Despliega el menú
Balonmano

balonmano

Miguel Espinha, primera cara nueva en el Bada Huesca

El portero portugués se incorpora a la disciplina oscense en la que será su primera experiencia lejos de su país.

Miguel Espinha, nuevo guardameta del Bada Huesca.
Miguel Espinha, nuevo guardameta del Bada Huesca.
BM Huesca

El Bada Huesca continúa moviéndose para configurar la que debe ser su plantilla Asobal en la temporada 2020-21. Después de cerrar las renovaciones de Tioumentsev, Adriá Pérez y Miguel Malo, y confirmar salidas como las de Camas, Mota y el retirado Jorge Gómez, el club oscense anunció este lunes la llegada de la que es su primera incorporación, Miguel Espinha, guardameta portugués de 26 años, 190 centímetros de altura y 86 kilos de peso.

El lisboeta, internacional en categorías inferiores, proviene del Benfica, club en el que se formó desde niño y cuya meta ha defendido en los últimos tres cursos después de que debutase con el primer equipo a los 18 años. Su trayectoria incluye también al Passos Manuel y al Belenenses por lo que la del Bada será su primera experiencia lejos de su hogar.

"Comienza una nueva etapa, un nuevo país, un nuevo campeonato, una experiencia que me sacará de mi zona de confort con la certeza de que estoy listo y preparado para el desafío", publicó Espinha en sus redes sociales dentro de un comunicado en el que se despide del Benfica con el regusto amargo de no haber conquistado la liga lusa, pero con los momentos de camarería y las amistades que deja como sus mejores recuerdos.

Espinha llega para llenar el hueco dejado por Jorge Gómez, que ha optado por la retirada por motivos laborales. Con él formarán el trío de arqueros Dani Arguillas y Jorge Broto.

Además de ellos, el grupo con el que cuenta en estos momentos el técnico José Nolasco lo conforman el extremo Gerard Carmona, los laterales Alex Marcelo, Álvaro del Valle, Asier Nieto y Joao Pinto, los centrales Sergio Pérez y Miguel Malo, y los pivotes Iván Montoya y Rodrigo Benites. Faltan por aclarar la situación de Oier García y Marco Mira con los que se mantienen conversaciones para sus renovación.

Los esfuerzos del club en estos momentos en el mercado están puestos en conseguir la llegada de un extremo derecho que cubra la salida de Camas y de uno o dos centrales capaces de ofrecer un buen rendimiento en defensa. Las opciones dentro del panorama nacional se juzgan complicadas y en el internacional las negociaciones se complican. De todos modos, el modelo de competición que finalmente se adopte podría condicionar el perfil de los futuros refuerzos.

Etiquetas
Comentarios