Deportes

baloncesto

Dos canteranos y un destino

Carlos Alocén, con el Tecnyconta Zaragoza, y Sergi García, con el Baxi Manresa, se reencuentran en el partido clave de la temporada. Diferentes caminos con una misma meta en estos momentos: clasificarse al 'play off'.

Carlos Alocén, a la izquierda, y Sergi García, a la derecha.
Carlos Alocén, a la izquierda, y Sergi García, a la derecha.
Oliver Duch | J. Alberch (ACB photo)

A falta de tres días para el partido decisivo, la gran final por el 'play off' entre el Tecnyconta Zaragoza y Baxi Manresa en el pabellón Príncipe Felipe, las cartas ya están puestas sobre la mesa. Última jornada de la temporada regular, paso previo a las eliminatorias de la pelea por el título liguero, y las ilusiones tanto de aficionados como de la plantilla se ponen en juego. Todo o nada. Una victoria aseguraría a los dos equipos el acceso a esa zona tan demandada. En caso de derrota local, el equipo de Porfirio Fisac, quien depende de sí mismo, se metería igualmente si el Tenerife pierde en su visita a Fuenlabrada; o, en su defecto, Joventut y Andorra caen en sus respectivos partidos. Un día de extrema tensión, y de reencuentros…

Porque cuando Sergi García se despidió de Zaragoza en diciembre de 2017, bien sabía el canterano del Tecnyconta que volvería a su casa para enfrentarse al equipo donde se crió, evolucionó y dio el salto a la élite del baloncesto español. Una experiencia que ya vivió el año pasado con la camiseta del Valencia Basket, pero esta cita, como protagonista de la creación en el sistema del Manresa, donde está cedido desde el mes de abril, resulta especial por todo lo que supone a nivel emocional y deportivo. También regresará al que una vez fue su hogar el alero Pere Tomàs, jugador rojillo durante tres temporadas (2013-2016).

Ya no queda rastro de aquellos equipos que juntó la entidad zaragozana en su día. Tan solo el joven, por entonces un niño, Carlos Alocén. Aquel chico bisoño que metía sus primeras canastas con los mayores al abrigo de un referencia como el propio Sergi. “Lo conozco bastante bien, he tenido la suerte de contar con su presencia en mis inicios con el primer equipo. Cuando empecé, él me ayudaba mucho porque ya sabía cómo iba eso de entrar al primer equipo desde abajo. Estoy muy agradecido por la ayuda que me prestó en esos momentos”, subrayaba el base del Tecnyconta el pasado miércoles sobre el otro canterano.

La unión del pasado, presente y futuro del Tecnyconta. Dos diamantes de la estructura base del club con un mismo destino en la presente campaña: la lucha por el 'play off'. Un objetivo común por el que competirán desde semejante posición: al volante del juego, viendo la batalla de cara e intentando dar con la llave en cada jugada. Una misión compartida y un sueño que han conseguido ambos, aunque por caminos separados. Por un lado, poco se pudo hacer cuando llamó a la puerta Valencia preguntando por la perla mallorquina. Sergi García salió con 20 años de la disciplina rojilla (campaña 2017-2018) y mientras se hacía hueco en Valencia, un tal Carlos Alocén, jugador más joven en debutar con el Tecnyconta a sus 15 años y 10 meses -récord que le quitó al propio Sergi García (se estrenó con 16 años y 8 meses)-, sumaba minutos con Pep Cargol allanando un camino por el que ahora pisa con determinación.

Con paso firme

Se han escrito páginas y páginas sobre la irrupción de ambos jugadores, máximos representantes de la cantera del Tecnyconta a nivel nacional. El club trabajó del mismo modo con los dos: paso a paso, mimando su explosión profesional y cuidando la toma de decisiones extradeportivas respecto a sus figuras. Aunque en el caso de Sergi García, todo se precipitó. Su fichaje por el Valencia en el mercado invernal de 2017 y la altura en la generación de expectativas sobre el joven quizá han podido influir en su rendimiento, que no ha conseguido asentarse en el club naranja. Su participación en los primeros meses de competición se cifró en un total de 108 minutos en 17 partidos de intervención, 39 puntos anotados, 13 rebotes y nueve asistencias. En abril, Valencia determinó que la mejor opción para no frenar su progresión era cederlo a Manresa, donde parece haberse reencontrado. Desde su llegada a tierras catalanas -últimas cinco jornadas-, promedia 17 minutos, cinco puntos, 3 rebotes y 3 asistencias por partido. Se trata de un activo muy importante en los planes de Joan Peñarroya.

En el caso de Alocén, se está cocinando a fuego lento un jugador brillante, de lujoso futuro para el baloncesto nacional. Está siendo la temporada soñada por el zaragozano, pieza indispensable en la pizarra de Porfirio Fisac durante todo el curso. Su registro medio es de 14,4 minutos, 5,3 puntos, 1.5 rebotes y 2.1 asistencias en 31 partidos disputados. No es casualidad que el jugador haya sido designado este mismo miércoles como 'Mejor Jugador Joven El Corte Inglés' de la Liga Endesa 2018-19. Además, aparte de su capacidad de asentarse en la ACB, Alocén se estrenó con la selección española absoluta. Una evolución meteórica, imponente y que parece no tener techo. El canterano fue convocado por Sergio Scariolo en la undécima jornada de clasificación para el Mundial de China ante Letonia y se convirtió en el cuarto jugador más joven en debutar con España. En este sentido, es preciso recordar que Sergi García, aún como componente del Tecnyconta, también debutó con el combinado nacional absoluto a finales del 2017.

Ahora, sus caminos se vuelven a juntar. No hay tangentes en una historia donde los dos jugadores son grandes protagonistas de sus equipos. Y el escenario no puede ser mejor, un pabellón Príncipe Felipe lleno hasta la bandera que ha visto crecer a sus dos cachorros a pasos agigantados. Alocén y García, pupilo y referente en un encuentro crucial para sus respectivas carreras. Porque una fase de 'play off' no la juega cualquiera. Ellos son el aliciente añadido que los aficionados del Tecnyconta Zaragoza podrán disfrutar este próximo domingo.

Etiquetas
Comentarios