Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

El Casademont Zaragoza, a por la décima

El equipo aragonés se mide este domingo con el Fuenlabrada (12.30) con la intención de sumar un nuevo triunfo al calor de sus aficionados. La victoria prácticamente clasificaría a los zaragozanos para la Copa del Rey. 

DEPORTES ENTRENAMIENTO DEL CASADEMONT BALONCESTO / 24-10-2019 / FOTO: ARANZAZU NAVARRO [[[FOTOGRAFOS]]]
Porfirio Fisac da instrucciones a sus jugadores durante un entrenamiento.
ARANZAZU NAVARRO

A por la décima victoria. Y a por la clasificación para la Copa del Rey. El Casademont Zaragoza se mide este domingo con el Fuenlabrada, en el pabellón Príncipe Felipe (12.30, Movistar+), con el propósito de estirar aún más su exitosa trayectoria en la Liga Endesa. Instalado en la tercera posición, y a un solo triunfo del liderato, el cuadro aragonés ha completado el mejor inicio de su historia en el torneo doméstico. Tras la celebración de 12 jornadas, únicamente el Real Madrid y el Barcelona, con una balance de 10-2, superan los sobresalientes registros del equipo zaragozano (9-3) en el curso actual.

Además, en caso de sumar hoy una nueva victoria –la décima de la temporada–, los de Fisac darán un paso gigantesco, prácticamente definitivo, en sus aspiraciones de participar en la próxima edición de la Copa del Rey –competición a la que acceden los siete primeros clasificados al término de la primera vuelta, además del Unicaja, el equipo anfitrión–. Históricamente, la conquista de nueve triunfos suelen garantizar la presencia en la Copa del Rey. Desde la temporada 1996-97, cuando la ACB instauró el formato actual, el corte para participar en el torneo se ha situado en nueve victorias en 17 de las 23 ediciones.

En este sentido, únicamente se han producido seis excepciones: en dos ocasiones, el último equipo en clasificarse para la Copa del Rey lo hizo con ocho victorias; y en otros cuatro casos, la participación en el torneo del KO se encareció hasta los diez triunfos. De ahí la importancia de superar este domingo al Fuenlabrada, en un duelo de muy buen pronóstico para los zaragozanos. Se trata de bloque intenso, enérgico y combativo, con jugadores experimentados en su línea exterior; aunque al mismo tiempo voluble, inconstante e imprevisible, con una irregularidad manifiesta en los dos lados de la pista. Especialmente en sus desplazamientos, donde el Fuenlabrada contabiliza una única victoria en los seis compromisos disputados. Fue en Vitoria, frente al Baskonia (80-92), el pasado 17 de noviembre. Por el contrario, los madrileños mordieron el polvo en las pistas del Morabank Andorra (79-69), el Real Madrid (89-64), el Bilbao Basket (92-80), el Barcelona (87-74) y el Herbalife Gran Canaria (102-78).

El cuadro de Jota Cuspinera, alineado en la decimoquinta posición, se halla en una situación comprometida tras la celebración de 12 jornadas: presenta cuatro únicas victorias –tres de ellas como local–, y sigue situado a un solo triunfo de distancia del Estudiantes y el Manresa, los dos últimos clasificados. Necesita reaccionar con prontitud.

Nico Richotti y Álex Urtasun, que completaron la pretemporada con el Casademont Zaragoza, son ahora dos piezas relevantes en el conjunto madrileño. Sobre todo el navarro, quien viene facturando 13,9 puntos partido, con un 46% de efectividad en los lanzamientos triples. Asimismo, otro exjugador del cuadro aragonés, Tomás Bellas, aporta 12,2 tantos y 4,8 asistencias por encuentro, en una línea exterior en la que también hay que subrayar la contribución de Christian Eyenga (12.9 puntos) y Marc Garcísa (11 tantos). Además, hoy podría debutar el alero tirador Scott Wood, quien se ha incorporado recientemente al Fuenlabrada como sustituto del lesionado Karvel Anderson.

Mientras, el Casademont Zaragoza es un equipo al alza, con numerosos recursos en todas las posiciones, cada vez más cuajado y seguro de sus fuerzas, que además eleva notablemente su rendimiento en sus actuaciones como local. Al abrigo de sus aficionados, el Casademont Zaragoza derribó todos los pronósticos contra el Real Madrid (84-67) y el Barcelona (69-63), conquistando dos victorias de rango mayor; y también doblegó al Monbus Obradoiro (96-64), al Retabet Bilbao Basket (84-61) y al Manresa (86-79).

En la Liga Endesa, la única mácula en casa de los zaragozanos atiende al partido contra el Joventut (90-92), correspondiente a la novena jornada, en un duelo que se resolvió en el último segundo desde la línea de personal. Entonces, el Casademont guardó ambiciones de triunfo hasta el último suspiro de la contienda, pese a ser repetidamente perjudicado por el colectivo arbitral.

Etiquetas
Comentarios