Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Avanza instala cámaras en los autobuses para controlar el aforo y cerrar las puertas si se supera

El sistema de conteo dará información en tiempo real a los usuarios y permitirá a los conductores regular el número de viajeros para evitar la propagación de la covid.

Imagen de una de las cámaras colocada en la salida del autobús.
Imagen de una de las cámaras colocada en la salida del autobús.
Avanza

La concesionaria del transporte urbano de Zaragoza, Avanza, ha comenzado la instalación de cámaras de conteo en la flota de bus. El sistema servirá a la empresa y al Ayuntamiento para conocer el aforo real que se registra en cada momento en los vehículos. De esta forma, se puede tomar la decisión de cerrar las puertas una vez alcanzado el nivel máximo de ocupación de acuerdo a datos objetivos y no según la percepción del conductor, tal y como ocurría hasta ahora. De momento, ya se han colocado cerca de 200 dispositivos, y estos días se calibra su funcionamiento para ponerlo en marcha en las próximas semanas.

El control real del aforo es uno de los mayores retos del transporte público de todas las grandes ciudades a la hora de cumplir con las restricciones sanitarias decretadas para combatir la pandemia. Pese al desplome en el número de usuarios desde que llegó la covid el año pasado, en las horas punta se producen momentos de saturación que obligan a los viajeros, en ocasiones, a tener que esperar al siguiente vehículo.

En el momento actual, Sanidad establece un uso del 75% de las plazas sentadas y de dos personas por cada metro cuadrado para la zona de pie. Durante la ola de contagios que afectó a Aragón en otoño y que obligó a reducir los aforos, el Ayuntamiento desplegó por las paradas a inspectores y a voluntarios para regular el tránsito de viajeros en las horas punta. Además, se comenzó a emitir mensajes por megafonía y a lanzar campañas de concienciación para "apelar a la responsabilidad de los usuarios".

Junto a estas medidas, la concejal de Movilidad, Natalia Chueca, señaló que se iba a trabajar en la instalación de sistemas de conteo para conocer el número real de usuarios en cada momento, ya que los buses de Zaragoza carecían de esta tecnología.

Cerca de 200 buses ya cuentan con estos dispositivos, y en 70 se han activado en modo de prueba. En concreto, se instalan dos cámaras por vehículo, una en cada una de sus puertas traseras, que registran la salida de pasajeros. Estos datos, combinados con los de validación de billetes por la puerta de entrada, ofrecen el uso real en cada momento, según explican fuentes municipales.

Cuando las cámaras detectan que se ha alcanzado la capacidad máxima permitida -según las restricciones de cada momento-, se envía un aviso al sistema de comunicación interna del conductor, que a continuación activará un mensaje de ‘Aforo Completo’ en el frontal del vehículo. De esta forma, se avisará a los usuarios que esperan en las paradas de que, mientras no bajen pasajeros, no se admitirán nuevos.

Además, desde el Consistorio y la concesionaria destacan que el sistema favorece la "transparencia" en la gestión del transporte público de la ciudad. "Cuando el vehículo viene muy vacío, o en unos márgenes adecuados, también se colabora a transmitir una mayor percepción de seguridad y mejora la tranquilidad del usuario", detallan.

Códigos QR en el tranvía

El control de aforo se viene haciendo desde noviembre en el otro gran medio de transporte público de la capital aragonesa. El tranvía puso a disposición de los usuarios un sistema de códigos QR que permite conocer a través del teléfono móvil el tiempo de espera estimado en la parada, la ocupación real de los dos siguientes convoyes y si son simples o dobles.

Con esta medida, a la que también se puede acceder a través de la web de Tranvías de Zaragoza, el Ayuntamiento de Zaragoza busca facilitar la planificación de los desplazamientos de los zaragozanos, que en ocasiones pueden optar por otras alternativas si el servicio está saturado, y reducir así las aglomeraciones en hora punta.

En el caso del tranvía, donde las puertas se utilizan simultáneamente para subir y bajar, la empresa que gestiona el servicio no utiliza cámaras de conteo, sino un sistema combinado de parámetros como el momento del día, la parada o incluso el peso del convoy, que sirven para determinar la cifra de viajeros en ese instante.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión