Despliega el menú
Balonmano

balonmano

Marco Mira, el capitán del Bada Huesca, dice adiós

Tras 15 temporadas en el club oscense el cántabro pone fin a su trayectoria deportiva por las dificultades para compatibilizarla con sus obligaciones laborales y familiares.

Marco Mira, acompañado por varios de sus compañeros en el Bada Huesca, tras anunciar su retirada.
Marco Mira, acompañado por varios de sus compañeros en el Bada Huesca, tras anunciar su retirada.
Rafael Gobantes

Primero fue Alberto Val con la campaña aún en marcha el que dijo adiós, después lo hizo Jorge Gómez y éste jueves lo ha hecho a los 37 años Marco Mira, el que era, en palabras del propio presidente del Bada Huesca, Pachi Giné, “la imagen de marca del club”. El capitan de los altoaragoneses, al igual que los dos casos anteriores, cuelga las botas por las dificultades para compatibilizar la vida deportiva con la familiar y la laboral, es policía local en Monzón. Atrás quedan 18 temporadas dedicadas al balonmano profesional, de las que quince han transcurrido en la capital oscense. Su adiós, en cierto sentido, es el cierre de una época. No en vano era el último jugador que quedaba de la plantilla que logró el ascenso a la élite en 2011.

“Vine aquí con veinte años estuve cuatro temporadas que ya fueron buenas con el salto a División de Honor B, después marché dos años a Santander y cuando regresé fue la continuación de lo que había dejado. Se consiguió rápido el ascenso a la Asobal, el club fue creciendo temporada a temporada nos quedamos a un gol de la final de la Copa del Rey y debutamos en Europa, y a partir de ahí todo ha sido una lucha para reeditar esos éxitos, lo que habla de lo difícil que es seguir arriba”, resumió su trayectoria con los altoaragoneses en una comparecencia en la que estuvo arropado por directivos del club además de por algunos de sus últimos compañeros como Rodrigo Benites, Oier García, Miguel Malo, Dani Arguillas y Alberto Val. “Todo lo vivido era impensable en 2003 cuando llegué por primera vez para jugar en Primera Nacional”, reconoció. Aunque por encima de todos los momentos vividos se queda con “el trato recibido por los miembros del club, gente excepcional dispuesta a ayudar en todo momento y que es el secreto de porqué todos los que pasan por aquí guardan un gran recuerdo”

También tuvo buenas palabras para todos los jugadores con los que ha coincidido: “De todos he aprendido algo”. “En el vestuario siempre hemos intentado que reine la paz y que todos rememos en la misma dirección”, aseguró el que era su capitán. E igualmente también se acordó de la afición “que no solo nos ha acompañado en los momentos de crecimiento sino también en baches como el de la última temporada.

Durante todo este tiempo con la camiseta del BM Huesca el rol del primera línea ha ido variando. De ser un jugador de corte ofensivo ha pasado a especializarse en tareas defensivas. “Te vas adaptando a la situación del equipo y a la tuya propia, marcada por las lesiones que vas superando”, comentó a este respecto incidiendo en su carácter siempre dispuesto a ayudar al conjunto en lo que hiciese falta.

Mira había renovado en mayo del año pasado por dos campañas más, por lo que aún le quedaba una más de contrato. El club llevaba hablando con él desde hace tiempo de cara a su disponibilidad para el próximo curso y finalmente se le había emplazado a tomar una decisión tras el pasado fin de semana. Ahora, la voluntad de la entidad es la de poder realizar un homenaje con público en cuanto sea posible.

En estos momentos, José Nolasco, que continuará al frente del banquillo el próximo curso, el que será el décimo en la Asobal para los altoaragoneses, cuenta con quince jugadores una vez lograda la continuidad de los porteros Dani Arguillas y Jorge Broto, el primera línea Sasha Tioumentsev, los extremos Adrià Pérez, Oier García y Gerard Carmona, los laterales Alex Marcelo, Álvaro del Valle, Asier Nieto y Joao Pinto, los centrales Sergio Pérez y Miguel Malo, y los pivotes Iván Montoya y Rodrigo Benites. En el capitulo de entradas, la única novedad por ahora es la del guardameta luso Miguel Espinha, mientras que los esfuerzos ahora se centran en encontrar un central defensivo.

Etiquetas
Comentarios