Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ayuntamiento de zaragoza

Azcón aplaza un año la reforma del albergue y de la avenida Cataluña y rediseña el plan de vivienda

Los programas plurianuales del presupuesto prevén 29 millones en inversiones este año y 54 el próximo.

Estado de la avenida de Cataluña, en Zaragoza.
Estado de la avenida de Cataluña, en Zaragoza.
Toni Galán

Los programas plurianuales del presupuesto de 2021 de Zaragoza, que incluyen las partidas que se prevé desarrollar a lo largo de varios años, prometen más de 107 millones de euros para inversión de aquí a 2023. Entre los proyectos agraciados por el gobierno en este apartado destacan las obras del plan Pignatelli, la mejora del Canal Imperial, la Operación Calles  o la urbanización del entorno del campus universitario San Francisco. En cambio, la coalición PP-Cs aplaza un año actuaciones que debían ejecutarse este ejercicio, como las reformas del albergue municipal y de la avenida de Cataluña. Además, el plan de vivienda diseñado por ZEC, que comprometía cerca de 50 millones a medio plazo, se sustituye por otro centrado en la rehabilitación y menos «desmedido»: pasa a tener 13,9 millones.

Son las líneas básicas de unos programas plurianuales que contemplan un gasto de 28,9 millones para este mismo año, de los que 10,3 corresponden a la amortización del crédito de Zaragoza Alta Velocidad (ZAV). También en 2021, el gobierno dispondrá de 2 millones para la intervención urbanística en el entorno de la iglesia de San Ildefonso, como parte del plan especial del sector Pignatelli. Este proyecto contemple una de las mayores previsiones de inversión para 2022, ya que el Ayuntamiento le reserva 10,5 millones.

Además, el gobierno destinará este año 200.000 euros para redactar el proyecto de pacificación y mejora de la escena urbana del entorno del campus universitario de San Francisco. La intervención se ejecutará en los dos siguientes años, por un importe total de 3,2 millones. De igual modo, el coste de la mejora del tramo del Canal Imperial que quedó fuera de los planes de riberas de la Expo de 2008 se repartirá en varios ejercicios. En total, se destinarán 4 millones hasta 2023.

Por su parte, la denominada Operación Calles, que prevé la reforma de la avenida de Navarra y de otras seis vías a través de Ecociudad, también deja el grueso del desembolso para los próximos cuatro años, hasta un total de 6,2 millones. Fue uno de los proyectos que anunció el alcalde, Jorge Azcón, en el debate del estado de la ciudad, en el que también mostró su apuesta por la reforestación de Zaragoza. En concreto, el plan para crear bosques urbanos con la plantación de hasta medio millón de árboles está dotado con cinco partidas de 500.000 euros anuales de aquí a 2025.

En cuanto al Centro de Visitantes, que se instalará en la plaza del Pilar, comenzará a ver la luz este año gracias a una partida de 500.000 euros, y se rematará el próximo con otros 550.000

En cambio, otras inversiones anunciadas esta semana con la presentación del presupuesto cuentan con pequeñas partidas este año para redactar los proyectos, y dejan el grueso del gasto para la recta final del mandato. Así ocurre con la conversión del antiguo centro de salud de La Almozara, la construcción del pabellón de Miralbueno, la ampliación del parque de Bomberos de Casetas o el campo de fútbol de Ranillas.

El préstamo del BEI, en el aire

Sin embargo, una de las principales novedades que arroja el proyecto de presupuestos de este año es la cancelación del plan de vivienda tal y como lo había diseñado el anterior gobierno de ZEC. El proyecto contemplaba una ambiciosa inversión en el parque municipal de vivienda, con más de 50 millones en plurianuales según las cuentas del año pasado y financiación del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Ahora, en cambio, las cuentas reservan 13,9 millones hasta 2024 y sustituyen el concepto de plan por el de «estrategia de vivienda» que, según fuentes del gobierno PP-Cs, «evita endeudamiento, enfocando recursos a rehabilitación y regeneración». En este sentido, «no se descarta financiación externa y se sigue hablando con el BEI» pero, insisten, «en ningún caso conllevará el endeudamiento desmedido e inviable que planteaba ZEC a costa del Ayuntamiento».

Plan de vivienda: «En ningún caso conllevará el endeudamiento desmedido e inviable que planteaba ZEC a costa del Ayuntamiento"

Segunda oportunidad

Finalmente, varios proyectos de inversión que, en principio, debían de acometerse este 2021, tendrán que esperar una segunda oportunidad. Es el caso de la reforma del albergue municipal, una promesa que el anterior gobierno de ZEC dejó sin cumplir, y que el de PP-Cs pospone a los dos años previos a la elecciones, con 2,6 millones entre 2022 y 2023. A cambio, continúan los trabajos de rehabilitación de la Casa Amparo.

También se retrasa la urbanización de la avenida de Cataluña, para la que este año se destinan 200.000 euros, mientras se consignan 3,8 millones en los dos siguientes ejercicios. En cuanto a la reparación integral del puente de Cogullada, una intervención que según los plurianuales del último presupuesto se debía acometer este 2021 con 2,6 millones, se pospone finalmente a 2022. Se trata de una infraestructura que se encuentra en muy mal estado y, aunque no presenta riesgo para la seguridad a corto plazo, sí que requiere de una importante actuación de mejora.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión