Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La SD Huesca se agarra a la zona alta

La victoria ante el Málaga (2-0) sitúa a los azulgranas con los mismos puntos que el Almería y al acecho del intratable Cádiz después de las diez primeras jornadas del campeonato de Segunda División.

Igual que a los gobiernos se les otorgan cien días de gracia, los campeonatos de fútbol empiezan a definirse a partir de la décima jornada. Nada es definitivo, ni mucho menos, pero las piezas empiezan a situarse en el tablero, comienzan a vislumbrarse tendencias y a fijarse posiciones. La Sociedad Deportiva Huesca se mueve, no es una foto fija, y ya es tercera en la clasificación general. Ha alcanzado a un Almería que hasta hace cuatro ratos parecía disparado a Primera y solo suma más puntos el intratable Cádiz que este domingo se ha impuesto en La Romareda y la pasada semana a los azulgranas.

El Huesca se mueve porque el técnico Míchel Sánchez lo hace, no es un entrenador atado a una idea futbolística ni impermeable a los matices. La primera parte contra el Málaga da fe de ello. El Huesca ha atacado más y mejor, que es lo que se pedía, y no ha dado opción a los andaluces a dar el primer golpe, lo que también se demandaba. Más atinado en las combinaciones, con un último pase eléctrico y solidario, el orden colectivo ha sostenido la calidad individual. Dos goles de Pulido, el primero anulado por fuera de juego, otro de Okazaki que ha corrido la misma suerte y el válido de Juan Carlos… El cuadro de la Costa del Sol ha sido desarbolado por una escuadra que, tras diez jornadas, ha ganado seis partidos y luce una pinta estupenda.

Los de Míchel, en superioridad numérica y habiendo desaprovechado una pena máxima, tampoco han dejado que el Málaga se hiciera ilusiones en la segunda mitad. Ha sido un tramo que tendió al aburrimiento pero nunca peligroso. Al menos, no se reprodujeron situaciones como las vividas y sufridas ante Deportivo, Sporting y Girona. Aprender a ganar es casi tan importante como no perder.

La contundencia de los azulgranas ha mermado a un Málaga que, tras una concentración de varios días en Sabiñánigo, estaba deseando regresar a casa desde mucho antes del pitido final y sigue adherido a los puestos de descenso. Aumenta la lista de goleadores y a los dos tantos de un Dani Raba de quien se espera una inmediata reaparición se suman con el mismo bagaje Pulido y Juan Carlos. Los oscenses evitan asimismo con estos tres puntos el considerable atasco que ya se empieza a formar en la zona media alta y que queda atrás.

Etiquetas
Comentarios