Aragón
Suscríbete por 1€

coronavirus

¿Por qué las mascarillas han frenado la gripe pero no la covid?

La protección contra la covid ha servido para detener muchas enfermedades respiratorias, entre las que el SARS-CoV-2 es de las más contagiosas. La OMS estudia si un virus ha podido desplazar al otro.

La campaña de vacunación contra la gripe en el Hospital Clínico.
La campaña de vacunación contra la gripe en el Hospital Clínico.
Oliver Duch

Los facultativos están sorprendidos por la escasísima incendia de la gripe este año. Sabían que las precauciones tomadas contra la covid iban a frenar su propagación, pero los datos de gripe son casi irrisorios, mucho más bajos de los que se preveían. La gripe ha pasado de superar los 284 casos por 100.000 habitantes en la sexta semana de 2020 a solo 0,7 en el mismo periodo de 2021, según los datos del Boletín Epidemiológico. Muchos profesionales atribuyen esta bajada a la distancia social y las mascarillas, que han conseguido doblegar el gripe pero siguen en su batalla contra la covid, patógeno (por lo visto) mucho más contagioso.

“Al haber estado preocupados de la covid hemos tomados una serie de precauciones contra las enfermedades respiratorias que han hecho que la gripe bajara. A esto hay que sumar una mayor concienciación en la campaña de vacunación de la gripe”, explica el médico Lorenzo Arracó, cuya tesis respaldan las cifras: cerca de 331.000 aragoneses se han vacunado esta campaña, alrededor de un 60% más que la temporada anterior.

Las mascarillas se han mostrado efectivas a la hora de contener los contagios por aerosoles, siempre y cuando se lleven bien puestas y ajustadas. Esta barrera también es útil para otras enfermedades de transmisión aérea, incluso, puede echar una mano en ciertos casos de asma (a pesar de la sensación opresiva) o de enfermedades de la laringe. No obstante, no todo es achacable a la mascarilla porque "hay que decir que la distancia social funciona y el confinamiento también, hay que seguir con la primera, y usar el segundo cuando sea necesario", explica José Luis Jiménez, experto en la transmisión de aerosoles.

La covid y la gripe presenten cuadros similares y eso podría haber hecho que el año pasado se confundieran en los diagnósticos unos casos con otros. En opinión de Luis Miguel García, presidente de la Sociedad Aragonesa de Medicina de Familia y Comunitaria (Samfyc), "algunos casos se pudieron confundir fácilmente de diciembre a febrero". A su juicio, que ahora no haya incidencia de gripe es "porque el mecanismo de contagio gripe y covid es similar, por no decir idéntico. La covid es más contagiosa, pero si te proteges contra este virus, también te proteges contra la gripe". Analizando la estadística hay que contar también con que la gripe afectaba en muchos casos a las personas mayores y esta franja poblacional se ha visto muy diezmada por la nueva crisis sanitaria.

Queda la duda de si pueden coexistir una infección de gripe y otra de covid-19 y todo apunta a que sí, a que es posible y a que -claro- supone una amenaza para los pacientes de riesgo hasta el punto de doblar las posibilidades de convertirse en letal. Desde la Organización Mundial de la Salud sostienen que una infección simultánea varios virus es mucho más dañina, aunque las consecuencias no se han estudiado con detalle. Algunas teorías apuntan a que al coincidir dos virus uno desplazaría al otro y se impondría, pero esta tesis no está confirmada y la recomendación más prudente es protegerse. Lo bueno de esta posible coincidencia es que los virus se trasmiten de forma similar, de modo que las precauciones que se toman para no contagiarse de uno protegen también del otro. El problema es que ambos causan desde afecciones asintomáticas o leves hasta enfermedades graves y muerte.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión