Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Vivir en un piso de más de 300 metros en el centro de Zaragoza

Se trata de viviendas ubicadas en fincas señoriales cuya oferta inmobiliaria no supera el 5% en el mercado.

Piso duplex de 359 metros cuadrados que se vende en el paseo Ruiseñores de Zaragoza.
Piso duplex de 359 metros cuadrados que se vende en el paseo Ruiseñores de Zaragoza.
Brisasol

Apenas representan menos del 5% de la oferta inmobiliaria de Zaragoza, pero sí que existe en la actualidad un mercado de venta de pisos de más de 300 metros cuadrados. Se trata por lo general de viviendas de edificios 'señoriales' ubicados en el centro de la ciudad, en zonas como paseo de la Independencia, plaza de los Sitios, calle de Alfonso, Zurita o Sagasta, entre otras. "Hay dificultad para encontrar pisos de esas características y también la demanda es pequeña. No es el perfil del piso habitual. Las personas que quieren casas grandes buscan una parcela o un chalé en zonas residenciales como Montecanal, por ejemplo", explica Fernando Burillo, director de Brisasol Zaragoza.

Precisamente, esta inmobiliaria tiene en estos momentos en cartera un "magnífico" piso tipo duplex de 359 metros cuadrados construidos en uno de los edificios más representativos del paseo Ruiseñores -en una finca con piscina comunitaria y conserje-, cuyo precio es de 695.000 euros. La vivienda -de 260 m2 de superficie útil con terrazas- se distribuye en seis dormitorios dobles (el principal tipo suite, con salida a la terraza, cuenta con vestidor y baño), un amplio salón de 35 metros (también con acceso a terraza), cinco baños y una cocina con zona de comedor. Tal y como se detalla en la ficha técnica, el inmueble se vende con dos plazas de garaje y con trastero.

Asimismo, Brisasol intermedia en la venta de otras viviendas grandes, de más de 200 metros. Una de ellas es un piso "espectacular", enfrente de El Corte Inglés de Sagasta, de 234 metros útiles y cuyo coste es de 525.000 euros. "Más de 200 se puede considerar un piso grande y representan en torno al 10% de la oferta. Las familias se han reducido mucho y, en tiempos de la covid, mayoritariamente demandan viviendas de 120-130 metros cuadrados, con cuatro dormitorios, dos baños y que tenga terraza. Los pisos de más de 300 suelen tener miradores o balcones; son otros requisitos", indica Burillo, que informa de que el último piso de tantos metros que vendieron fue uno en la plaza de España, que se destinó a actividades económicas (oficinas).

También la inmobiliaria Donpiso cerró a finales de 2020 la operación de dos inmuebles de 225 metros cada uno -a reformar- en el paseo de la Independencia para el mismo uso. "Se lo quedaron dos empresas. Los clientes de viviendas tan grandes son familias numerosas a los que le gusta la zona centro y compañías para montar oficinas (siempre que la normativa lo permita). Y hace dos meses vendimos otra de 180 metros en la plaza de los Sitios", indica Alfonso Jiménez Muro, delegado de la oficina Donpiso en Mariano Barbasán.

En estos momentos, tienen en venta un piso "señorial" -que data del año 1951- de 325 metros cuadrados en el paseo de la Constitución por 498.000 euros para reformar. Consta de siete habitaciones, tres baños, balcón y trastero. "Lo que destaca es la amplitud de las estancias, con techos de 3,40 metros de altura; eso en una obra nueva no lo tienes. También contamos con varios inmuebles de más de 200 m2. En algunas ocasiones se pueden segregar en dos; no es el caso del de paseo de la Constitución", detalla.

Financiación de la reforma

Para Alfonso Jiménez, la oferta de pisos por encima de los 300 metros es también minoritaria. Al mismo tiempo, habla de la dificultad de vender este tipo de inmuebles si conlleva una reforma debido a la financiación. "Los bancos solo te conceden el 80% de la hipoteca. Ya no te incluyen el gasto de la reforma y es complicado que la gente tenga esos ahorros para meterse en estas viviendas. Rehabilitado puede estar por encima de los 700.000 euros. Además, la gente ya no necesita tantos metros cuadrados", dice el delegado de la oficina de Donpiso, quien añade que muchas no salen al mercado inmobiliario porque son de familias o de empresas patrimoniales.

Por su parte, fincas Vercasa tiene en cartera un piso de 350 metros, siete habitaciones y dos baños en un edificio catalogado del paseo de Sagasta por 415.000 euros y con licencia para oficina. "Es el único de estas dimensiones que hemos tenido a la venta y en estos momentos es una oficina. En cambio, contamos con muchos unifamiliares en zonas residenciales de Zaragoza con esos metros. Ese tipo de inmuebles de más de 300 m2 tiene mucho mercado, pero en el segmento residencial requiere que tengan garaje", subraya María Landera.

Además, la responsable de Vercasa resalta el movimiento que hay en el mercado inmobiliario. "El interés por la compra de vivienda se ha activado, tanto de primera como de segunda mano. Nos ha sorprendido porque pensábamos que con la pandemia la gente iba a esperar. Cuando el precio es razonable se compra tanto por parte de particulares como de inversores (para luego alquilarlos)", añade.

A las viviendas de segunda mano hay que sumar promociones de obra nueva, que también cuentan con pisos de grandes dimensiones. Así, por ejemplo, figura uno de 425 m2 en la plaza de Europa de un inmueble de la promotora Ebrosa, que está en obras. Según se detalla en el portal Idealista, cuenta con cuatro habitaciones en la planta novena y su precio es de 509.200 euros. Además, incluye garaje y trastero en un edificio con piscina cubierta acristalada, gimnasio y zona de juegos infantiles.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión