Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

comarca tarazona y el moncayo

Un agricultor halla tres fósiles de 175 millones de años

l vecino de Campillo de Aragón los encontró en el término de Milmarcos, una zona que fue un mar poco profundo.

Fósiles encontrados por un vecino de Campillo de Aragón
Fósiles encontrados por un vecino de Campillo de Aragón
Diego Gotor

Cuando Diego Gotor llevaba un buen rato de la mañana del último sábado de febrero doblando la espalda para quitar piedras de una finca agrícola encontró algo que no esperaba: tres fósiles incrustados en sendos obstáculos que estaba retirando y echando a la pala del tractor que conducía su padre. "Fue una de tantas que quité. Pero vi que tenían un relieve y me pareció curioso y bonito, porque es una zona que está a unos 1.000 metros de altura y me causó buena impresión", explica este agricultor de Campillo de Aragón.

En esas piedras, detalla María Blasco, licenciada en Geología, directora del instituto de Zaurín de Ateca y experta en este territorio fronterizo, quedó impresa la forma de "varios bivalvos con una antigüedad de unos 175 millones de años entre el jurásico y el cretácico". "Este hallazgo nos sirve para saber cómo era ese sitio: un mar poco profundo y de aguas cálidas, en el que también habitarían otras especies como los amonites", indica. Asimismo, puntualiza que el hallazgo "no tiene una importancia destacada".

"El caso es que la guardé y al rato me volví a encontrar otra más 20 minutos después. Lo comenté con mi padre y me dijo que lo tirase que para qué quería eso", recuerda con humor Gotor. Minutos después volvió a encontrar otra más, de mayor tamaño, a la que hizo una foto y la dejó en el mismo sitio. "Las dos primeras piedras tendrían el tamaño de un balón de fútbol sala y las conchas, los restos en sí, serían más o menos como una pelota de pimpón", calcula. En su caso es la primera vez que en su familia dan con unas piezas de este tipo: "Cuando lo publiqué en Facebook sí que una amiga mía me dijo que ella ha encontrado muchas más".

En su caso, indica que "es un trabajo que se suele hacer para dejar bien el terreno, para que a la hora de cosechar la máquina pueda apurar el corte lo más cerca del suelo que pueda". Sobre la zona exacta donde las halló, Gotor concreta que se trata de finca ubicada en término municipal de Milmarcos, ya en la provincia de Guadalajara, y lindante con la cercana Fuentelsaz, ambos colindantes con Campillo al otro lado de la conocida "raya" con Castilla. "Sí que es verdad que es una zona en la que se nota más humedad y por donde hay barrancos", comenta.

Geoparque de Molina-Alto Tajo

"En la zona de Milmarcos y Fuentelsaz es todo un tesoro y es muy rica en fósiles", contextualiza Blasco. En este sentido, recuerda que en la segunda de las localidades se encuentra un estratotipo -una sección de terreno- tomada como la única referencia mundial del tránsito entre el Jurásico Inferior y el Jurásico Medio. "Es espectacular y está incluido dentro del Geoparque de la Comarca de Molina - Alto Tajo", recomienda la experta. Hace seis años, ese punto, que abarca unas 85 hectáreas, fue reconocido por el "clavo de oro" que concede la Unión Internacional de Ciencias Geológicas, dependiente de la Unesco.

Gotor, por su parte, asegura que ya tiene un destino para estas piezas: "Las guardaré en casa y hablándolo con mi mujer, como estamos arreglándonos una vivienda nueva, espero que podamos tener un sitio para dejarlas donde se vean".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión