Zaragoza
Suscríbete

El Ayuntamiento estudia ampliar el campo de golf de Arcosur por su elevada demanda

La instalación municipal, en manos de la federación aragonesa, sumaría 9 hoyos.

El ‘pitch & putt’ de Arcosur ha aumentado un 20% el número de abonados este año
El ‘pitch & putt’ de Arcosur ha aumentado un 20% el número de abonados este año
FRANCISCO JIMENEZ

El Ayuntamiento de Zaragoza está estudiando la posibilidad de ampliar el campo de golf de Arcosur ante su elevada demanda. La instalación municipal, en manos de la federación aragonesa, no ha dejado de crecer en usuarios y abonados, en especial en este último año, en el que las restricciones sanitarias han llevado a buscar alternativas de ocio saludables y seguras frente a la covid. De ahí que el gobierno PP-Cs no solo valore renovar la concesión, que expira en 2022, por otros cinco años más, sino que va a analizar la viabilidad de construir otros nueve hoyos.

El desarrollo urbanístico de Arcosur iniciado en 2002 contemplaba la creación de un gran campo de golf de 18 hoyos y otro de 9 con la correspondiente zona de prácticas como parte de los aprovechamientos vinculados a las zonas verdes del nuevo barrio. Sin embargo, la crisis inmobiliaria de 2008 dejó estancado el proyecto, que no se retomó, a mucha menor escala, hasta años después.

En concreto, se planteó un ‘pitch & putt’ de 9 hoyos cuyas obras principales concluyeron en 2014. La inauguración, en cambio, no llegó hasta 2017, con el entonces gobierno de ZEC -ninguno de sus concejales acudió al acto al estar en contra de un proyecto "heredado" del PSOE-, y desde entonces ha sido una de las concesiones municipales que mejor ha funcionado, según indican fuentes del Ayuntamiento.

De hecho, la pandemia ha aumentado el interés por un deporte que se practica al aire libre y con distancia social. "Va a más en los últimos años porque es apto para cualquier edad y condición física y además, en las actuales circunstancias, permite una actividad con todas las garantías sanitarias", explica José María Dehesa, presidente de la Federación Aragonesa de Golf, que gestiona el campo de Arcosur.

A su juicio, el golf "era el gran desconocido" y, gracias a instalaciones municipales como la de Arcosur o la de Ranillas, ha dejado de ser un deporte elitista. "Puedes jugar por 2 euros", apunta.

Tanto es así que el número de federados en la Comunidad no ha dejado de crecer, hasta rozar las 6.300 licencias. De forma paralela, la instalación de Arcosur ha aumentado el número de usuarios un 20% en el último año, con 310 abonados, y ya sufre lista de espera para dar clases. Desde su apertura, han pasado por las instalaciones más de 3.200 alumnos.

"Crecer para no morir de éxito"

De ahí la necesidad, argumenta el presidente de la federación, de ampliar las instalaciones. "Tenemos que seguir creciendo para no morir de éxito". La posible ampliación de las instalaciones sería, además, "un valor añadido" para los vecinos del barrio y los promotores del suelo.

Los responsables de la concesión plantean crear un campo tipo ‘executive’, un escalón intermedio entre el actual ‘pitch & putt’ y los de 18 hoyos. "El objetivo es crear afición y fomentar el ocio saludable y accesible para todos sin hacer competencia a los clubes", concluye Dehesa.

"Es un deporte al aire libre y con distancia, ideal para estos tiempos"

Mamen Martínez no estaba muy convencida cuando le convencieron para comenzar a jugar al golf. "Nos regalaron unos palos y, cuando abrieron el campo de Arcosur, fuimos a probar. Enseguida me enganché", comenta esta zaragozana de 62 años que ha descubierto una nueva afición para practicar con su pareja o con sus amigas. "Voy una vez a la semana y veo que hay más afición, la gente parece que ha visto que es un deporte seguro ante la pandemia", apunta.

Su teoría es respaldada por Fernando Naranjo, profesor en el campo de Arcosur. "Se practica al aire libre y con distancia, es ideal para estos tiempos de restricciones", señala. En su caso, se aficionó de joven. "Vinieron unos tíos de Barcelona a jugar -relata- y me dieron una propina por llevarles los palos. Al final del día me dejaron probar y me aficioné al instante". Tanto que a los 22 años (ahora tiene 38), tras acabar la carrera, logró la titulación necesaria para dar clases.

"Al principio los alumnos vienen algo reticentes, por que creen que es un deporte algo elitista y aburrido, pero en seguida se enganchan", asegura. Añade que "llegar a la élite es muy difícil, pero en apenas un mes puedes salir al campo a divertirte". A su juicio, el boca a boca ha tenido mucho que ver en el crecimiento de esta práctica deportiva. Además, según comenta Mamen Martínez, "Arcosur le ha dado un gran empujón, con cursillos y promociones" que hacen "muy divertido" iniciarse.

A todo ello se suma que la exigencia física es mínima. Ese es uno de los motivos por los que Mario Villarroya, zaragozano de 69 años, decidió coger los palos. "He practicado otros deportes, pero el cuerpo ya no permite muchos esfuerzos", reconoce. "Buscaba un campo pequeño, y mucho mejor si está gestionado por la federación aragonesa, ya que todos los recursos van encaminados a la enseñanza, con precios bajos", relata. En su caso, acude desde Garrapinillos a jugar con los amigos y su mujer. "Se coge muy rápido y cada día es una experiencia, concluye.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión