Despliega el menú
Ocio y Cultura

museos

Un inventario constata la escasa presencia del arte femenino en las colecciones públicas de Zaragoza

El estudio recoge un total de 1.125 obras realizadas por mujeres, de las cuales se pueden ver actualmente expuestas solo cinco de ellas

Esta obra renancentista de Lavinia Fontana es la única de una mujer expuesta en el Museo de Zaragoza.
Esta obra renancentista de Lavinia Fontana es la única realizada por una mujer expuesta en el Museo de Zaragoza.
José Miguel Marco

'Las mujeres artistas en la ciudad de Zaragoza. Obras, museos, colecciones públicas y entidades' es el título del estudio presentado este martes en la capital aragonesa en el que se han inventariado las creaciones de mujeres artistas que forman parte de las colecciones de ocho instituciones de la capital aragonesa: el IAAC Pablo Serrano, el Museo de Zaragoza, el fondo artístico de las Cortes de Aragón, la Escuela-Museo Origami, el Museo Goya, el patrimonio cultural mueble municipal de Zaragoza y el de la Universidad de Zaragoza y la sala Juana Francés. Su autora, Paula Gonzalo, ha listado 1.125 obras de autoría femenina, realizadas por 451 mujeres, de las cuales se ha realizado además una pequeña biografía a 323. El estudio se ha publicado en dos formatos, uno más amplio, y una versión reducida, para que los ciudadanos puedan consultar las aportaciones de estas artistas de los siglos XIX y XX, principalmente.

Igualmente, el inventario, que se enmarca dentro del II Plan de Igualdad de Zaragoza 2018-2021 del Ayuntamiento, pretende "servir de herramienta para luchar contra la desigualdad". En palabras de la vicealcaldesa y consejera de Derechos Sociales, Luisa Broto, que acudió a la presentación en la Casa de la Mujer junto a la edil de Educación e Inclusión, Arantza Gracia, "el estudio se va a difundir y se tratará de hacer correcciones si procede. Solo constatando las cosas, solo si se ven, se puede poner remedio".

Paula Gonzalo no dudó en calificar las cifras que arroja el estudio de "escandalosas y peores que en otras comunidades autónomas". En todas las instituciones, tanto municipales como del Gobierno de Aragón, -"cuya colaboración ha sido exquisita", destacó Gonzalo-, la autora del inventario considera que hace falta "revisar el sistema del arte desde perspectivas feministas, que no solo introduzcan a las mujeres sino a otros grupos aminorados, que no minoritarios". Concluye también que en Zaragoza, con las obras inventariadas, "podríamos hacer retrospectivas del arte feminista nacional e internacional como las que se han estado haciendo, por ejemplo, en el Museo de Bilbao o en el Musac". Más en general, considera que urge "parar una inercia", un "replanteamiento de las prácticas museísticas y políticas culturales, de enseñanza y difusión para que nos identifiquemos todas las personas, para que con dinero público se represente a todo el mundo". También apuntó al mercado del arte. Por ejemplo, en Arco, dijo Gonzalo, "estamos peor ahora que hace 10 años, porque allí solo hay un 6% son artistas españolas". Gonzalo subrayó además la paradoja de que las graduadas en Historia del Arte suponen un 80% del tota, y en Bellas Artes superan el 70%

En cuanto a las cifras concretas, el estudio revela una escasa presencia de mujeres en las colecciones, aunque es complicado llegar a conclusiones comparativas entre las diversas instituciones y entidades debido a sus muy diferentes orientaciones y segmentos de la historia del arte que atienden. Así por ejemplo, es el IAAC Pablo Serrano, con 409 piezas de 151 artistas, el que más obras de arte creadas por mujeres presenta en su colección, un 13,63% de las más de 3.000 que posee. Una cifra muy baja, aunque comparable con las de otros museos análogos de España. Ninguna de las piezas de autoras como Juana Francés, Louise Bourgeois o Julia Dorado cuelgan ahora de las paredes del museo, si bien hay que precisar que solo hay una sala que contenga colección permanente y está integramente dedicada a la figura del artista que le da nombre: Pablo Serrano. En el caso del Museo Goya (dedicado al pintor de Fuendetodos), solo 4 de sus 500 piezas son de mujeres. Aunque, curiosamente, todas ellas (de Juana Francés, Menchu Gal, María Revenga y Alice Wilmer) están expuestas, ya que toda la colección lo está (circunstancia única en las estudiadas). Para ver la otra obra de arte de autora mujer en la capital aragonesa hay que irse al Museo de Zaragoza. La pieza es, además, la más antigua: el doble retrato que, como regalo de bodas y para uso doméstico, Lavinia Fontana hizo para su marido. La inusual obra renacentista acaba además de incorporarse a una renovada sala, subrayada con un nuevo mueble expositor especialmente pensado para este lienzo de doble cara.

Junto a la de Lavinia hay en los almacenes solo otras 20 obras femeninas de un total de 3.500.000 piezas, si bien hay que tener en cuenta que la mayor parte de la colección abarca la Prehistoria, la Roma Antigua...

En cuanto al fondo artístico de las Cortes de Aragón, de las 390 piezas, 22 son obra de 12 mujeres (un 5,64% sobre el conjunto); en el caso del patrimonio municipal, de 3.000 piezas, 215 mujeres son las creadoras de 379 obras de arte (un 12,63% del total). Dentro de este número se incluyen las 113 obras de la colección de la sala Juana Francés, perteneciente a la Casa de la Mujer, eminentemente femenina. En el caso de la Universidad de Zaragoza, su colección de más de 50 años de historia alcanza las casi 1.000 obras, de las cuales 57 (el 5,7%) están firmadas por 32 mujeres.

Etiquetas
Comentarios