Economía
Suscríbete

economía

La factura de la luz en las empresas: "Perdemos competitividad y si no eres competitivo no creas empleo"

Las compañías aragonesas alertan de los efectos que está teniendo la escalada de precios de la energía, unida al encarecimiento de las materias primas, los fletes y la falta de suministros. 

Alfonso Biel, presidente de Sphere.
Alfonso Biel, presidente de Sphere, en las obras de las nuevas instalaciones del grupo en Pedrola.
HA

Los preciosS de la electricidad siguen marcando récords, pese a las bajadas experimentadas en el pasado puente, por el descenso de la demanda en las empresas en los días festivos. Estas empiezan a dar un paso al frente para alertar del daño que está causando la escalada de costes en sus previsiones. Patronales como la del metal zaragozano (FEMZ) han presentado incluso un frente común con los sindicatos (UGT y CC. OO.) para pedir medidas a nivel europeo que controlen los precios y ayuden a las compañías a afrontar la crisis energética, a la que se suma la de falta de suministros, el encarecimiento de las materias primas y del transporte internacional.

Para los consumidores, las consecuencias se han empezado a sentir en la subida de la inflación, que ha llevado al índice de precios al consumo (IPC) hasta el 5%, en la falta de algunos productos y se esperan en el empleo, donde empresas y sindicatos vienen planteando la posibilidad de que se permitan expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) por la subida de la luz, con ventajas similares a los covid. Ya los ha habido por la escasez de componentes en la industria, como el de días sueltos que aplica hasta final de año en la automoción la planta de PSA Stellantis en Figueruelas, y muchas de sus auxiliares. En una encuesta presentada la semana pasada por FEMZ, el 59% de las industrias del metal ha asegurado que tendrá que repercutir la subida del precio de la luz incrementando precios.

Situación "muy complicada"

"Perdemos competitividad, que es lo más importante que puede tener un país, y si no eres competitivo no creas empleo", alerta Alfonso Biel, presidente del fabricante de bolsas y films biodegradables zaragozano, inmerso en el  traslado de Utebo a las nuevas instalaciones en Pedrola, más del doble que las actuales. La compañía tiene 280 trabajadores y con su mudanza espera crear una veintena de puestos. Recuerda que para las compañías los costes más importantes son, además de las nóminas de la plantilla, las materias primas y la energía. Estas dos últimas llevan encareciéndose los últimos meses, sin que se vean síntomas de agotamiento, lo que deja a las compañías en una situación "muy complicada", afirma.

Biel calcula que la factura de la luz de la compañía ha subido un 50% en septiembre. "Jamás hubiese pensado que fuese a llegar esta situación", confiesa, entre la indignación y la impotencia. Las compañías tienen poco margen para repercutir el precio y eso "nos va a llevar un tiempo". Se buscan otras vías pero no son suficientes. El nuevo complejo productivo, casi terminado y que ha supuesto una inversión de 32 millones de euros, contará con más medidas de ahorro energético. "Hemos querido ser más eficientes en costes en todos los sentidos", explica, pero reconoce que "cuando viene un 'tsunami' como este, no te solucionan". 

"Cualquier producto, si no se fabrica en Europa, no hay barcos para embarcarlo"

Y los costes empeoran porque se han "juntado" muchos factores "negativos". Actualmente, "cualquier producto, si no se fabrica en Europa, no hay barcos para embarcarlo", afirma sobre el atasco en la logística. En el caso del fabricante de bolsas para supermercados y gran distribución, el problema se centra en el encarecimiento de los plásticos, cuyo precio casi se ha doblado, con subidas "alrededor de un 80% ó un 100%", calcula.

Además, traer un contenedor en barco ha pasado de costar unos 1.500 dólares (1.300 euros) a 12.000 dólares (10.400 euros). Transforman unas 3.000 toneladas de plástico al mes. Entre las previsiones del sector, del que es vicepresidente de asociación nacional de industrias del sector (ANAIP) y presidente de la Asociación de bioplásticos, calcula que la situación se mantendrá hasta bien entrado 2022.

