Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

Síntomas que alertan de una tensión arterial alta o baja

No siempre es sencillo reconocer las sensaciones que llevan a una posible alteración de la presión arterial, ya sea la elevada o la reducida.
Estos son los valores normales de la tensión arterial

Un tensiómetro mide la tensión arterial de una persona.
Un tensiómetro mide la tensión arterial de una persona.
V. M.

Tener la tensión alta es algo que forma parte de la rutina diaria de millones de personas, forzadas a seguir una dieta hiposódica o a corregir el problema con pastillas. Sin embargo, tenerla baja tampoco es recomendable para la salud, y puede tener consecuencias nada deseables. El problema es que no siempre es fácil reconocer los síntomas de una u otra situación. La prestigiosa Clínica Mayo arroja luz sobre el asunto con un análisis muy completo.

Síntomas de una tensión baja

Una presión arterial anormalmente baja, también llamada hipotensión, puede causar mareos y desmayos. Se puede hablar de hipotensión con medidas inferiores a 90 milímetros de mercurio (mm Hg) para el número superior (sistólica) o 60 mm Hg para el número inferior (diastólica), lo que viene a ser un 9-6 en las mediciones. Los síntomas más reconocibles (y que pueden venir de enfermedades previas) son los mareos y desmayos, la visión borrosa, náuseas, fatiga y falta súbita de concentración.

Hay que tener presente que algunos medicamentos pueden llevar a situaciones de hipotensión, como algunos diuréticos, alfabloqueantes y betabloqueantes. También el Mirapex, utilizado para combatir el Parkinson, los que contienen levodopa, ciertos antidepresivos y los medicamentos usados para paliar la disfunción eréctil. Son más susceptibles de sufrir hipotensión los mayores de 65 años, los enfermos de Parkinson o los que padecen del corazón.

La tensión alta y sus síntomas

La presión arterial está determinada tanto por la cantidad de sangre que el corazón bombea como por el grado de resistencia al flujo de la sangre en las arterias. Cuanta más sangre tu corazón bombee y cuanto más estrechas estén tus arterias, mayor será tu presión arterial. Se considera hipertensión una medida superior a 130/80 mm Hg, es decir, la cifra mayor en 13 o más y la menor en 8 o más. El problema grande con la hipertensión es que no suele tener síntoma alguno; en ciertos casos hay dolor de cabeza, sensación de ahogo o sangrado nasal, pero no tienen que aparecer necesariamente. La solución, una vez se da una medida superior a la citada, es seguir controlándola con regularidad.

A veces, la hipertensión está causada por una enfermedad subyacente. Algunas de las posibles causas son la apnea obstructiva del sueño, enfermedad renal, tumores de la glándula suprarrenal, problemas de tiroides, debilidad congénita en los vasos sanguíneos, la acción de medicamentos como las píldoras anticonceptivas, los antigripales, los descongestionantes, los analgésicos de venta libre y algunos medicamentos con receta médica y, por último, el uso de drogas ilegales como la cocaína y las anfetaminas.

Los episodios de hipertensión elevada pueden derivar en problemas severos o incluso fatales, como un ataque cardíaco o accidente cerebrovascular, la aparición de aneurismas, el engrosamiento de las paredes cardíacas por el sobreesfuerzo, afecciones renales y oculares, un síndrome metabólico que puede acabar en diabetes, infarto o accidente cerebrovascular y problemas de memoria o comprensión. 

Estos son los valores de una tensión arterial normal según la edad

Dependiendo de la edad de cada persona la tensión arterial normal puede variar un poco:

  • Entre 1 y 12 meses: 60/90 mmHg
  • Entre 1 y 5 años: 65/95 mmHg
  • Entre 6 y 13 años: 70/105 mmHg
  • Entre 14 y 19 años: 77/117 mmHg
  • Entre 20 y 60 años: 80/120 mmHg
  • En 60 años: 90/140 mmHg
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión