Economía
Suscríbete por 1€

economía

Créditos ICO covid: "Sin subir los tipos de interés ya hay pymes que no pueden devolverlos"

Los préstamos que han ayudado a autónomos y pequeñas empresas a soportar la pandemia se convierten en una carga para algunos.

Una veintena de locales no tienen actividad en la calle Alfonso.
Una veintena de locales no tienen actividad en la calle Alfonso.
José Miguel Marco

La crisis se prolonga más de lo esperado y los salvavidas que lanzó el Gobierno para ayudar a las pymes a afrontar la pandemia de covid-19 se van desinflando a medida que se suman nuevas incertidumbres como los efectos económicos de la invasión rusa de Ucrania. Además, cada vez se ve más cercana una subida de los tipos de interés, después de que el Banco Central Europeo (BCE) haya avanzado que empezará a retirar estímulos a la economía, como las compras de deuda de los países, en la segunda mitad del año. A esta medida se espera que siga una subida de tipos de interés, aunque "gradual" y sin plazo todavía.

En el actual escenario, con las previsiones de crecimiento ralentizadas por la guerra, el Gobierno se ha visto obligado a prorrogar el periodo de carencia de los préstamos que se concedieron con avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO). Las pymes y autónomos que los pidieron pueden sumar seis meses más de margen antes de empezar a tener que devolver el capital. La mayoría de ellos iban a ver aumentada su cuota a partir de junio. Además, se ha aprobado recientemente una nueva línea de avales públicos de 10.000 millones de euros.

 

Con las líneas especiales de avales por la pandemia, la entidad pública ha financiado alrededor de un millón de operaciones para 619.158 empresas en toda España. Se han avalado 92.743,7 millones de euros, que han permitido "que las empresas hayan recibido 122.173,9 millones de euros de financiación para garantizar su liquidez y cubrir sus necesidades de circulante", indica el último balance del ICO, correspondiente al 31 de marzo de 2022. El 90% eran autónomos y micropymes. En Aragón han utilizado este instrumento de financiación 17.592 empresas, con más de una operación ya que estas se elevan a  29.795. De ellas se han aprobado 2.771,8 millones de euros en avales para conseguir 3.625 millones de financiación. Estos datos suponen el 3% del conjunto de España.

Aún no se han recuperado los ingresos

"La gente cuando pidió el crédito tenía unas expectativas que ahora son diferentes. Lo hizo pensando que iba a haber una reactivación económica, que se acababa la pandemia, pero luego ha visto que pasa un año y que llega una guerra", resume Carmelo Pérez, secretario general de Cepyme Aragón, sobre los dos últimos años de crisis sanitaria. "Sin ni siquiera subir los tipos de interés va a ser un problema importante la devolución de los créditos porque hay pymes que no pueden devolverlos", advierte.

La patronal explica que incluso con la prórroga del Gobierno, la obligación de reintegrar el capital prestado llegará cuando "la actividad no se habrá normalizado todavía y por tanto los ingresos no serán los que eran antes, pero los costes son más altos". De ahí que pese a la ayuda que pueda suponer el periodo de carencia, se trata de "un dinero que al final es un préstamo y hay que devolver. Seguimos estando igual".

"Es un lastre,  un coste más añadido a todo lo que tenemos encima", coincide Miguel Ángel Poveda, presidente de la asociación empresarial de asesores laborales de Aragón (AEAL). Los autónomos y microempresas llevan con preocupación cómo hacer frente a estos créditos, mientras se añaden gastos por el incremento de la factura de la luz o de las materias primas.

Los costes de pymes y autónomos, al igual que los de los ciudadanos, se han visto incrementados en los últimos meses por la escalada de precios del carburante, la energía y la inflación. El Índice de Precios al Consumo (IPC) ya ha alcanzado el 10% en el caso de Aragón, la tercera comunidad en la que más suben los precios. En abril se habría moderado un poco, al menos a nivel nacional, quedando en el 8,4%, según el dato adelantado que no recoge la subida por comunidades. Atendiendo al último barómetro de Cepyme, #LaPymeHabla, la inflación ya ha reducido los márgenes de más de la mitad de las empresas y ha puesto en riesgo la viabilidad del 15%. 

Y la actividad económica no lleva camino de recuperarse rápidamente, como se esperaba a la salida de la pandemia, antes de la desestabilización del mercado energético y económico en general causado por la guerra en Ucrania. A ello, desde Cepyme se suma la falta de suministros que sufren sectores como la industria. "Ahora todas las percepciones que tenemos de las empresas es que hay pedidos, pero tienen la incertidumbre de no saber si esos pedidos se van a mantener y aunque haya que repercutir precios no hay suministros ni personal especialista suficiente", lamenta Pérez. Sigue faltando mano de obra en puestos para la construcción, el transporte o la tecnología. Las pymes se preguntan: "¿Voy a tener material y a un precio adecuado ? Y, ¿personal?".

Priorizar pagos

El secretario de Cepyme Aragón recuerda que la patronal estimó que a nivel nacional un 20% de las pymes no podrá hacer frente a la devolución del dinero. Si el momento de devolver llega sin recuperar ingresos, la pyme o autónomo "tendrá que priorizar de los pocos ingresos que tenga a quién paga primero", augura. Sobre todo, si se materializa la subida de tipos de interés que se espera. En esa disyuntiva, considera que el dinero del que disponga  la pyme lo destinará "a lo que le permita seguir abriendo su negocio", por lo que en ese escenario se podrían empezar a producir retrasos en los pagos al banco, con el riesgo que esto supone de que termine en embargo. "Si no tienes que pagar, tienes que cerrar".

Considera que "las pymes sufren más porque tienen menos músculo financiero" ya que "una gran empresa tiene más capacidades de tener aguante financiero". Esto hace que resista peor los imprevistos. El Banco de España ha alertado este miércoles del riesgo de aumento de impagos, en general, por la crisis, pero en lo que afecta directamente al Estado por actuar como avalista a través del ICO de estos préstamos covid. En su último Informe de Estabilidad Financiera señala que el 3,5% de estos créditos ya se han calificado como "dudosos", porque se han empezado a registrar retrasos en el pago.

Para afrontar la actual situación, entre los principales obstáculos se encuentra la incertidumbre. "Al estallar la guerra hay problemas sobrevenidos", reconocen desde CEOE, con más subidas de costes. El conflicto "no sabemos cuándo va a acabar". Ahora se une una posible expansión de la ofensiva rusa en una zona hasta ahora desconocida, Transistia, región separatista de Moldavia.  

Pese a las dificultades, Pérez asegura que "normalmente la pyme aguanta siempre hasta el último minuto". Poveda reconoce que la prórroga del periodo de carencia de los ICO "alivia", ya que "al fin y al cabo son seis meses más de respiro". Sin embargo se muestra prudente porque habrá que ver "cómo están las cosas dentro de seis meses".

Ante la situación actual, Pérez pide que se consigan "grandes pactos de país, en los que todo el mundo renuncie a algo para el bien colectivo porque si no el país no lo soportará". Entre los primeros hace referencia al Acuerdo para la Negociación Colectiva (ANC), entre patronal y sindicatos, que tiene que servir de base para cuestiones como las subidas salariales, para las que las patronales vienen pidiendo moderación.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión