Despliega el menú
Deportes

baloncesto

El Tecnyconta lucha por la continuidad de Alocén

El club aragonés se resiste a perder al canterano, que ya cuenta con una propuesta de renovación.

DEPORTES PARTIDO DE BALONCESTO LIGA ACB TECNYCONTA - BASKONIA /24-03-2019 / FOTO: ARANZAZU NAVARRO [[[FOTOGRAFOS]]]
El entrenador del Tecnyconta, Porfirio Fisac, se dirige a Alocén durante un tiempo muerto.
ARANZAZU NAVARRO

La irrupción de Carlos Alocén, su meteórico ascenso, es una de las noticias más reseñables del baloncesto español. El base, de 18 años, emite señales muy positivas en cada una de sus actuaciones, y está rindiendo muy por encima de las expectativas generadas en su primera temporada como jugador profesional. Se trata, por ello, de una de las piezas más codiciadas por los grandes clubes europeos. Y ese interés supone, al mismo tiempo, una amenaza considerable para el Tecnyconta Zaragoza, que podría perder a uno de sus mejores activos, a las primeras de cambio, después de haber invertido tiempo, dinero y esfuerzo en la adecuada formación del jugador, al margen de haber apostado por su inclusión en la élite cuando todavía era menor de edad.

En este sentido, el Tecnyconta se resiste a quedarse sin Carlos Alocén. Y luchará por la continuidad del base con todos sus recursos. De momento, ya movió ficha hace dos meses cuando le trasladó a su representante, Quique Villalobos, una propuesta de renovación. El nuevo contrato contempla una subida salarial para el jugador y también un aumento de su cláusula de rescisión, que en la actualidad ronda los 150.000 euros –derechos de formación al margen–. De ahí que el Real Madrid se plantee adquirir ya mismo al jugador, aunque como una apuesta de futuro; su intención pasaría, luego, por ceder a Alocén al menos las dos próximas temporadas con el propósito de que el zaragozano no viera frenada su progresión y, de esta forma, siguiera evolucionando y continuara disfrutando de minutos en la pista.

Pero el Madrid no es, ni mucho menos, el único equipo que aspira a la contratación del canterano. De hecho, Juan Llaneza (director de ‘scouting’ del Barcelona) estuvo el domingo en el palco del pabellón Príncipe Felipe, en el partido ante el Baskonia, siguiendo entre otras cosas las evoluciones de Alocén. Y el base se destapó con otra actuación de altura: impuso un ritmo trepidante, ofreció lucidez al juego de los zaragozanos y finalizó la contienda con 10 puntos, 2 rebotes y 6 asistencias (12 créditos de valoración) en el cuarto de hora que permaneció sobre la pista.

La cláusula de rescisión de Alocén, insignificante para la mayoría de los clubes, va ascendiendo considerablemente conforme avanzan las temporadas; pero en su primer año es muy baja por el contexto en el que se firmó. Fue una imposición del representante y se fijó el pasado mes de mayo, en un contrato que contemplaba la renovación del base por cuatro temporadas más –hasta junio de 2020–, así como su ingreso definitivo en la primera plantilla aragonesa. Por entonces, el canterano ya era una de las piezas más cotizadas del baloncesto europeo, por lo que disponía de numerosas propuestas para abandonar la entidad. Entre ellas, una oferta en firme de la Universidad de Gonzaga, en Estados Unidos, que resultaba muy tentadora en todos los sentidos.

Apuesta mutua

Pese a todo, Alocén siempre ha mantenido los pies en el suelo, favorecido por estar rodeado de un entorno sensato y prudente. Y optó por quedarse en Zaragoza, en un ambiente conocido y propicio para su crecimiento, valorando la confianza que la entidad aragonesa siempre ha mostrado en su capacidad competitiva. Y teniendo en cuenta, además, la importancia de contar con un marco adecuado en el que desarrollarse y crecer en los primeros pasos como jugador profesional. Fue una apuesta mutua que, de momento, ha resultado muy positiva para las dos partes.

Y ese es, precisamente, el argumento que utilizará el Tecnyconta para intentar retener en sus filas a Carlos Alocén: la garantía de que seguirá facilitándole las condiciones necesarias para crecer, evolucionar y desarrollarse. El base se incorporó al club aragonés en edad infantil y ha ido escalando por todas las divisiones de la entidad hasta alcanzar el primer equipo en la presente campaña. Alocén está muy a gusto en Zaragoza, en su casa, y en la plantilla ha encontrado la confianza, el respaldo, la seguridad y la protección necesarias para ofrecer su mejor versión.

Asimismo, en el baloncesto español existen numerosos ejemplos en el sentido contrario; jugadores que enseguida firmaron por equipos grandes y que, a partir de entonces, vieron frenada drásticamente su progresión. De hecho, hay dos casos que afectaron recientemente al Tecnyconta. Uno atendió a Sergi García, contratado por el Valencia en diciembre de 2017, tras abonar su cláusula de rescisión, cuando el canterano del equipo aragonés se hallaba en un momento emergente: con 20 años contabilizaba 54 encuentros en la Liga Endesa, todos ellos con el Tecnyconta, y venía registrando 9,6 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias y 13 de valoración por partido en 20 minutos de juego; y acababa de ser internacional absoluto a las órdenes de Sergio Scariolo. Sin embargo, desde su marcha al Valencia, Sergi desempeña un papel residual: el sábado jugó 26 segundos ante el Fuenlabrada... 

Otro ejemplo sería Álex Suárez, considerado hace cinco años una de las mejores promesas del baloncesto nacional y que, desde su fichaje por el Real Madrid, entre cesión y cesión, se internó en una fase de dudas e inestabilidad. El Madrid le dio la carta de libertad y ahora juega en el Benfica.

Etiquetas
Comentarios