Despliega el menú
SD Huesca

Cuatro fichajes más para cerrar la plantilla del Huesca

El equipo azulgrana cuenta con 21 fichas tras las llegadas de Musto, Semedo e Insúa y busca portero, central y dos extremos

Leo Franco se dirige a sus futbolistas durante el entrenamiento del pasado viernes en el Montearagón.
Leo Franco se dirige a sus futbolistas durante el entrenamiento del pasado viernes en el Montearagón.
Rafael Gobantes

La Sociedad Deportiva Huesca le ha dado esta semana un impulso casi definitivo a la confección de la plantilla con las llegadas de un mediocampista, Damián Musto, y de los centrales Rubén Semedo y Pablo Insúa. Con ellos, el equipo azulgrana suma 21 efectivos y dispone de seis semanas más de mercado para concretar las posiciones anheladas. Se buscan cuatro fichajes más: un portero, otro central y dos extremos.

Con estas piezas se cubrirá el cupo de 25 fichas que permite la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y que el Huesca pretende exprimir. Leo Franco quiere una plantilla larga y, de momento, tiene a sus órdenes a 23 futbolistas; dos de ellos, el portero Ander Bardají y el mediapunta Jonathan Toro, saldrán cedidos pese a que están llevando a cabo el mismo programa de pretemporada que los que permanecerán. Así, el técnico argentino dispone de 21 jugadores y esta cifra puede aumentar en los próximos días.

Uno de los nombres que se persiguen es el de Javi Galán, zurdo que actúa tanto en defensa como en ataque y lleva dos campañas destacando en el Córdoba, a donde lo incorporó Emilio Vega cuando era el director deportivo de los blanquiverdes. Conjuntos como Espanyol o Eibar también lo han tanteado y los informes indican su idoneidad para el reto de Primera División. Mientras, el club sigue atento a la situación de Mikel Rico en el Athletic de Bilbao o de Darwin Machis en el Udinese.

El Huesca ha realizado hasta la fecha diez incorporaciones, cinco en propiedad y las otras cinco en forma de cesiones. El portero Axel Werner; los defensas Jorge Miramón, Luisinho Correia, Rubén Semedo y Pablo Insúa; los centrocampistas Eugeni Valderrama y Damián Musto y el delantero Samuele Longo componen el cuadro de caras nuevas.

A ellos se suman Cucho Hernández y Chimy Ávila, a los que se puede considerar ‘incorporados’ después de que se renovasen los respectivos acuerdos de préstamo con Watford y San Lorenzo. También están cedidos Werner (Atlético de Madrid), Semedo (Villarreal), Insúa (Schalke 04), Longo (Inter de Milán), Moi Gómez (Sporting de Gijón) y Musto (Tijuana, con opción de compra).

Ocho de los 21 jugadores pertenecen a otros clubes, y el Huesca entiende que esta fórmula permite elevar el nivel del plantel de un modo que resultaría inviable si se tratase de adquirir futbolistas a unos precios prohibitivos para las posibilidades de un equipo recién ascendido. Además, se trata de acuerdos cerrados con clubes de envergadura nacionales y europeos que evidencian que el aragonés es un club bien relacionado en la elite.

Las cinco novedades en propiedad son Miramón, Luisinho, Eugeni, Jonathan Toro y Dani Escriche. Los tres primeros seguirán trabajando con Leo Franco y los otros dos saldrán cedidos. Escriche ni siquiera ha sido presentado en la capital oscense porque continuará un año más en el Lugo, donde despuntó el curso pasado. Son apuestas de futuro. El hondureño ha firmado hasta 2021, como Eugeni, y el castellonense hasta 2022. Los azulgranas quieren contar con una base propia y de nivel que vaya aumentando con el tiempo. Miramón se ha comprometido por una temporada y Luisinho por dos.

El Huesca ha cubierto asimismo el cupo de extracomunitarios que permite la LFP; son tres (Axel Werner, Cucho y Chimy), puesto que el argentino Musto cuenta con pasaporte italiano y el hondureño Toro no será inscrito. El portero se encuentra tramitando la doble nacionalidad italo-argentina.

Ocho jugadores terminan contrato en 2019

La base de futbolistas con la que el Huesca debutará en Primera División termina contrato con el club azulgrana el 30 de junio de 2019. Hay ocho jugadores cedidos y otros ocho a los que resta un año de vinculación. Estos últimos son Roberto Santamaría, Carlos Akapo, Jorge Miramón, Jorge Pulido, Rajko Brezancic, Juan Aguilera, Lluís Sastre y Juanjo Camacho.

De los fichajes en propiedad, solo Miramón rubricó su acuerdo hasta el final de la temporada 2018-19; Luisinho llega por dos cursos, Eugeni Valderrama y Jonathan Toro por tres y Dani Escriche por cuatro. Por su parte, Melero, Gallar y Ferreiro serán futbolistas del Huesca hasta junio de 2020.

Los dos capitanes, Camacho y Melero, se entrenan con normalidad. Del zaragozano ya dijo Leo Franco que era «un futbolista más de la plantilla y que está trabajando de una manera excelente, como el resto». De Melero, y tras el amago que realizó el Getafe para hacerse con sus servicios y el interés de más clubes, no se asegura todavía que vaya a ser jugador azulgrana el día 31 de agosto, cuando se cierre el mercado.

Etiquetas
Comentarios