Zaragoza
Suscríbete por 1€

zaragoza

Confusión con el callejero: "Lléveme a la calle del Diamante en el barrio de La Espartera, por favor"

Repartidores, carteros, taxistas y hasta dispositivos de GPS han de estar avispados a la hora de interpretar algunas denominaciones del callejero de Zaragoza.

En la web del archivo municipal se puede rastrear el origen de muchos nombres de calles.
En la web del archivo municipal se puede rastrear el origen de muchos nombres de calles.
Heraldo

Ya sucedía antes, por ejemplo, la calle de Pignatelli, en el Casco de Zaragoza, y la Vía de Pignatelli, en Torrero. Además también están el parque y el edificio dedicados a la memoria de don Ramón. Ahora se redobla la apuesta con una Gran Vía zaragozana que ha ganado apellido: Gran Vía de Ramón y Cajal se lee claramente en la docena de placas que dan nombre al céntrico paseo. No obstante, ya existía antes una calle de Ramón y Cajal, la que queda por detrás del Hospital Provincial, por lo que los peatones y los conductores han de estar bien atentos y, sobre todo, controlar que los GPS se actualicen debidamente y no les lleven por donde no deben.

"Son varias las calles que se pueden prestar a equívoco por lo parecido de sus nombres. Dos de las más ‘conflictivas’ son Julio García Condoy, en el Actur, y Honorio García Condoy, uno de los principales viales de San José", dice Miguel Ángel Perdiguero, responsable de la Asociación Provincial de Auto-taxi de Zaragoza (Apatz). Él y sus compañeros conocen bien la diatriba de las calles casi gemelas como pueden ser las de los hermanos Saura, el pintor (Antonio) y el cineasta (Carlos), que cuentan ambos con reconocimiento en las calles del Actur, afortunadamente, apenas separadas por 150 metros la una de la otra. Peor es el caso de quienes se suben al taxi y -casi por aproximación- piden ir a la calle del Diamante (Desayuno con Diamantes) en el barrio de La Espartera (Valdespartera). Por cierto, en Las Delicias hay una calle Diamante, un camino de la Perla y una vía consagrada al Zafiro...

 

"Hay otro ejemplo curioso como es el de la calle de José Luis Borau, también en el interior del Actur, y la calle Jerónimo Borao, junto al paseo de María Agustín", añade Perdiguero, consciente de que es un fastidio llevar a un cliente a un destino completamente distinto -salvo por su nombre- al que van buscando. Otros errores son ya de calibre más grueso como, por ejemplo, el confundir la plaza de San Lamberto con la urbanización del mismo nombre o la zona del balcón de San Lázaro con la calle de Pedro Lázaro, que es de reciente creación en Zaragoza, pues fue el pasado mes de mayo cuando el Ayuntamiento dio el visto bueno a nombrar así un vial de La Jota, junto al Grande Covián.

Hace ahora tres meses también se concedieron calles a la maestra aragonesa Damiana Gramontel y Cabal y a la deportista María Paz Montserrat Blasco, espacios que los conductores aún tratan de asimilar en sus esquemas mentales y que se sitúan en la prolongación de Tenor Fleta, justo en el entronque con la Ronda Hispanidad. Los mapas de Google ya las reconocen y deberían actualizarse automáticamente en los mapas de los GPS. No obstante, muchos fabricantes obligan a ‘pasar por caja’ para descargarse nuevas versiones que cojan los cambios en los callejeros y, por ejemplo, indiquen que existe esa nueva salida de la ciudad, que Tenor Fleta ya no acaba de forma abrupta en una valla.

Cuentan los taxistas y otro gremio hermano habituado a patear las calles como son los carteros que es "mucho más frecuente que se citen por nombres antiguos o que tengas que interpretar qué han querido decir". Sucede esto con vías de nombre impronunciable como muchas de las que se agrupan en Rosales del Canal y se corresponden a músicos virtuosos de los que el ciudadano de a pie apenas ha oído hablar. ¿Quién sabe cómo se escribe o cómo se llega a Antonín Dvorák?

Muchos zaragozanos ya mayores aún siguen llamando plaza de José Antonio a la de los Sitios

El ejemplo clásico en lo que a sintaxis y pronunciación compleja se refiere es la plaza del médico y filósofo Albert Schweitzer, que ha hecho poca fortuna en el entorno del Camino de las Torres, pues muchos zaragozanos siguen llamando ‘la del Bazar X’. También los hay más elegantes que citan este recodo como la plaza de ‘los Agustinos’ (por el colegio de sus inmediaciones) o que aún la llaman plaza ‘de las Oblatas’, pues hace años había un centro de enseñanza de esta orden religiosa.

Son muchas las denominaciones que, a pesar de que han pasado décadas desde su cambio, persisten en la memoria colectiva. Los adultos que ya peinan canas aún se refieren al paseo de Sagasta como la avenida del general Mola, donde -por cierto- abrieron unos cines en 1967 que también tenían el nombre del militar, aunque los más incautos creían que eso de Cine Mola hacía referencia a una expresión juvenil de los 80. Los más mayores también continúan llamando calle de San Gil al último tramo de Don Jaime I, Casa Grande al hospital Miguel Servet y plaza de José Antonio a la plaza de los Sitios, aunque ya han pasado 42 años del cambio de nombre. El actual paseo de Conde de Aranda era antaño la avenida del General Franco, que nada tiene que ver con la calle de Franco y López, dedicada al jurista aragonés que vertebra Las Delicias.

Los carteros explican que "llegan más cartas a su destino de las que tendrían que llegar" por la ayuda de los códigos postales y porque, además, muchos profesionales ya conocen a los vecinos de su zona: en los pueblos es habitual, por ejemplo, que lleguen cartas sin dirección y sólo con el nombre. Harina de otro costal es el caso de los repartidores que se las ven y se las desean cuando se escribe mal una dirección o se hace referencia a nomenclatura extraída de la ‘sabiduría popular’ como cuando se refieren al ‘puente de los Gitanos’ por mucho que puente del Emperador Augusto sea su nombre oficial. La hoy impracticable plaza de Salamero, consagrada al defensor de los Sitios, sigue llamándose popularmente en jotas y coplillas ‘la del Carbón’, dado que allí descargaban los arrieros del siglo XIX su mercancía.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión