Gastronomía
Suscríbete por 1€

Gastronomía

gastronomía

Dónuts caseros, una delicada y esponjosa alternativa

Si se prepara una cantidad importante, se pueden congelar una vez fritos pero antes de rebozarlos en azúcar.

Una de las alumnas del curso con varios dónuts ya terminados.
Una de las alumnas del curso con varios dónuts ya terminados.
Alejandro Toquero

El popular bollo de pasta frita conocido como dónut nació en Holanda en el siglo XVII, pero fue en Estados Unidos donde se popularizó y recibió el nombre. Originariamente no tenía el agujero central. Fue el marino Hanson Gregory, en 1847, quien agujereó los bollos que elaboraba su madre para que se frieran mejor.

En España, esta masa dulce recubierta de adictivo azúcar glaseado, forma parte de la memoria gustativa de la mayoría de los ciudadanos. Del desayuno a la merienda. En cualquier momento puede encajar. Eso sí, mayoritariamente en su versión industrial, que no es la más recomendable nutricionalmente.

En la escuela de cocina La Zarola (c/ San Miguel, 35. 661 668 471) imparten cursos muy variados. También de masas dulces. De algunas de las más conocidas iremos hablando en las próximas semanas, pero la puesta de largo va a ir de la mano de la preparación de dónuts caseros.

Para hacer el agujero hay que presionar en el centro de la masa hasta que tenga dos centímetros.
Para hacer el agujero hay que presionar en el centro de la masa hasta que tenga dos centímetros.
Alejandro Toquero

La profesora Ana Cristina Lahoz tiene claro que “no es una receta complicada”. En general, casi todas las masas dulces llevan los mismos ingredientes en distintas proporciones –leche, huevos, azúcar y mantequilla–, con detalles como que esta última se añada fría o en punto pomada. “Lo peculiar del dónut es que se pueden incorporar aromatizantes como limón, naranja o vainilla”, comenta.

El resultado, se lo pueden imaginar. Estos dónuts artesanales se parecen poco a los industriales. “Es sorprendente lo esponjosa, suave y delicada que está la masa –comenta una de las participantes en el curso–, cuando lo muerdes se deshace en la boca”.

Los dónuts se fríen en aceite de girasol a 190 grados.
Los dónuts se fríen en aceite de girasol a 190 grados.
Alejandro Toquero

“No se asemejan ni en el color, el olor o el sabor, además de que son mucho más sanos nutricionalmente”. De esta forma inicia la charla la profesora. También recomienda a sus alumnos dejarlos enfriar “porque comer las masas calientes no es bueno”. Un consejo, por cierto, que tuvo poco éxito tras concluir la elaboración.

Ana Cristina explica que de un día para otro “aguantan estupendamente”, pero ella sugiere tener en cuenta el siguiente detalle: “Se hace una buena cantidad, pero si no se van a comer todos, es mejor no pasarlos por azúcar una vez fritos. Se dejan enfriar y se pueden congelar, pero insisto, una vez fritos, y envueltos en papel film o en un recipiente hermético”.

Tras freír los dónuts hay que pasarlos a un papel absorbente, aunque apenas cogen aceite.
Tras freír los dónuts hay que pasarlos a un papel absorbente, aunque apenas cogen aceite.
Alejandro Toquero

Receta de dónuts caseros

Ingredientes (20 unidades):

- Un sobre de levadura de panadería, 175 ml. de leche caliente, 170 gr. de harina blanca, 280 gr. de harina de fuerza, una cucharadita de sal, 85 gr. de mantequilla a punto de pomada, 2 huevos batidos, 85 gr. de azúcar, ralladura de un limón, una cucharadita de canela y aceite de girasol.

Por último, se rebozan en azúcar.
Por último, se rebozan en azúcar.
Alejandro Toquero

Elaboración:

- En primer lugar, se prepara la masa esponja o prefermento para reducir el tiempo de fermentación. El objetivo es conseguir una base de masa madre para que queden esponjosos y aireados.

- Se mezcla en un cuenco grande la levadura con la leche caliente hasta que se disuelva. Se incorpora la harina y se cubre con papel film dejando reposar dos horas en un lugar cálido, o hasta que la esponja haya subido, como mínimo, una tercera parte y esté activa, con abundantes burbujas.

Los dónuts caseros son más sanos que los industriales.
Los dónuts caseros son más sanos que los industriales.
Alejandro Toquero

- A continuación, se vierte la harina de fuerza en un cuenco y se añade la esponja y la sal y se amasa bien. Cuando está todo bien mezclado se añade la mantequilla trozo a trozo. Eso sí, hay que esperar a que se integre un trozo antes de poner el siguiente.

- Se incorporan los huevos batidos de una vez, el azúcar, la ralladura de limón y la canela. Amasamos con intervalos de diez minutos de reposo. Hay que seguir amasando hasta conseguir una bola con una textura homogénea y elástica.

- Esta masa se coloca en un cuenco untado ligeramente con aceite. Se cubre con papel film y se deja fermentar dos horas a temperatura ambiente o hasta que haya doblado su volumen.

- Se vuelve a poner la masa sobre la superficie de trabajo espolvoreada con harina y se presiona hasta conseguir un rectángulo. Se divide en 20 partes de igual tamaño formando bolas. Para hacer el agujero se presiona en el centro de cada bola hasta que tenga unos dos centímetros de diámetro.

La masa queda muy esponjosa y en la boca casi se deshace.
La masa queda muy esponjosa y en la boca casi se deshace.
Alejandro Toquero

- Se colocan los dónuts sobre una placa espolvoreada con harina y se cubren con un paño. Los dejamos levar en un lugar cálido 40 o 50 minutos, o hasta que hayan doblado su volumen.

- Se fríen en aceite abundante a 190 grados sin llenar demasiado la sartén. Entre uno y dos minutos por cada cara. Se retiran a un recipiente con papel absorbente y se rebozan calientes en azúcar. Hay que dejarlos enfriar antes de comerlos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión