Despliega el menú
Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

recetas

¿Ya sabes cómo sacarle partido al alimento de moda para desayunar?

La avena está compuesta por carbohidratos de lenta absorción, lo que permite no sólo saciar durante más tiempo, sino aportar la energía necesaria.

unnamed
Es un alimento con un gran valor nutricional muy versátil en la cocina.
Kaiku

Aunque a la mayoría nos gustaría poder disfrutar de una buena ración de los mejores churros a primera hora de la mañana, los beneficios de optar por un desayuno saludable son numerosos. Hacerlo ayuda a conservar la masa muscular, mantiene activo nuestro metabolismo (evitando la acumulación de grasas) y mejora la concentración, entre otras muchas virtudes. Sin embargo, las bondades de esta primera comida, se diluyen a la hora de organizarse: ¿qué se puede tomar que esté bueno, sea rápido de preparar y, además saludable?

Las gachas de avena, también conocidas como ‘porridge’, son ideales para conseguir un desayuno equilibrado, pues, al estar compuesta por carbohidratos de lenta absorción, es una gran saciante y, además, aporta la energía necesaria para afrontar el día. También es una buena fuente de fibra, ideal para reducir el riesgo de enfermedad cardíaca, derrame cerebral y diabetes.

Sin embargo, pese a que este alimento es fácil de consumir y preparar, tomarlo sólo con agua se hace aburrido, siendo un reto para muchos la transformación de la avena en un plato sabroso y diferente cada mañana. Por este motivo, Kaiku Sin Lactosa, comparte tres recetas de gachas de avena para todos los gustos.

Recetas para disfrutar de la avena en el desayuno

Fresas
1

Para los amantes del dulce

Los conocidos como ‘overnight oats’ se han convertido en la solución para aquellos días en los que las mañanas son demasiado cortas. Traducido como ‘gachas durante la noche’, este método sirve para preparar la avena sin que necesite cocción, siendo el único paso necesario el reposo del producto durante algunas horas. Se pueden hacer diferentes versiones, y los ingredientes base (además de los copos de avena) es la leche y/o yogur, puesto que aporta textura y cremosidad a partes iguales a la avena. Como es temporada de fresas, nada como mezclar la avena con el lácteo seleccionado, con esta fruta, una cucharada de semillas de chía, una cucharada de miel y la ralladura y zumo de medio limón en un bote y dejarlo reposar bien tapado.

El aceite de aguacate es considerado un 'superalimento' por sus niveles de antioxidantes y grasas saludables
2

Mejor desayunar salado

El truco de estos desayunos radica en no excederse con la sal y aprovechar el uso de especias como la pimienta o el pimentón. Así, incorporando algunas proteínas saludables, como un huevo poché o un aguacate, aportamos los ácidos grasos imprescindibles para pasar el día. Para preparar un buen desayuno hay que cocer la avena previamente y después añadir el huevo poché, el aguacate, queso rallado y alguna especia adecuada para dar sabor.

El chocolate contiene un gran valor energético.
3

Los clásicos que no falten

Para los más tradicionales, no hay nada como un plato de gachas de avena con leche y miel: el toque justo de dulzor y con lo necesario para preparar un desayuno completo. Esta clásica versión del 'porridge' (hervir el cereal en dicho lácteo) con plátano y miel se acompaña con unos trozos de chocolate negro para elevar el sabor (y rendir más).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión