Ocio y Cultura
Suscríbete

moda

¿Quién es Antonio Burillo, el zaragozano que viste a la Reina y a Beyoncé?

El diseñador de The 2nd Skin Co acaba de alcanzar otro hito profesional al ser elegido por doña Letizia para una de sus citas más importantes del año, los premios Princesa de Asturias. 

Antonio Burillo, el pasado jueves, en Zaragoza, poco antes del desfile con Bee Lion en el Pabellón Puente.
El diseñador Antonio Burillo.
Aránzazu Navarro

"De pequeño me gustaba el mundo de la moda, hacía dibujos, imaginaba vestidos, faldas... Mi tío vio unas pinturas y se las trajo a Nacho, me apuntaron y aquí sigo. Ahora con 17 años, solo pienso en aprender, sacar el título en Zaragoza e irme a una escuela especializada en París y Milán, ya que son las capitales de la moda internacional". 

No era ni mayor de edad y, sin embargo, cuando hablaba así a HERALDO, en 1998, el diseñador de moda Antonio Burillo ya llevaba seis años aprendiendo en la escuela de Nacho Latorre.

En el mismo reportaje se contaba que lo hacía con su "familia encantada y recibiendo todo su apoyo". "Mucha de su vocación le viene de su abuela, que era modista", recuerda Alberto Fatás, gran amigo de Antonio y testigo directo del devenir de su carrera.  Se conocieron bailando la jota, siendo unos críos, una afición que entonces compartían con su pasión por la moda: "Nos juntábamos y nos poníamos a ver el 'Vogue', a comentar las colecciones...", recuerda Alberto. "Antonio era adorable y así sigue siendo". "Y muy familiar, cada tanto viene a Zaragoza a ver su madre, Amparo, su tía, sus primas...".

También entonces, en aquel reportaje de finales de los 90, era realista ante la situación de la moda en Aragón. "No hay salida para los jóvenes diseñadores, aquí la gente no hace nada para que la moda salga adelante", se lamentaba.

Veintitrés años después, el artículo tiene algo de premonitorio y, a la vez, de cuento de hadas. Efectivamente, Antonio tuvo que dejar Zaragoza para cumplir sus sueños, pero bien es cierto que han ido mucho más allá de lo que entonces podía imaginar. Burillo regenta junto a su socio, Juan Carlos Fernández, la firma The 2nd Skin Co, una de las pocas españolas que puede presumir de haber vestido a rostros muy conocidos e influyentes del panorama nacional e internacional. El pasado agosto los eligió la mismísima Beyoncé, que posó con un diseño fucsia de la marca antes sus millones de seguidores en Instagram.

El pasado viernes, la Reina de España lució en la ceremonia de entrega de los premios Princesa de Asturias un vestido que el propio Burillo describe como "de silueta 'new look', en tafetán negro, súper femenino, de cuerpo ajustado y falda con volumen." La creación, que pertenece a su colección 'Magna Magnolia' para el próximo verano, bien puede ser el epítome del estilo de una marca heredera de los grandes diseñadores y patrones clásicos de la historia. "Tenemos un gusto especial por la moda de los 50 trayéndola al siglo XXI", dice Burillo. En el caso del vestido de la Reina, por ejemplo, con los dos grandes lazos en los bolsillos "marca de la casa". La elección, de paso, 'confirma la relación' de la Reina con The 2nd Skin Co, que ya vistió en 2019 para esta misma ocasión.

La reina Letizia llevaba en Oviedo un precioso vestido del aragonés Antonio Burillo
La reina Letizia llevaba en Oviedo un precioso vestido del aragonés Antonio Burillo
Efe / Ballesteros

Ana Bonilla es una de las pocas personas que ha podido ver este vestido en directo antes de que lo luciera la Reina. Clienta fiel de la marca, la zaragozana asistió al desfile de la firma en el que se mostró la prenda. "No es casualidad que fuera una de las más fotografiara aquel día", cuenta esta abogada, que reconoció el vestido "en cuanto la Reina salió del coche". "¡Me hizo una ilusión tremenda!".

