Zaragoza
Suscríbete por 1€

ayuntamiento de zaragoza

Zaragoza cerró 2021 con 22 millones de remanente de los que la mitad serán para pagar facturas

3,4 millones se destinan a una línea de ayudas a la hostelería mientras que 6,7 serán para gastos imprevistos.

La concejal de Hacienda, María Navarro, junto a la portavoz socialista, Lola Ranera.
La concejal de Hacienda, María Navarro, junto a la portavoz socialista, Lola Ranera.
Oliver Duch

El Área de Hacienda del Ayuntamiento de Zaragoza estima que el presupuesto del año pasado arrojará un remanente de 22 millones de euros, de los que la mitad se destinarán al pago de facturas pendientes, como las que se acumularon por la desorbitada subida del precio de la luz. Además, habrá dinero para reforzar las políticas de apoyo a la hostelería y para obras e imprevistos, todavía por concretar.

Estas son las estimaciones con las que ya trabaja el gobierno PP-Cs de cara a la liquidación del presupuesto de 2021, que se cerrará el próximo mes de marzo. Tras conocerse los datos de la ejecución de los ingresos y gastos del pasado ejercicio, que se hicieron públicos el jueves y que revelan que quedaron pendientes de gastar 79 millones, el Ayuntamiento ya ha hecho una previsión de remanente que queda muy lejos de las cifras que han ido aportando los grupos de la oposición, que han llegado a aventurar que se superarían los 40 millones (este viernes mismo lo hizo el PSOE).

El coste de la energía

Pero gran parte de los 22 millones, que será la cifra que realmente sobre, están ya comprometidos. El fuerte aumento del precio de la luz desbordó las previsiones recogidas en el presupuesto de 2021, por lo que se acumuló al final del ejercicio un elevado volumen de facturas pendientes de pago en la denominada ‘cuenta 413’ de la contabilidad municipal, que es la que recoge los gastos sin consignación presupuestaria. En total son 4 millones de euros que, sumados a las cifras que de forma habitual se manejan en la mencionada cuenta, elevan la cuantía que se saldará con cargo al remanente hasta los 11 millones de euros.

De los 11 millones de euros restantes, el gobierno municipal PP-Cs tiene claro que 3,4 irán a programas de ayudas al sector de la hostelería. Este asunto está vinculado al desencuentro entre el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza a propósito de la adhesión de la capital aragonesa al plan autonómico de ayudas a la hostelería.

El Consistorio se negó a sumarse si no se daban garantías de que las empresas beneficiarias, además de tener su sede social en la ciudad, desarrollaban en ella su actividad principal. Al final, Zaragoza quedó fuera del plan, aunque anunció que los 3,4 millones que iba a aportar al plan autonómico irían para el sector hostelero.

Parece difícil que se habiliten ayudas directas y queda descartado completar el 20% de la ayuda que no percibirán los hosteleros de la capital por la falta de aportación municipal. En este momento se están negociando con el sector el destino del dinero, pero podrían acabar en programas de promoción del comercio y la hostelería, más fondos para Volveremos, bonificaciones fiscales o patrocinios de eventos.

Del total de 22 millones quedarían 6,7 millones cuyo destino no está definido. Podrían ir a obras, pero también a atender el pago de sentencias imprevistas, como las que pudieran llegar por la plusvalía. Otra cuestión que preocupa en el gobierno municipal es la evolución del Índice de Precios al Consumo (IPC), que está en máximos históricos, y la crisis de suministros, que amenaza con disparar los precios de las obras.

En cualquier caso, será un dinero del que el Ayuntamiento podrá disponer a partir de marzo, después de dos ejercicios en los que el remanente no se ha podido utilizar: el de 2019, de 40 millones, se dedicó íntegramente al pago de facturas y el de 2020 fue negativo: hubo un agujero de 10 millones que se cubrió con cargo al presupuesto de 2021.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión