Baloncesto

Histórico debut de Carlos Alocén

El zaragozano ha debutado esta tarde con la absoluta ante Letonia y se convierte en el cuarto jugador más joven en estrenarse con España.

Carlos Alocén, en un entrenamiento de esta semana con la selección absoluta de baloncesto.
FEB

Con poco más de 18 años, Carlos Alocén se ha estrenado con la selección absoluta de baloncesto. El talentoso base aragonésha completado este viernes sus primeros minutos con España, que está jugando esta tarde contra Letonia en Riga en el penúltimo partido de las ventanas clasificatorias para el Mundial de China 2019. Alocén integraba una convocatoria de 14 jugadores, de la que el seleccionador Sergio Scariolo ya hizo dos descartes el jueves para definir la lista definitiva de 12 jugadores que se medirían con los letones. Y el aragonés superó el corte.  "No todos podrán debutar pero alguno de los que no han jugado todavía estará en los 12 convocados y si el partido se presenta en condiciones, podría estrenarse", aseguraba Scariolo. Y finalmente, Alocén ha podido estrenarse: ha saltado a la pista al filo del descanso, en el minuto 17, favorecido por la superioridad mostrada hasta el momento por la selección. De hecho, España ganaba al descanso por 13 puntos de diferencia (25-38).  

El aragonés se convierte en el cuarto jugador más joven de la historia en debutar con la absoluta. Solo tres jugadores le superan en este registro de precoces talentos: Carlos Sevillano, Juan Antonio Corbalán y Ricky Rubio. Sevillano, que empezó su carrera de pívot y la terminó de base, se estrenó con España con 17 años, tres meses y 11 días en el año 1958. Juan Antonio Corbalán, considerado uno de los mejores bases de la historia de España, debutó en 1972 con solo 17 años, ocho meses y 24 días. Por último, Ricky Rubio se estrenaba en 2008 con 17 años, ocho meses y 28 días. Alocén lo ha hecho con 18 años, un mes y 23 días.

La selección española de baloncesto está jugando frente a Letonia en la undécima jornada de clasificación para el Mundial de China en un compromiso que afronta con la tranquilidad del deber cumplido y que Sergio Scariolo ha aprovechado para que sus jugadores sigan cogiendo experiencia. La victoria en diciembre ante Ucrania, octava en diez compromisos de estas ‘ventanas’ FIBA, confirmó la clasificación para el Mundial de la selección española, que cerrará esta fase de clasificación recibiendo el lunes a la también clasificada Turquía en San Cristóbal de la Laguna (Tenerife).

De esta forma, España afronta con total calma la visita al Arena Riga, aunque Scariolo ha conformado una convocatoria de garantías con la presencia de Quino Colom o Sebas Saiz -los únicos que han jugado todos los partidos de esta fase de clasificación- junto con Darío Brizuela, Javier Beirán, Nacho Llovet o el propio Alocén. De la lista se cayó Jaime Fernández, que sufrió una importante lesión muscular en la Copa del Rey y cuya vacante ha sido ocupada por Albert Ventura.

El encuentro sí que es de máxima importancia para la Letonia, una de las doce selecciones que todavía pelean por cinco billetes para el Mundial en la zona europea. El equipo letón, que a punto estuvo de dar la sorpresa en Madrid (85-82), se clasificará si suma dos victorias, pero un triunfo en la última jornada contra Montenegro podría ser suficiente dependiendo de otros resultados.

Sus jugadores de Euroliga jugarán ese último y decisivo partido ante la selección balcánica, pero no han llegado a tiempo esta tarde. Así, Janis Strelnieks y Janis Timma (Olympiacos), Dairis Bertans (Armani Milán) y Rolands Smits (Barcelona) no han podido jugar y sus ausencias han aumentado las opciones de España en la capital letona. Janis Blums, ex del Tecnyconta Zaragoza, es una de las principales referencias del conjunto letón.

Etiquetas
Comentarios