Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

gastronomía y cine

Borja Insa: "La creatividad duele, pero nos ha salvado la vida"

Hace unos días se estrenaba en Zaragoza '¿Qué hiciste tú?', documental que registra el inicio del fin y el resurgir de la coctelería zaragozana Moonlight Experimental Bar en tiempos de pandemia.

Borja Insa, uno de los 10 mejores cocteleros de España.
Borja Insa, uno de los 10 mejores cocteleros de España.
Guillermo Mestre

Interiores limitados a 10 personas, consumo en barra prohibido, cierre a las 20.00, terrazas con cuatro mesas. ¿Recuerdan estas imágenes? Se pueden volver a ver en '¿Qué hiciste tú?', un proyecto nacido hace casi tres años por accidente que muestra las dos caras del confinamiento de una coctelería zaragozana, Moonlight Experimental Bar, regentada por Borja Insa y Rocío Muñoz

"Cuando comenzamos a grabar pensábamos que era el principio del fin. Nos íbamos literalmente a la mierda. Jamás pensamos que estaríamos hoy aquí", explica el bartender quien recuerda cómo, tras el primer cierre de la hostelería en Aragón, y poner al corriente todos sus gastos, se quedaron con 372 euros en el banco. Un baño de realidad inesperado que, contra todo pronóstico, se convirtió en fuente de inspiración para el documental que se estrenó en los cines Cervantes ante unas 300 personas.

"Para mí la coctelería es un lenguaje. Es mi forma de comunicarme con el mundo"

Cuando el bar era un lugar maldito, la segunda parte de Moonlight Experimental Bar, el Lab -laboratorio mixológico que nació precisamente en tiempos de pandemia para acompañar a su otro proyecto vital- se transformó en el lugar en el que "soñar, mientras todo ahí afuera era una auténtica pesadilla", reivindica Insa, que siempre ha tratado, desde su establecimiento, compartir tragos que más que quitar la sed, cuentan historias: "Para mí la coctelería es un lenguaje. Es mi forma de comunicarme con el mundo".

Por eso, cuando la pandemia le arrebató su manera de expresarse, reconoce que, momentáneamente, se le vino el mundo encima. "Cuando estábamos en casa y vi que no sabía si íbamos a poder volver a trabajar; le dije a Rocío: si podemos volver a abrir; vamos a hacer absolutamente todo", admite el zaragozano.  

Y así nacería su actual carta de cócteles, "una auténtica locura" -reivindica- basada en la historia de la humanidad y que nació de los peores momentos del confinamiento. "Hoy reconozco que la pandemia me ha cambiado, sobre todo, como persona. Antes me quejaba de todo, de cualquier tontería. Ahora sé que no me voy a volver a quejar por nada, es bueno que no olvidemos nada de esto", explica.

"Hoy reconozco que la pandemia me ha cambiado, sobre todo, como persona. Antes me quejaba de todo, de cualquier tontería. Ahora sé que no me voy a volver a quejar por nada, es bueno que no olvidemos nada de esto"

La época pandémica también les trajo alguna que otra alegría como el lograr colarse en el 'top 10' de la World Class Competition en España y, además, como también aparece registrado en la película, hacerse con el premio a Mejor Adaptación de Negocio en tiempos de pandemia.

Y es que, para Insa y todo su equipo, cada cóctel es una auténtica obra de arte con la que dar rienda suelta a su creatividad y, sobre todo, con la que compartir su manera de ver la vida. Por eso, entre las cuatro paredes del Moonlight -ubicado en plaza San Pedro Nolasco-, se puede escuchar a qué suena un trago gracias a una carta auditiva; degustado cócteles sólidos o, entre los ingredientes de su carta, hemos podido toparnos con foie, erizo de mar, queso azul o algas: "Para mí la creatividad es libertad, no sé vivir de otra manera, aunque reconozco que es difícil. La creatividad duele, pero en este caso, nos ha salvado la vida".

Fotograma del documental con Borja Insa y Rocío Muñoz
Fotograma del documental con Borja Insa y Rocío Muñoz
H.A.

Una vida sacrificada

"Es cierto que cuando eliges esta vida sacrificas mucho, son niveles de autoexigencia muy altos que te obligan a estar todo el día pensando en lo mismo", afirma. Por eso, en su opinión, rodearse de un buen equipo y, sobre todo, de buenas personas, es el ingrediente secreto que ha marcado la diferencia. Y, en esta fórmula de éxito, Rocío Muñoz, socia y mujer, es imprescindible. "Ella es Moonlight. Es todo. Yo soy el loco y ella es quien hace reales mis locuras", resume el zaragozano.

El bartender asegura que ya están trabajando en una nueva propuesta de carta que podría ver la luz en primavera. Mientras tanto, su cabeza sigue funcionando: "Todo lo que hacemos aquí es efímero, cambia como la Luna. Sin embargo, la sensación, el recuerdo, lo que viviste; eso se queda para siempre".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión