Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

"Visualizar el ascenso es muy importante, saber lo que nos queda, lo que hace falta"

Cristian Álvarez, el carismático portero del Real Zaragoza, describe el positivo ambiente que impregna el vestuario y sugiere osadía ante el ascenso.

Cristian Álvarez, en el entrenamiento.
Cristian Álvarez, en el entrenamiento.
Toni Galán

Habla Cristian Álvarez y todo el mundo calla. El número 1, tanto en el ordinal de la alineación del Real Zaragoza como en el grado de influencia en infinidad de marcadores favorables desde su crucial posición de portero, de especialista decisivo en la única posición en el campo que es radicalmente diferente a todas las demás, fue este jueves el portavoz del vestuario. De un vestuario elevado en ánimos, en autoestima, en orgullo desde hace muchas semanas. Y el argentino, como siempre, dejó mensajes sustanciosos. 

"Hay muchísima ilusión en el grupo por jugar este sábado contra el Fuenlabrada. Enormes ganas de seguir en nuestra buena dinámica de resultados, de seguir estando arriba. Mucha ilusión", se arrancó el sudamericano en su descripción del ambiente que se vive en la plantilla a 48 horas de volver a pisar el mágico césped de La Romareda, este sábado a las 21.00. 

La confianza entre los futbolistas es superlativa. La seducción por jugar como locales, ante una caliente y comprensiva afición, envuelve el sentir del grupo. Lejos quedan aquellos tiempos de temores, de miedos, de piernas flojas en muchos futbolistas cuando había que acometer un duelo de liga en La Romareda. 

Cristian Álvarez introduce el valor del choque ante los fuenlabreños en la rutina. Nada de valores añadidos que solo pueden despistar. No quiere ni siquiera recordar la derrota por 2-1 en la primera vuelta, en uno de los tres únicos patinazos del Real Zaragoza fuera de su campo en más de media liga. "Son tres puntos importantísimos, sin más. No hay ánimo de revancha por lo ocurrido allí en la primera vuelta. Yo, personalmente, no recuerdo aquel partido. Sí me acuerdo cómo juegan, sé los peligros que tienen. Por ahí va la cosa. No por la revancha", señala el portero. 

La sensación de sosiego mental, de fortaleza como equipo en simbiosis con el graderío, es un plus de confianza ante cualquier partido en casa. "Nos hemos convertido en un equipo con una mentalidad muy ganadora. Se siente esa confianza cuando uno entra en el campo cada fin de semana. Por eso, se observa que los partidos, por difíciles que sean, se van resolviendo a favor nuestro día a día. Tenemos que ser capaces de sostener esto durante los últimos meses de competición, los decisivos", describe Álvarez rotundamente. 

Y, en su análisis puntual de la realidad zaragocista a 6 de febrero, Cristian lanza un mensaje atrevido, que rompa todos los complejos y posiciones a la defensiva en todos los entornos del club que vienen de lejos y que, tácitamente, venían prohibiendo subliminalmente hablar de 'ascenso' o de 'Primera División' en años anteriores. Álvarez considera que es mejor todo lo contrario.

"Es muy importante visualizar el ascenso. Es bueno ser consciente de lo que nos queda por jugar, la cantidad de partidos, los puntos que faltan; saber que hay que ganar los ocho de casa, todos los que restan; que es fundamental ir sumando de 3 en 3 los fines de semana. Esto es lo que nos va a llevar a, ojalá, disfrutar y vivir un momento inolvidable en junio", dejó como frase de cabecera Cristian Álvarez. 

Etiquetas
Comentarios