Eficiencia energética

Desde institutos de investigación como el CIRCE (Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos) trabajan con las empresas para que "su consumo sea el mínimo posible", explica Yassine Rqiq, técnico del centro aragonés, pero los proyectos llevan un tiempo. En épocas como la actual, confiesa que aumenta le interés de las compañías, sobre todo, las que tienen grandes consumos de energía, las electrointensivas. "La energía es uno de los ejes importantes para mejorar la competitividad. Siempre hay interés por este tipo de acciones, pero más si suben los precios", reconoce.

Reconoce que el potencial de ahorro varía mucho de un sector a otro y dentro del mismo según "el estado en que esté la empresa, si ya ha realizado alguna medida", añade. Pueden oscilar "desde el 5% al 35%". Todo empieza con una auditoría energética y una vez implantadas las medidas, la monitorización posterior va "generando datos con el tiempo con los que puedes conseguir más ahorros", asegura. Con sus planes ayudan a las compañías a integrar sistemas de gestión energética para lograr la certificación ISO:50001.

"Pesábamos que pasaba lo peor y va a resultar que lo duro parece que está por venir"
Trabajadores en los hornos de Ebroacero en Zaragoza.
Trabajadores en los hornos de Ebroacero en Zaragoza.
HA

Entre los proyectos energéticos de los últimos años, que han empezado a ver sus frutos ahora, se encuentra el de la planta de la fundición Ebroacero en Zaragoza, donde acaban de mejorar la eficiencia de sus hornos. Desde la compañía reconocen que las medidas recién presentadas se incluyen en un plan estratégico previo a la escalada de precios, que ahora serán una ayuda. Sin embargo, los ahorros se quedan cortos para absorber la subida de precios, aunque, de momento, tienen en vigor el último contrato firmado con su compañía eléctrica con una tarifa fija, anterior a la escalada, cuya renovación renegocian ahora.

"Somos muy dependientes del coste de la energía, supone un costo muy elevado", explica Alberto Baños, adjunto a la dirección. Desde siempre adaptan sus horas de fundición, en las que más energía eléctrica consumen, a las de madrugada donde hay menos demanda y baja el precio. "Los hornos se encienden las 3.00", pone como ejemplo. Para los que funcionan con gas hay menos opciones porque trabajan más horas.

"Compito con franceses y alemanes y allí la electricidad a nivel industrial está a la mitad o una tercera parte"

"Nuestros cálculos, si tuviéramos que pagar a precio que está ahora el coste tan elevado, nos dejaría en una situación muy complicada", afirma el directivo. Con el actual vaivén de precios de la energía, las materias primas y el transporte les resulta difícil hacer una previsión de coste en sus presupuestos con potenciales clientes, ya que se trata de proyectos a largo plazo. Califica de "terrorífico" el cuello de botella en el transporte, que tarda cuatro meses en vez de uno. De sus instalaciones salen piezas grandes de fundición de hasta 17 toneladas.

 Además, repercutir el incremento de costes les haría perder competitividad. "Compito con franceses y alemanes y allí la electricidad a nivel industrial está a la mitad o una tercera parte", cuenta. 

Augura que la situación actual puede tener efectos más perjudiciales que la propia crisis por la covid-19. "Pesábamos que pasaba lo peor y va a resultar que lo duro parece que está por venir", teme. La pandemia solo les obligó a cerrar "lo justo" y la carga de trabajo no les falta para sus 95 empleados. Empresas electrointensivas como la oscenese Ferroatlántica ya han programado paros productivos, pero la zaragozana lo ve como "última opción" porque tiene trabajo.

De momento, lo que ha parado de forma preventiva ha sido alguna inversión  que tenían prevista en su plan estratégico. "¿Y si invierto ahora y luego no tengo para pagar la factura de la luz?", se plantea, aunque con la confianza de poder afrontar la actual espiral de costes tras sus 60 años de historia, durante los que ya han  vivido muchas crisis económicas.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión