Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La SD Huesca, un equipo sólido atrás y con el dominio del centro del campo

Los oscenses dominan la Segunda División en varias facetas como la defensiva y la de los pases.

Partido de la SD Huesca contra el Málaga
Partido de la SD Huesca contra el Málaga
Pablo Segura

Fieles a un estilo irrenunciable y puesto en práctica desde el primer amistoso del verano en Calahorra independientemente de las piezas disponibles. Dominando la posesión, destruyendo las líneas de pase del rival y manteniéndose sólidos atrás. La SD Huesca ha alcanzado la décima jornada de Segunda División situada en la tercera posición, una altura que supera el séptimo puesto de la campaña del ascenso a Primera División y que reafirma el arranque de los azulgranas como el mejor de su historia desde la llegada al fútbol profesional.

Ahora mismo, con casi un cuarto del calendario completado, suma 18 puntos, los mismos que el Almería, segundo, aunque a siete del líder, el Cádiz. Con Rubi la cosecha era de 16 y echando la vista más hacia atrás, aparecen 14 en la 2016-17, en la 2014-15 y en la 2008-09.

A este momento se ha llegado tras una semana exigente para los de Míchel Sánchez. Comenzó el 28 de septiembre con la visita a El Alcoraz de otro recién ascendido, el Girona, al que los oscenses superaron con solvencia (1-0), el miércoles siguiente cayeron en el Ramón de Carranza después de no encontrar el camino hacia el gol y de que los gaditanos no desaprovechasen un regalo visitante (0-1) y culminó el domingo con el 2-0 sobre el Málaga en una combinación entre el buen hacer de los altoaragoneses y los desatinos de los andaluces, un rival en puestos de descenso, pero que dejó una imagen mucho más pobre de la que venía mostrando en sus anteriores compromisos.

Comparando su trayectoria con la de los otros dos recién descendidos, el Huesca está resultando mucho más regular que el Girona y el Rayo. Los oscenses han pasado ocho de las diez jornadas entre los seis primeros clasificados, aquellos con derecho a pelear por el ascenso, algo que los otros dos solo han vivido en dos ocasiones y con la sexta plaza como cota máxima. La saborearon los madrileños entre las citas quinta y sexta de la liga, pero una racha de cinco empates consecutivos les han dejado décimos. Mientras los catalanes se vieron integrando el ‘play off’ tras su cuarto compromiso liguero, cayeron hasta la 14ª posición y regresaron a la zona noble el pasado fin de semana gracias a un 0-3 con el Racing, conjunto que acudirá a ElAlcoraz el próximo domingo.

Hay varios aspectos por los que destaca la SDHuesca, quizá el más llamativo sea el de los goles encajados. Solo ha recibido cinco, tres menos que el Cádiz, el Fuenlabrada y el Real Zaragoza, los tres que le siguen en ese listado. En total, ha dejado la portería a cero en la mitad de sus encuentros, aspecto al que Míchel otorga una gran importancia. En cuatro de ellos se situó bajo los palos Álvaro Fernández y en uno, frente al Sporting, estuvo Yáñez. La media de remates que recibe es de 10,2, la cuarta mejor. De entre los seis primeros solo Fuenlabrada y Cádiz permiten a sus contrincantes probar fortuna sobre sus porterías menos veces, 8,5 y 9,9, respectivamente.

Por término medio, los azulgranas disfrutan del 57,4% de las posesión en los partidos. Son el equipo que ha dado más pases, 4.510, con un 83% de acierto. Las cifras no son de extrañar, sino que, al contrario, se ajustan a la perfección a lo que quiere Míchel, técnico que sitúa en el centro del campo la dovela clave de su juego.

No en vano, seis de los nueve goles que ha logrado la SDHuesca han llevado la firma de jugadores de segunda línea. Otros dos los ha conseguido el central Pulido y solo uno un delantero, Okazaki.

Esta falta de pegada es uno de los puntos a implementar. El técnico ya lo ha reconocido y de hecho, ante el Málaga, por segunda vez en lo que va de curso, tras el 3-1 con el Deportivo, se consiguió más de una diana. En estos momentos está realizando 11,4 disparos, el noveno que más.

Etiquetas
Comentarios