Viajes
Suscríbete por 1€

turismo

Los secretos de cinco iglesias zaragozanas, al descubierto

El Arzobispado recupera el programa de visitas guiadas 'Hasta la sacristía', que recorre el interior de los templos y ofrece datos desconocidos sobre su historia y patrimonio.

Un momento de las visitas a Nuestra Señora del Portillo, en la edición del año pasado.
Un momento de las visitas a Nuestra Señora del Portillo, en la edición del año pasado.
Toni Galán

¿Sabía que los orígenes de Santa Engracia se remontan a la época romana? ¿O que la torre de la Magdalena fue el minarete de una mezquita en época musulmana? Con la llegada el verano y de los meses turísticos por excelencia, el Arzobispado de Zaragoza ha decidido recuperar las visitas guiadas que dan en llamar 'Hasta la sacristía', y que permiten descubrir los secretos y los misterios de conocidos templos zaragozanos, que pueden recorrerse de principio a fin, incluso, teniendo acceso a salas que habitualmente quedan vetadas a los visitantes. 

El programa de visitas a las parroquias tradicionales de Zaragoza se recupera a partir de hoy mismo, con un paseo por la parroquia de San Gil Abad, que para sorpresa de propios y extraños tiene una vinculación especial con los panaderos franceses. Quienes quieran saber por qué pueden animarse a participar en la visita guiada, que comenzará esta tarde a las 19.45. Como en el resto de los casos, es preciso hacer una reserva a través del Alma Mater Museum, o bien en su página web o bien mediante su teléfono de información y reservas (976 399488). Las entradas cuestan 8 euros, las visitas duran hora y media, y quienes se encargan de mostrar los templos (salvo en el caso de La Magdalena que lo asumen los propios trabajadores del Alma Mater) son los jóvenes de la empresa de dinamización cultural de Faeton Servicios Educativos. 

Mientras que San Gil se podrá visitar los viernes, los sábados estivales será el turno de Santa Engracia y los Mártires. En este caso se visitará la cripta "y los tesoros que se custodian celosamente en ella", y se explicará también quiénes fueron los mártires de Zaragoza y si fueron dieciocho o "innumerables". 

Una imagen de la cripta de Santa Engracia, desconocida para muchos zaragozanos.
Una imagen de la cripta de Santa Engracia, desconocida para muchos zaragozanos.
Oliver Duch

A partir de este mismo domingo, a las 17.30, también llegarán las visitas a la parroquia de Nuestra Señora del Portillo, popular iglesia con especial vinculación con las mujeres. y con las heroínas de la ciudad. En el interior del templo se conserva y se venera un trocito del cráneo de Santa Águeda, que -según cuentan- llegó a la capital aragonesa de la mano de Carlos V. Los guías tratarán de explicar cómo se produjo aquel periplo y contarán también una y mil historias sobre la obsesión por las reliquias (y sus falsificaciones) en la época medieval. Por cierto, que Agustina de Aragón impidió la entrada de los franceses a Zaragoza desde esta iglesia, como recuerda también la estatua que tiene en la plaza del Portillo.

Que la barroca iglesia de San Felipe tuvo un origen románico será un secreto que se desvele a partir del próximo jueves, con otra visita guiada que tendrá continuidad en julio y agosto. El motivo de esas columnas salomónicas a la entrada y todo el poderío barroco que se desprende en cada metro cuadrado de San Felipe se relatará con calma. "En esta visita nos meteremos de lleno a experimentar las sensaciones que nos transmite un templo como este. Solo así podremos ser conscientes de su verdadera dimensión", explican los organizadores. 

Como ha quedado de manifiesto, cada visita tiene un 'leitmotiv' concreto y si hubiera que atender a los cuatro grandes temas que se tratan se distribuirían de la siguiente manera. En el caso de la iglesia de Nuestra Señora del Portillo el tema es las mujeres. De hecho, parada obligada es la capilla de las Heroínas y no sólo las lápidas que recuerdan a las más famosas (Agustina de Aragón, Manuela Sancho y Casta Álvarez) sino también otras de las que no se tiene ni su nombre, como 'la mujer de Foj'. En Santa Engracia, como se ha dicho, el foco se pone en los mártires, mientras que en San Felipe y en San Gil se tratará de ahondar en la riqueza de su arte y en las devociones populares, mientras se observan también sus criptas y algunas cámaras desconocidas. Por lo que a Santa María Magdalena respecta, el tema central es el mudéjar, pues su disposición en la plaza, su torre e, incluso, su órgano voladizo es una auténtica invitación a conocer mejor el pasado de Aragón y de la ciudad.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa. 

Visita todas las informaciones relacionadas con el turismo en Aragón.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión