Baloncesto

tecnyconta zaragoza

El factor Latavious

Desde su llegada, el pívot está siendo clave en el sistema promediando 8,2 puntos y 4,6 rebotes.

Williams, durante un entrenamiento en el pabellón Príncipe Felipe.
Williams, durante un entrenamiento en el pabellón Príncipe Felipe.
Guillermo Mestre

En Santiago de Compostela, el gemelo de Fran Vázquez dijo basta. El veterano pívot internacional, después de una temporada arrastrando diferentes molestias físicas, sufrió una lesión muscular que le obligaba a parar más de un mes. Arrancaba abril y el Tecnyconta Zaragoza estaba entonces ya inmerso en plena batalla por el ‘play off’. Después de varios días sondeando el mercado, estudiando y analizando diferentes alternativas, el club decidió apostar por la contratación de Latavious Williams, un pívot contrastado en la ACB, con experiencia y talento. Un jugador con oficio y galones que venía de jugar en Bosnia tras un último año complicado, con varias lesiones, en Valencia.

Su fichaje fue entendido como un paso adelante en las ambiciones del equipo de pelear por las competiciones europeas y por el ‘play off’. "Es un jugador que nos va a aportar experiencia, conocimiento del juego y de la Liga Endesa, talento en ataque, facilidad para jugar el bloqueo directo y correr la pista, así como buenas opciones de ir al rebote de ataque y ambición por seguir creciendo. Su incorporación supone un esfuerzo importante desde el punto de vista económico para el club, pero su fichaje es una oportunidad para seguir compitiendo con ambición hasta el final", anunciaba entonces Pep Cargol, director técnico de la entidad zaragozana.

Y Latavious Williams está correspondiendo con nota a la confianza depositada en él. Su adaptación al grupo ha sido inmediata y su rendimiento sobre la pista ha ayudado al Tecnyconta a mantener un rendimiento notable en el último mes. Más allá de su debut en Andorra (97-99), cuando se estrenó con apenas un par de entrenamientos en sus piernas y solo jugó 7 minutos, en el resto de partidos ha tenido un rol importante dentro del sistema del equipo, con una aportación básica en los notables resultados de los de Fisac en este periodo. En la ajustada derrota frente a Valencia (89-91), facturó 10 puntos con un perfecto 5/5 en tiros de campo, agregado 5 rebotes para un total de 13 créditos de valoración en un total de 20 minutos.

En Fuenlabrada, en la ajustada y fundamental victoria 87-88, el estadounidense completó su encuentro más productivo desde que llegó a Zaragoza. Anotó 15 puntos en 21 minutos, con un 64% en tiros de campo, añadiendo 6 capturas y 13 créditos de valoración. Frente al Burgos (89-91) estuvo menos acertado en lanzamiento, consiguiendo únicamente 4 puntos pero agregando su cuota habitual de rebote (6) para terminar con valoración positiva (6). En su última actuación, frente al Real Madrid en el pabellón Príncipe Felipe (70-85), volvió a producir 12 puntos en ataque (50% en tiros de campo y 86% en tiros libres), 6 rebotes para un total de 16 créditos de valoración, su cifra más elevada del curso. En total, el pívot promedia 8,2 puntos por jornada, 4,6 rebotes y 9,2 de valoración. Desde su llegada, es un factor clave en el Tecnyconta de Porfirio Fisac.

Etiquetas
Comentarios