derivar en problemas de salud.

El doctor Javier Alcedo, Jefe de Sección de Patología Funcional y Motilidad Digestiva del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, entra el detalle al respecto del Almax y otros recursos similares.

Las fiestas navideñas y sus excesos en la comida y la bebida han quedado atrás, y buena parte de la población se ha castigado más de la cuenta con las digestiones pesadas. “Los antiácidos son compuestos de aluminio, magnesio o calcio, como el Almax; también tenemos alginatos como el Gaviscon y protectores de la mucosa del esófago, caso del sucralfato, un compuesto bioadhesivo formado por asociación de ácido hialurónico y sulfato de condroitina, cuyo nombre comercial es Ziverel y que se lanzó hace siete años”, explica Alcedo. “Si se come más de la cuenta, los compuestos que asocian un antiácido y un alginato, como el Gaviscon, son más eficaces que aquellos que sólo contienen el primero”.

El Almax en el embarazo o la lactancia

Antes de entrar con más profundidad en la cuestión general, Alcedo comienza por un señalamiento en los casos de embarazo o lactancia. “Siempre se ha usado más el sucralfato, pero es más complicado de conseguir y ahora se admite el uso de antiácidos y alginatos, que se consideran incluso más seguros que el Omeprazol. Sin embargo, no existen fármacos exentos de efectos adversos potenciales por lo que se recomienda no exceder la dosis diaria recomendada de los mismos y tomarlos el menor tiempo posible”.

El Almax ‘Forte’ y cómo tomarlo

Llama muchas veces la atención en los medicamentos sin receta el uso de la variedad ‘Forte’; la sensación entre la población que no forma parte del ámbito médico es que emplear un remedio sencillo, pudiendo haber un ‘Forte’ que resuelva el problema con más contundencia, no tiene sentido. Alcedo lo aclara. “En el caso del Almax, la diferencia es la dosis de su componente activo, el amagato. La forma Forte contiene el triple. Usar uno u otro depende de muchos factores. El sobrepeso, por ejemplo; se ha ligado a la aparición de reflujo, a la presencia de esofagitis o erosiones en el esófago debidas al ácido, y a la aparición de complicaciones crónicas del mismo. La reducción del sobrepeso mejora los síntomas”.

El médico del Miguel Servet explica que tanto Almax como Gaviscon “neutralizan el ácido en el estómago y en el esófago. La mayor parte de las veces estos fármacos se toman a demanda; es decir, se toman cuando aparecen los síntomas, lo que suele ocurrir después de las comidas, a veces varias horas después. No se recomienda consumir más de 3 ó 4 veces al día. En ocasiones puede ser útil asociarlos a un inhibidor de la bomba de protones como el omeprazol, cuando éste no consigue un alivio completo de los síntomas”.

Efectos secundarios del Almax y las dosis en pastillas o sobres

En cuanto a los efectos secundarios, el Almax se considera un fármaco muy seguro. “El problema es que cualquier otro medicamento pueden causar efectos secundarios, especialmente cuando se consumen a dosis altas y durante largo tiempo. Los más probables con Almax son la diarrea y, más raramente, el empeoramiento de la osteoporosis o el aumento del magnesio en sangre si existe insuficiencia renal avanzada. En cuanto a la fórmula galénica empleada no debiera influir en el efecto que se busca; da igual en pastillas o en sobres. Cada presentación estará adaptada para conseguir el mejor efecto en función del mecanismo de acción que tiene el producto. La dosis de Almax que no debieran excederse sería de 16 comprimidos de 500 miligramos, o 5 de la forma 'Forte'; además, se desaconseja su uso en pacientes con insuficiencia renal grave”.

En cuanto a dolores concretos, los antiácidos como Almax “son los mejores para aliviar el padecimiento en la boca del estómago causado por el ácido, especialmente aquel que tiene la característica de ardor. En cuanto al consumo de alcohol y Almax, el alcohol no va a favorecer reacciones adversas con los fármacos antiácidos, pero puesto que el efecto de éstos es limitado en el tiempo y el alcohol a dosis altas favorece la aparición de reflujo, es probable que el verdadero efecto obtenido sea la reaparición de esta sintomatología”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión