Zaragoza
Suscríbete por 1€

hostelería

Zaragoza tiene ya 2.300 terrazas de bar tras el impulso al consumo en la calle por la pandemia

El sector pide licencia para 300 veladores más al poder instalarlos sobre la calzada. Los más grandes deberán incorporar un sonómetro.

PROLIFERACION DE TERRAZAS EN LAS PLAZAS DEL CENTRO DE ZARAGOZA / 27-10-2021 / FOTOS: FRANCISCO JIMENEZ[[[FOTOGRAFOS]]]
Los hosteleros de Zaragoza apuestan por las terrazas para salir de la actual crisis.
Francisco Jiménez

El número de terrazas de bar no para de crecer en Zaragoza. Tanto que ha pasado de contar con apenas un millar hace una década, a las 2.300 solicitadas por los hosteleros este año al Ayuntamiento, que este lunes cerró el plazo para obtener licencia. Aunque el sector asegura que la pandemia ha obligado a cerrar cientos de establecimientos en la ciudad, las facilidades para compensar las restricciones en el interior de los locales, como la instalación de veladores sobre la calzada, han propiciado este aumento. Ahora, con los permisos actualizados, el Consistorio podrá aplicar en toda su extensión la nueva ordenanza municipal, que entre otras novedades obliga a los veladores más grandes a instalar un sonómetro para controlar el ruido.

La evolución del número de terrazas ha estado marcado por dos hitos claramente definidos. El primero fue la Ley Antitabaco, que prohibió fumar en el interior de los bares desde 2011. Hasta entonces, el Consistorio concedía un millar de licencias al año, pero la nueva regulación convirtió los veladores en un elemento fundamental para los hosteleros.

En consecuencia, las licencias fueron creciendo. En 2015 ya había 1.635 terrazas de bar en la ciudad, y en 2019 se superaron los dos millares. Un año después llegó la pandemia, el segundo giro de guion que, al igual que el primero, también se tradujo en un impulso al consumo en la calle.

Sanidad ha sido mucho más restrictiva con el interior de los bares que con sus terrazas, lo que ha propiciado un aumento de las solicitudes de licencias. En parte, por las facilidades del Ayuntamiento para ampliar esta rama del negocio, en especial, con la instalación de veladores sobre las calzadas. Unas 600 plataformas han ocupado un espacio exclusivo hasta ahora de los coches.

«Muchos no han podido aguantar la pandemia, pero ahora se está reactivando el negocio», apunta Francisco Montaner, presidente de la Asociación de Usuarios de Veladores de Zaragoza, entidad que canaliza este año 900 peticiones de licencia. Por su parte, Cafés y Bares entregó ayer otras 1.048, es decir, 200 más que en pasados ejercicios. El resto, hasta las 2.300, se tramitan de forma particular.

Ambas asociaciones renovaron el convenio de colaboración con el Ayuntamiento para los próximos cuatro años. En virtud del acuerdo, sus asociados disfrutan de descuentos y no están obligados a solicitar la licencia cada invierno, salvo que exista un cambio de titularidad o una modificación sustancial de la terraza.

Nueva ordenanza

Los hosteleros que han solicitado una licencia de terraza van a estrenar la nueva ordenanza, que pese a estar en vigor desde el año pasado, es ahora cuando se podrá aplicar en su totalidad. Por ejemplo, el Ayuntamiento ya sabrá cuántos veladores superan los 25 metros cuadrados de superficie. Serán los que estén obligados a instalar un sonómetro para controlar el ruido de los clientes y evitar así molestias a los vecinos.

Es una de las principales novedades de una ordenanza que, además, recorta los horarios de apertura. De domingo a jueves deben cerrar a medianoche, mientras que el fin de semana y víspera de festivos, las mesas se desmontan a la 1.30 en los distritos urbanos, y a las 2.30 en los rurales.

Además, en favor de la accesibilidad, se garantiza un paso peatonal sin obstáculos de 1,80 metros. En este sentido, es obligatorio delimitar el perímetro de la terraza con líneas pintadas en el pavimento. De igual modo, las mesas y sillas no pueden ocupar más del 60% de las plazas de la ciudad. También se regula el uso de calefactores, de tal forma que solo se permiten los eléctricos o los que funcionan utilizando pellets, biocombustibles u otras formas de energías alternativas y renovables.

En cuanto a las terrazas sobre la calzada, que deben pagar una cuota superior al resto, solo pueden suprimir un tercio de las plazas de aparcamiento de la zona. Finalmente, se vigila la estética de las terrazas, en especial, la presencia de publicidad en su mobiliario.

A la espera de ayudas

Por otro lado, el Ayuntamiento sigue sin aclarar cómo va a hacer llegar a los bares y restaurantes de la ciudad la aportación de 3,4 millones que no incorporó al plan de ayudas a la hostelería de la DGA. Según trasladan fuentes del sector consultadas por este diario, todavía hay «confianza» en llegar a un acuerdo con el gobierno PP-Cs, pero advierten de que «llegan tarde».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión