Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Gürler y Ghoddos, dos posibles vías de financiación para la SD Huesca

El Göztepe, donde está cedido el extremo turco, está dispuesto a hacer efectiva su opción de compra, mientras que en el club azulgrana se confía en percibir la indemnización de cuatro millones de euros por Ghoddos.

Serdar Gürler, calentando antes de un partido con el Göztepe.
Serdar Gürler, calentando antes de un partido con el Göztepe.
Göztepe SK

A la espera de que se pueda reanudar la competición y que se pueda asegurar con ello el cobro del 28% de los derechos de televisión que aún le restan por percibir en la presente temporada, la SD Huesca contempla también en el horizonte otras dos posibles vías de financiación cuyos protagonistas retrotraen a la pasada temporada en Primera División. Los azulgranas están a la espera de ingresar los cuatro millones correspondientes a la sanción que la FIFA impuso al Östersunds sueco y a Saman Ghoddos por su frustrado fichaje de hace dos veranos y, además, también se confía en que el Göztepe hará efectiva la opción de compra que mantiene sobre Serdar Gürler, cuya cesión en la entidad otomana finaliza este curso.

De las dos operaciones, la que más aristas presenta es la primera. No en vano, el Tribunal de Arbitraje Deportivo aún se debe pronunciar sobre el recurso que interpuso tanto el propio jugador como el Östersunds. Además existe la incertidumbre de lo que pueda pasar con el club sueco, que corre el peligro de ser disuelto si no subsana una deuda de 2,1 millones de euros antes del 3 de junio. En cuanto a lo primero, desde la entidad azulgrana se espera que la resolución llegue precisamente en junio y que ésta ratifique lo ya dispuesto por la FIFA y sobre lo segundo, el propio gerente del club, Lennart Ivarsson, se mostró la semana pasada en la prensa de su país optimista acerca de que podría cumplir con los compromisos financieros, aún a pesar de que, a causa del coronavirus, se ha tenido que aplicar una reducción en los contratos de todo el personal, incluidos los jugadores. En este sentido, la SD Huesca estudia herramientas legales para asegurarse el cobro en el caso de que se produjese la quiebra.

El caso Ghoddos se remonta al verano de 2018 cuando la SD Huesca trató de incorporar al internacional iraní a su plantilla de cara al estreno en Primera División. El jugador llegó a viajar a la capital altoaragonesa y a firmar un documento en el que se contemplaba un contrato de cuatro años de duración. Sin embargo, a su regreso a Suecia, el acuerdo quedó roto y Ghoddos acabó recalando en el Amiens francés en un movimiento en el que desde la entidad azulgrana se entendió que se había producido una duplicidad de contrato laboral que denunció. Junto a la sanción de cuatro millones de euros, la FIFA castigó también al fútbolista con una suspensión de cuatro meses, que ya ha cumplido, y al Östersunds con la imposibilidad de realizar fichajes hasta enero del año que viene.

La historia de Serdar Gürler, por su parte, es la de un fichaje estrella fallido. El extremo desembarcó como una pieza llamada a marcar las diferencias en el debut en Primera División de la SD Huesca, que desembolsó por él 2,5 millones de euros, pero su adaptación al nuevo entorno y a la competición no fue la mejor. Tras participar en trece partidos en los que sumó 479 minutos, en el mercado de invierno de 2019 marchó al Göztepe en una cesión por temporada y media a cambio de 400.000 euros que incluía una opción de compra al finalizar de 1,2 millones. En su nuevo destino, Gürler se ha convertido en una pieza importante, de hecho en el actual curso ha marcado seis goles y repartido cinco asistencias, y la intención del club otomano es retenerlo junto al guardameta Beto y el mediocentro Soner Aydogdu.

Más allá de Gürler, otro cedido con opción de compra que aún pertenece a la SD Huesca es Damián Musto. El argentino salió a préstamo en enero al Internacional de Porto Alegre brasileño y allí deberá permanecer, al menos, hasta diciembre. 

Gürler dará de comer a mil familias

La pandemia del Covid-19 también está golpeando a Turquía, donde, al igual que en toda Europa, salvo en Bielorrusia, las competiciones están suspendidas. Para tratar de ayudar en lo máximo posible, Gürler ha anunciado a través de las redes sociales que está dispuesto a ayudar en la alimentación de mil familias.

Etiquetas
Comentarios