Bonilla (que comparte en Instagram su pasión por la moda como @emma_masqguapa) tiene en su armario 15 creaciones de The 2ns Skin Co desde que recurriera a ellos en 2016 con motivo de una celebración familiar en un momento "complicado de mi vida". Por eso destaca particularmente el trato que recibió por parte de Burillo y Fernández: "Me atendieron tan bien...".

Ana detalla los que para ella son los puntos fuertes de la marca: "Antonio tiene una sensibilidad especial, tanta que hay gente que le intenta copiar y no le sale". También "domina el protocolo, los códigos de vestimenta, tiene una educación exquisita, lo que le permite saber en todo momento cuál es la prenda adecuada". Y ahí radica lo que para ella es fundamental del estilo de Antonio Burillo: "Te ayuda a estar guapa". "Acudir a su atelier es una gran experiencia, termino como si saliera del psiquiatra, te asesoran, pero no te presionan, te permiten dar tu mejor versión".

Esto es precisamente lo que Ana cree que la Reina ha encontrado en la marca. "Creo que vestir a la Reina es algo muy importante para un diseñador, pero yo destacaría el hacerlo precisamente para este acto, que entiendo que tiene un valor sentimental añadido para ella, pienso que es un día en el que quiere ir particularmente guapa, y lo logró. Solo hay que ver los críticas tan buenas que ha recibido", sostiene Bonilla, quien también destaca la comodidad de la ropa de The 2nd Skin Co: "Está llena de detalles y perfectamente cosida, te la pones y te olvidas". Y, añade, "es muy versátil". "Perfectamente las princesas Leonor o Sofía podrían llevar ese vestido otro día, quitándole el can-can".

Esta fidelidad en la clientela no se consigue de la noche a la mañana. El de Antonio Burillo es uno de esos éxitos que vienen de la formación constante y del trabajo duro, incluso ahora. Porque cuando se le pregunta por este dulce momento dice: "Estamos disfrutando mucho y trabajando para recuperarnos de estos duros momentos que hemos pasado todos. Ha sido horroroso y con mil dificultades".

"Siempre ha demostrado talento, y una vocación clara para el diseño, domina la silueta de la mujer", asegura la diseñadora Belén Morales, compañera de Antonio en sus comienzos. Juntos hicieron sus primeros pinitos en la moda desfilando a nivel local. Con uno de esos primeros trabajos el zaragozano ganó un certamen organizado por Fitca cuyo premio fue una beca que, tras estudiar el bachillerato artístico, le llevó a  a Milán y apostar de forma definitiva por la moda en un momento en que aún no había apenas estudios reglados en España, no digamos en Zaragoza.

"Fue en Milán, en el Instituto Marangoni,  donde conoció a Tamara Falcó", recuerda Alberto Fatás. Junto a ella y a Juan Carlos Fernández dieron el primer empujón a The 2nd Skin Co, aunque la hija de Isabel Preysler se desligó pronto del proyecto.

 Burillo también trabajo con Ángel Schlesser, donde adquirió gran experiencia en torno a los intríngulis del sector de la moda. "Se presentó a un concurso de ropa de baño -recuerda Fatás-, no ganó pero hizo un bañador de hombre espectacular. Tanto que yendo en el tren de vuelta a Zaragoza le llamó Schlesser y le dijo que le había encantado y lo quería trabajando en su atelier". "Ni se lo pensó y se fue a Madrid". Fue el momento crucial de una carrera ascendente que lo llevaría con el tiempo a debutar en Cibeles, en 2015, y a un goteo cada vez mayor de rostros conocidos y de personajes muy influyentes en el mundo de la moda que han venido luciendo sus diseños: de Paula Echevarría a Jennifer Lopez, pasando por Maribel Verdú, Eugenia Silva, Paris Hilton o el vestido de novia de Alejandra de Rojas...

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión