Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

SALUD

Inyecciones para adelgazar o la nueva forma "efectiva" para perder peso

Su demanda ha crecido "en torno a un 200% este año", pero los especialistas ya advierten de que se trata de un fármaco "solo recomendado para personas obesas o con diabetes".

La obesidad es actualmente una de las amenazas más graves a la salud humana.
La obesidad es actualmente una de las amenazas más graves a la salud humana.

Mayo es, por excelencia, el mes de las dietas. El verano está a la vuelta de la esquina y la preocupación por bajar de peso se convierte, para algunos, en una prioridad para verse perfecto en las próximas semanas. Pero también es sabido que los milagros no existen y que con seguir solo un régimen sin una recomendación médica que lo avale "los resultados no van a ser los deseados", apunta la médico especialista en Endocrinología y Nutrición en el Hospital Obispo Polanco de Teruel, Beatriz Lardiés. 

A pesar de ello, cada año se conocen nuevos suplementos alimenticios, ayunos intermitentes o batidos sustitutivos que prometen una rápida pérdida de grasa sin mayores esfuerzos, entre los que ahora se he hecho un hueco Saxenda, un medicamento inyectable, este sí, "aprobado por la Agencia Europea del Medicamento". 

"Es un fármaco muy interesante y efectivo desde la primera inyección, pero hay que tener muy en cuenta que es una ayuda para adelgazar y que los resultados se obtiene solo si va acompañado de dieta y ejercicio", explica la endocrino, quien reconoce que la demanda "ha crecido en torno a un 200%". 

"Yo lo estoy recetando más que nunca. Además de la operación bikini, es importante aludir el aumento de pacientes con obesidad debido a la pandemia. Es precisamente para ellos y para quienes padecen diabetes tipo 2 para los que se recomienda esta medicación, solo financiada para estos últimos y que se vende en farmacias con receta", apunta Beatriz Lardiés. 

"Saxenda es un fármaco que ayuda a perder peso si se sigue una dieta acompañada de ejercicio físico"

Beneficios de Saxenda, las inyecciones para adelgazar

"La dosis se ha de ajustar según el paciente, que debe pincharse una inyección al día. Lo que se consigue es una mayor sensación de saciedad y, como consecuencia, comer menos porque se tiene menor apetito, con lo que se logra perder peso. Pero milagros no hay. Lo que hace este fármaco es multiplicar los efectos de un paciente obeso motivado que busca ganar salud, siguiendo además las pautas correspondientes de una correcta alimentación y ejercicio físico", insiste la endocrino. 

"De hecho, quien sigue este tratamiento, si no lo acompaña de las recomendaciones anteriores, corre el riesgo de padecer los efectos secundarios, que son náuseas o diarreas que, sobre todo, se da en quienes hacen mala dieta", explica Beatriz Lardiés.

En cuanto al tiempo durante el que se puede administrar Saxenda, la especialista recomienda "seguirlo hasta que el paciente logre su peso objetivo final y haya adquirido unos buenos hábitos siempre que luego los vaya a mantener". "De lo contrario, volverá a engordar", asegura la especialista.

Cómo se administra la inyección Saxenda

Saxenda viene en forma de pluma precargada y se administra mediante inyección subcutánea diaria. La aguja es muy fina y las zonas habituales en las que se inyecta son el abdomen, la cara anterior de los muslos, o la zona superior de los brazos. Es recomendable que se administre todos los días aproximadamente a la misma hora, independientemente de la ingesta de alimentos y del momento del día.

"En general funciona muy bien, pero hay que insistir en que la administración de este medicamento siempre debe estar supervisada por un profesional y el objetivo es que cada paciente que haga uso del mismo como una ayuda y no como un remedio mágico", concluye la endocrino Beatriz Lardiés.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión