Despliega el menú
Ocio y Cultura

Gastronomía

planes de ocio

Las vajillas favoritas de los chefs con estrellas Michelin llegan a Zaragoza en forma de borraja y adoquín

El nuevo restaurante La Flor de Lis sirve algunas de las recetas en platos muy especiales diseñados por el artesano preferido de Daviz Muñoz, los Adriá o Quique Dacosta.

La vajilla en forma de adoquín del restaurante La Flor de Lis.
La vajilla en forma de adoquín del restaurante La Flor de Lis.
Francisco Jiménez/ Heraldo

La a búsqueda de la excelencia en la gastronomía se basa en una experiencia completa en la que los sabores de la receta se complementan con el placer visual. Comer también con los ojos pasa por la presentación de los alimentos y, claro, es muy importante la vajilla en la que se sirven.

La sofisticación creciente de los cocineros con estrellas Michelinen propiedad vive de una creatividad que conecta con la artesanía más puntera. Como la que despliega el alcoyano José Piñero, cuyas originales vajillas se han convertido en las favoritas de cocineros tan conocidos como Ferrán y Albert Adriá, Paco Roncero, Dani García, Dabiz Muñoz o su paisano Quique Dacosta.

Rubén Martín con la vajilla de José Piñero para La Flor de Lis.
Rubén Martín con la vajilla de José Piñero para La Flor de Lis. En la mano lleva el homenaje a la borraja.
Francisco Jiménez/ Heraldo

Ahora, un restaurante en Zaragoza, el recién inaugurado La Flor de Lis, ha traído a orillas del Ebro sus particulares diseños. Rubén Martín, su chef, que el año pasado ganó el Concurso de Tapas de Zaragoza, forma parte troncal de este proyecto junto al empresario hostelero Marcos Vaquer. Ambos llevaban tiempo detrás de Piñero. "Hay que pedir cita con él con mucha antelación", explica Vaquer.

Piñero les hizo finalmente un hueco en la agenda para hacer realidad dos originales diseños en forma de sendos productos tradicionales del imaginario gastronómico aragonés: la borraja y un adoquín del Pilar, los populares caramelos que se venden en las tiendas de 'souvenirs'.

La vajilla en forma de adoquín del restaurante La Flor de Lis.
La vajilla en forma de adoquín del restaurante La Flor de Lis.
Francisco Jiménez/ Heraldo

La idea es, además de sorprender al cliente, subrayar con esta original vajilla la temática y la decoración del local, centrada en el arte y la gastronomía aragoneses

Así, en el adoquín, que funciona como una suerte de bandeja con tapa, se sirve un flan. En otros modelos en forma de tomate, una ensalada. Y en otro en forma de fruto seco un dulce de título 'Almendrón'.

Etiquetas
Comentarios