SD Huesca
Suscríbete

sd huesca

La SD Huesca se desangra en defensa

Los azulgranas, el conjunto menos goleado de la primera vuelta, han recibido en las últimas nueve jornadas 14 tantos, los que más con el Albacete y el Extremadura.

Álvaro salta para tratar de atrapar un balón, en el partido con el Extremadura.
Álvaro salta para tratar de atrapar un balón, en el partido con el Extremadura.
Verónica Lacasa

De cerrar la primera vuelta como el conjunto menos goleado de Segunda División, a ser en las últimas nueve jornadas el que más encaja, empatado con el Extremadura y el Albacete. La pérdida de la fortaleza defensiva, una de las banderas distintivas de la SD Huesca de Míchel Sánchez, explica entre otros aspectos el frenazo sufrido por los azulgranas y, como no podía ser de otro modo, es una de las circunstancias que más preocupan al técnico madrileño. «No conseguimos cerrar la portería y si vamos a necesitar tres goles para ganar los partidos, se nos va a hacer cuesta arriba», reconoció el sábado tras el empate a dos con el Extremadura.

Ese partido supuso el tercero consecutivo en el que los altoaragoneses encajaban dos tantos dentro de un segmento de competición en el que tan solo han sumado cuatro de los nueve puntos posibles. Además de las tablas con los de Almendralejo, vencieron al Almería (3-2) y cayeron con el Rayo (2-0). En los 27 compromisos anteriores solo habían recibido dos goles o más en un mismo encuentro en cinco ocasiones.

Hasta que el curso llegó al parón navideño, la SD Huesca llevaba lamentadas 18 dianas, lo que le otorgaba una media de 0,8 por compromiso. Además, en nueve ocasiones había dejado su meta inmaculada. El logro, al que Míchel daba gran relevancia, no se ha vuelto a repetir desde el 0-2 de la visita al Alcorcón hace ya doce jornadas.

Ahora, en lo que se lleva consumido de la segunda parte de la campaña, Álvaro ha tenido que sacar 14 veces el balón de su red. Es decir, 1,5 por choque. Ha dado igual la entidad o el estado de forma del rival, todos han conseguido encontrar el camino hacia la meta oscense. Según las estadísticas de la Liga, el Huesca ha pasado de recibir 9,9 remates por careo hasta la jornada 21, a 12,2 en el tramo comprendido entre la 22 y la 30. El polémico cruce con el Rayo marca hasta la fecha el tope con 22 intentos de los vallecanos.

En los nueve primeros cruces del ejercicio, aunque los rivales no fueron los mismos que ahora al ser el calendario asimétrico, el balance fue de cinco goles en contra. Entonces se recolectaron quince puntos.

El conjunto de Míchel ya no domina tanto y sufre especialmente en los momentos finales de los partidos. Cinco de los 14 últimos goles en contra han llegado entre el minuto 75 y el descuento. El último, obra de Alegría para el Extremadura en el 88’ implicó el 2-2 del sábado. De hecho, de esta misma manera los azulgranas han visto como se les escapaban siete puntos.

Además de la última igualada, también se quedaron sin prácticamente posibilidad de reacción en los 1-1 firmados en las visitas al Elche y al Oviedo, y en el 1-0 en Gerona. En estos tres casos, de no haberse producido el mazazo final, la meta hubiese quedado a cero.

Tampoco ha ayudado los problemas físicos sufridos en la defensa, que unidos a las sanciones por acumulación de amarillas, han hecho que los cuatro centrales, Pulido, Sá, Insua y Datkovic, junto a los laterales izquierdos Luisinho y Galán se hayan perdido algún partido haciendo difícil la estabilidad en la zaga. Solo los laterales derechos, Miguelón y Pedro López, han estado siempre disponibles.

Más allá de la solidez atrás, los números globales de la SD Huesca no están siendo los mejores. Aunque se mantiene cuarta, a cinco puntos del ascenso directo, lo cierto es que en nueve jornadas únicamente ha logrado doce puntos, cosecha que de haber empezado la campaña ahora, no le serviría para entrar en el ‘play off’. El sábado llega el Fuenlabrada a El Alcoraz (18.15). La victoria es más que necesaria. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión