Aragón
Suscríbete

La residencia de Valdespartera para asintomáticos se clausura tras atender a 199 pacientes

El Hospital Clínico de Zaragoza se plantea cerrar también la unidad de hospitalización que habilitó en Casetas.

La residencia de mayores Albertia Valdespartera, aún sin estrenar, acogerá a pacientes asintomáticos, bajo la gestión de Cruz Roja. guillermo mestre
La residencia de mayores Albertia Valdespartera que acogía a pacientes asintomáticos
Guillermo Mestre

La residencia de mayores Albertia de Valdespartera, que se habilitó a principios de agosto como centro para acoger a pacientes covid asintomáticos, despidió hace unos días al último enfermo de estas características. Este fue uno de los equipamientos que acondicionó el Gobierno de Aragón para evitar contagios y garantizar una alternativa a quienes no pudieran mantener las condiciones de aislamiento y distanciamiento social marcadas por las autoridades sanitarias en sus domicilios. Fuentes de Cruz Roja, entidad que ha gestionado el servicio, explicaron este lunes que durante estos seis meses de funcionamiento han atendido a 199 personas.

El pasado jueves abandonó las instalaciones el último paciente asintomático alojado en la residencia, que todavía tuvo que continuar con la cuarentena en el centro covid de Casetas. Cruz Roja está desmontando ya el material que tenía en su interior para cerrar de forma oficial este servicio la próxima semana. Después se procederá a su limpieza y desinfección. La residencia, que en agosto todavía no se había estrenado, puso a disposición del Departamento de Sanidad las instalaciones para el alojamiento de pacientes asintomáticos. Este dispositivo, que contaba con 70 plazas, empezó a recibir a pacientes el 4 de agosto del año pasado y desde entonces en él se ha atendido a 199 personas: 121 hombres, 62 mujeres y 16 menores, ya que tenía un espacio abierto para familias. El perfil de sus ocupantes ha sido variado, desde temporeros a personas que compartían piso o gente que vivía en casas donde no podían guardar la separación necesaria entre el enfermo y el resto de convivientes.

Cruz Roja, asimismo, trasladó entre el 15 de julio y el 17 de febrero a 1.090 usuarios de residencias hasta los centros covid, o viceversa, realizando en total 444 servicios. Además, ha apoyado al servicio del 061 Aragón en el transporte de urgencias no covid. Fuentes de la entidad explicaron que, gracias a este convenio, se ocuparon de 482 viajes.

Por otra parte, la unidad de hospitalización a domicilio que el Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza gestiona en la tercera planta del centro covid de Casetas también parece que tiene sus días contados. Este recurso, que cuenta con 20 plazas, se puso en marcha a finales del pasado octubre para acoger a pacientes con un techo terapéutico que no les permite beneficiarse de las terapias intensivas del hospital o en fase terminal a los que se dispensan los cuidados paliativos. De esta forma se alivia la presión asistencial del Clínico. Fuentes oficiales del hospital confirmaron que se está estudiando su clausura, aunque todavía no está decidida la fecha. Este lunes había ingresados en este dispositivo tres pacientes que a lo largo de esta semana está previsto que reciban el alta.

Además, el centro covid de Casetas, el único que continúa abierto de los tres que en su día acondicionó el Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales, atendía este lunes a 10 residentes positivos en coronavirus (su capacidad máxima es de 73 camas) y mantiene una plantilla de 35 auxiliares de enfermería, además de médicos, personal de limpieza, enfermeros y trabajadoras sociales. La consejera de Ciudadanía, María Victoria Broto, anunció la semana pasada que continuará abierto a la espera de cómo evolucione la situación. Los de Yéqueda y Gea de Albarracín ya han bajado la persiana.

Residencia intervenida

Por otra parte, la residencia de mayores Villa de Ejea, perteneciente a la Asociación Nuestra Señora de la Oliva en la capital de las Cinco Villas, se ha convertido en la única que sigue intervenida por el Gobierno aragonés tras las ocho en las que se adoptó esta medida en la primera oleada. Está intervenida desde el pasado 15 de enero por el elevado número de contagios entre usuarios, trabajadores y equipo directo. Desde Ciudadanía confirmaron que aunque el brote se ha superado, continúa así "para garantizar la atención a los usuarios y su propia continuidad". De los 107 internos, 15 han fallecido por covid.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión