Despliega el menú
Fútbol

fútbol

Tebas fija el último fin de semana de junio como límite para reanudar la competición

El presidente de la LFP en una reunión con los clubes insistió en su idea de concluir la temporada, pero no dio por hecho pueda llevarse a término.

Asamblea extraordinaria de la LFP, celebrada en agosto de 2019.
Asamblea extraordinaria de la LFP, celebrada en agosto de 2019.
LFP

El Real Zaragoza y la SD Huesca continúan a la expectativa. Los dos clubes aragoneses participaron este lunes en la reunión telemática que el presidente de La Liga, Javier Tebas, mantuvo en dos sesiones diferenciadas con las juntas de Primera y Segunda División para tratar principalmente los dos temas que más vienen preocupando al mundo del fútbol desde que la pandemia de coronavirus forzó a la situación actual de suspensión de la competición: la reanudación o no de la temporada y las medidas económicas a tomar para paliar la paralización. Respecto a lo primero, la opción de que el curso quede cancelado sigue sin descartarse de forma rotunda e incluso se fija el último fin de semana de junio como el momento límite para que el balón ruede de nuevo. Sobre lo segundo, La Liga reincidió en que apoyará todos los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) que se presenten y, en el caso de las reducciones de salarios, se abogó porque sea cada club el que negocie con sus jugadores.

A pesar de que en los últimos días se había señalado mediados mayo como el momento en el que la competición volvería a poner en marcha y que incluso había voces optimistas que se habían atrevido a fijar ese momento a finales de abril, lo cierto es que la evolución de los acontecimientos hace que ahora mismo se vea más plausible que el punto de partida se sitúe en junio; llevarlo más allá de los días 27 o 28 de ese mes se considera inviable. Jugar a partir de entonces obligaría forzosamente a tener que completar la liga en verano, circunstancia que facilitó el aplazamiento de la próxima Eurocopa al año que viene y que necesitaría de una moratoria de la FIFA para que los contratos y las cesiones que debían acabar en el presente ejercicio se puedan prolongar de forma automática más allá del 30 de junio.

El hecho de comenzar a disputar partidos oficiales en junio facilitaría además la preparación de los futbolistas para la vuelta a la actividad. El mes que, al menos, van a tener que mantenerse confinados en cumplimiento del estado de alarman, vigente hasta el 12 de abril, hará que necesiten de una pretemporada posterior, aunque sea en versión reducida, para ponerse a tono aún a pesar de que todos los equipos están facilitando a sus jugadores planes de entrenamiento en casa. De hecho, son varios los preparadores físicos que han alertado de que la combinación de la inactividad actual con la futura rápida sucesión de partidos podría acarrear toda una plaga de lesiones musculares. Con once jornadas aún pendientes en Segunda División, más el ‘play off’ de ascenso, es casi seguro que se tendrán que disputar tres jornadas cada siete días.

Descenso de ingresos

La vuelta a la competición, de todos modos, no significaría necesariamente el regreso a la normalidad. Una de las realidades con la que se trabaja es aquella en la que, por motivos de seguridad sanitaria, las gradas tuviesen que estar vacías. Así, entre las cifras que se presentaron a los clubes se alertó de que las pérdidas que podrían sufrir, aún jugando hasta el último de los compromisos, serían de en torno al 20% debido al descenso de los ingresos de taquilla y de la facturación procedente de otros conceptos como los patrocinios.

Las dos reuniones, la de Primera y la de Segunda División, se alargaron más de lo previsto. Tebas se vio con los representantes de los veinte conjuntos que conforman la élite del fútbol español entre las 11.00 y las 14.00 y con los 22 que pelean en el segundo escalón, desde el mediodía hasta las 17.00. En ellas se recalcó que, en caso de no volverse a jugar, la caída en los montantes que cada entidad tenía previsto percibir sería mucho más elevada dado que, por ejemplo, se dejarían de obtener un 30% de los derechos televisivos, partida fundamental en los presupuestos. A este respecto, La Liga ha adelantado a sus miembros el ingreso correspondiente a mayo y que en un futuro tendrán que devolver.

En cuanto a los ERTE, hasta el momento ya han anunciado su puesta en marcha en Primera División el FC Barcelona, el Atlético de Madrid, el Espanyol y el Alavés y todo apunta a que se seguirán extendiendo. Con el fin de ayudar en lo posible, La Liga mostró su disponibilidad a coordinar y asesorar todas las solicitudes que se quieran emprender.

Otras de las medidas que se están poniendo en marcha -el Real Zaragoza ya lo ha propuesto a sus jugadores- es la de la rebaja de sueldos a los futbolistas, por lo menos mientras dure el parón. Al respecto se prefirió que sea cada sociedad la que la aplique negociando con sus futbolistas antes que alcanzar soluciones colegiadas. Se entiende que la casuística de cada contrato es muy amplia como para elaborar directrices generales.

Fútbol en Navidad

Tebas también detalló su última reunión con el sindicato de futbolistas, la AFE, en la que, con el fin de poder reajustar las fechas tanto de la temporada en curso, como de la siguiente, para tratar de ganar terreno al calendario se abordó la opción de que en la próxima Navidad haya fútbol. Los contactos entre la patronal, los representantes de los futbolistas, la Federación Española y los clubes están siendo frecuentes dada la excepcionalidad de la situación.

El presidente de La Liga tiene previsto conversar con su homólogo de la AFE, David Aganzo, al menos en dos ocasiones esta semana, las mismas que en la pasada. También hay programada una reunión con la FIFA y se prevé que para el próximo lunes se convoque una asamblea general.

Etiquetas
Comentarios