Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

La gran oportunidad

El Zaragoza ya es segundo y, si vence al Mirandés, se ubicará a dos puntos del liderato tras perder el Cádiz. El inicio de 2020, con números de ascenso directo, catapulta a los aragoneses a las puertas de Primera.

PARTIDO DE LIGA ELCHE - REAL ZARAGOZA / 15/02/2020/ FOTO : JOAQUIN DE HARO - LOF
Raúl Guti festeja junto a Luis Suárez el 1-2 en el Martínez Valero de Elche.
jOAQUIN DE HARORODRIGUEZ

El Real Zaragoza es un cohete. Un meteorito que domina con mano de hierro la Segunda División, especialmente desde que el calendario despegara sus últimas hojas del 2019 y diera paso a las nuevas del 2020. En el presente año, desde el 1 de enero, los aragoneses han disputado seis jornadas, con un sobresaliente bagaje de cuatro triunfos (Sporting, Las Palmas, Numancia y Elche) y dos empates (Cádiz y Fuenlabrada) que han catapultado al equipo –con un partido menos que el resto– a la segunda posición de la tabla. Su escalada parece, hoy por hoy, imparable. No hay nadie que sea capaz de hacerle frente y, en este periodo alcista de resultados, en solo mes y medio, le ha metido, por ejemplo, seis puntos al Cádiz, siete al Almería, cuatro al Huesca, ocho al Numancia, once al Fuenlabrada...

Ahora, el Zaragoza le saca ya un punto al Almería y al Huesca –tercero y cuarto–, nueve al Numancia, séptimo –barrera del ‘play off’– y, además, está a solo cinco del líder Cádiz, que ayer perdió 0-1 en su estadio con el Málaga. A 17 de febrero, la oportunidad que tiene por delante el Real Zaragoza es tremenda: su armazón competitivo le permite vislumbrar, a la vuelta de la esquina, el retorno a la Primera División. Tiene argumentos competitivos de sobra para ello. Sus números hablan de un conjunto potente en ataque –con 38 goles a favor es el segundo mejor de la liga– y en defensa –con 26 en contra, también es el segundo más seguro de la categoría–. Palabras mayores. Guarismos que le sitúan en condiciones de pelear, sin titubeos, por el ascenso a la élite.

Un objetivo al que podría acercarse, un peldaño más, pasado mañana en Anduva frente al Mirandés (21.00/Gol). Si el conjunto que prepara Víctor Fernández sale de nuevo triunfante en Miranda de Ebro, además de multiplicar su moral deportiva, se ubicará a tan solo dos puntos del Cádiz, le meterá una renta de cuatro al Almería y al Huesca y, cuidado, se distanciará ya en doce puntos del Numancia, el séptimo clasificado, el que marca la barrera con la Promoción de ascenso. Que hoy parezca un premio menor disputar el ‘play off’, que la mira única sea el ascenso directo, es el resumen perfecto del vigente momento de forma que atraviesa el Zaragoza. Pensar en la Promoción como una simple consolación, sintetiza perfectamente y de forma muy gráfica lo que es hoy por hoy el Zaragoza, que actualmente solo contempla la vía del ascenso directo como la válida para retornar a Primera.

Un candado en defensa

Y el motivo es sencillo: Víctor Fernández ha edificado un vestuario sólido, con cimientos estables y piel camaleónica. La plantilla sabe cuál es el mejor modo de afrontar cada jornada y se adapta a lo que demanda cada situación. A días le toca tener el balón y ser protagonista. Otros mata a su rival a la contra. En otras ocasiones aguarda el fallo del adversario de turno para sacar réditos en ataque. Pero siempre, siempre, el Zaragoza es un equipo con unas garantías competitivas muy por encima de la mínima. Un detalle que es diferencial en Segunda División y al que se accede, ni más ni menos, a través de la seguridad defensiva. Es mucho más fácil ascender a Primera División teniendo en el equipo al Zamora –el portero menos goleado– que con el Pichichi –el máximo artillero–. Experiencia, en este sentido, tiene el Zaragoza de temporadas precedentes...

Y por ahí, en esta línea, ha ido la evolución del equipo en este sobresaliente 2020: solo ha recibido dos goles en seis jornadas y solo uno de ellos ha sido en jugada (el otro fue de penalti, de Álex Fernández en Cádiz). Nadie ha defendido tan bien como el Zaragoza en este 2020. Ni en Segunda.... ni en Primera. Cristian Álvarez está en su versión más mágica. El Yamiq ha caído de pie en el centro de la zaga y ha dado un plus de seguridad en el juego aéreo. Vigaray es un candado: con él jugando los 90 minutos, el Zaragoza solo ha perdido un partido... ante el Albacete en noviembre y de forma bastante inmerecida. Nieto suelda con regularidad y seguridad su banda izquierda. Atienza y Guitián se encuentran en un notable momento de confianza. Clemente espera su oportunidad, ya sea como central o en el lateral izquierdo... Víctor Fernández tiene a todo su sistema defensivo rindiendo a un nivel cercano al óptimo y eso, en Segunda, siempre es sinónimo de salir disparado en la tabla. Precisamente lo que está haciendo el Real Zaragoza, que está ahora ante su gran oportunidad.

Etiquetas
Comentarios