Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Primera salida de octogenarios tras un año de covid: "A la Virgen del Pilar le he pedido que nos proteja a todos"

Doce usuarios de la Residencia para Mayores Ballesol Puerta del Carmen de Zaragoza se han acercado a la Basílica del Pilar para agradecerle que no se hayan contagiado ni ellos ni sus familiares.

A Teresa Alonso, de 88 años, se le saltaban las lágrimas de emoción este martes por la mañana ante la salida tan especial que minutos después iba a realizar a la Basílica del Pilar junto a otros once usuarios de la Residencia para Mayores Ballesol Puerta del Carmen de Zaragoza. Tras un año difícil, por fin han podido acercarse a ver a la Virgen del Pilar -de la que todos ellos son grandes devotos- una vez vacunados contra el virus. "Durante este tiempo, le he rezado mucho para que proteja a mis sobrinos: tengo 30. A la Virgen le pido que siga conmigo", ha señalado.

Varios taxis adaptados esperaban a las puertas del centro para llevarlos -acompañados por la directora Sonia Martínez, una terapeuta ocupacional y una supervisora- hasta la plaza del Pilar en la que ha sido su primera salida del barrio en estos últimos doce meses. "Es en agradecimiento a la Virgen del Pilar, para pedirle que nos siga protegiendo y en homenaje a los que ya no están por la pandemia. Antes de la covid, todos los meses o cada mes y medio venían a la basílica. Durante este tiempo, han echado mucho de menos no poder acercarse. La idea era que hubiera sido más numerosa, pero todavía no están permitidas las salidas en grupo ni poder hacer una ofrenda en eucaristía", ha explicado la directora de Ballesol Puerta del Carmen, en la que residen 70 ancianos.

Octogenarios visitan un año después la Virgen del Pilar: "Estoy muy emocionada, pido que nos proteja a todos"

Por su parte, la terapeuta Cristina Benedé ha indicado el carácter de convivencia y espiritual que ha tenido la salida. "Es una población muy creyente y demanda este tipo de oficio religioso. Teníamos ganas de hacer algo para su bienestar emocional. Ha sido una iniciativa de la dirección y se les ha comunicado a las personas más autónomas por el tema de aforo", ha añadido.

"¿Ha venido algún famoso?"

El grupo de ancianos llegaba pasadas las 11.00 a la plaza del Pilar rodeado de cámaras de televisión y prensa. Una expectación mediática que ha suscitado la curiosidad de algunas personas que pasaban por el lugar. "¿Es que ha venido algún famoso a la basílica?", han preguntado dos mujeres a los periodistas.

Ya dentro, en la sacristía, varios de los mayores han hecho entrega al capellán de los dos ramos de flores silvestres que portaban y, después, todos ellos acudían ante la Virgen del Pilar para agradecerle su protección. "Salgo muy relajada y muy bien; me da una paz tremenda venir aquí. Y me ha dado tiempo a rezarle el rosario", ha destacado Pilar Jimeno, de 83 años. "Siempre me gusta acercarme al Pilar. Lo único que le pido a la Virgen es salud para mis hijos. Para mí, que me la conserve mientras pueda y que me vaya sin problemas", ha dicho esta mujer, quien ha expresado su deseo de salir a pasear con sus hijas.

Por su parte, Lorenzo Dolz, de 85 años, que recientemente ha perdido a su esposa por una grave enfermedad, ha dicho sentir mucha emoción. "Tanto tiempo sin venir... A la Virgen le he pedido que nos proteja a todos: a los que estamos y a los que por desgracia han fallecido. Y le he agradecido que estoy bien; el 10 de febrero me operaron de vejiga y me he recuperado. Soy aragonés y tengo devoción por ella; para mí es un gran apoyo", ha asegurado.

Hasta la basílica también se ha acercado algún familiar de estos usuarios. Como Isabel Pérez, que ha acompañado a su madre, Pilar Lahoz, de 96. "Es un sueño cumplido el poder ver a la Virgen tras un año de covid. Lo más importante para ella era venir a verla. Le tenemos que agradecer por todo y porque mi madre no haya cogido el virus y esté bien", ha subrayado Isabel, que en todo este año ha estado "tranquila" por su progenitora. "Vivo muy cerca de la residencia y sabía que estaba bien cuidada".

Mientras, la terapeuta Cristina Benedé ha afirmado que lo más importante es mantener un envejecimiento activo dentro de las medidas de seguridad que se deben tener aunque se esté vacunado. "Formar parte de la ciudad y mantener un nivel de ocupación y de ocio para mejorar a nivel emocional, cognitivo, funcional y social", ha recordado.

Al mismo tiempo, la directora Sonia Martínez ha hecho hincapié en que las residencias son los lugares "más seguros". "Este año de coronavirus ha sido durísimo para todos, en particular para las residencias. En abril nosotros tuvimos un brote, pero lo gestionamos muy bien y a tiempo gracias a la colaboración de todo el personal y de los familiares. Tenemos que empezar a recuperar el tiempo perdido".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión