Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

El Ayuntamiento de Zaragoza pedirá 19 millones de euros a los bancos para cuadrar el presupuesto

La captación de financiación permitirá invertir pese al desplome de ingresos. La medida no implicará que suba la deuda ya que se amortizarán 44 millones en créditos.

PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA / 30-09-2020 / FOTOS: FRANCISCO JIMENEZ [[[FOTOGRAFOS]]][[[HA ARCHIVO]]]
La concejal de Hacienda, María Navarro, durante la celebración de un pleno municipal.
FRANCISCO JIMENEZ PHOTOGRAPHY

El Ayuntamiento de Zaragoza recurrirá a la deuda para financiar nuevas inversiones durante 2021. En total, el Consistorio captará créditos bancarios por valor de 18,9 millones de euros que permitirán cuadrar unas cuentas municipales marcadas por el desplome de ingresos y el aumento de gastos que está causando la pandemia. La medida no supondrá un incremento de la deuda a lo largo del ejercicio, dado que la previsión es amortizar préstamos por de 44,6 millones.

Este es uno de los principales aspectos recogidos en el anteproyecto del presupuesto de este ejercicio, que se presentará la próxima semana para iniciar el proceso de negociación con el resto de los grupos políticos, especialmente con Vox, socio prioritario de la coalición PP-Cs. Con estas cifras, el gobierno municipal espera cerrar 2021 con una deuda viva de 682 millones de euros, 37 menos que en el año anterior y en línea con la tendencia descendente de los últimos años.

La captación de deuda bancaria, que formaba parte de las exigencias de los grupos de la oposición, se produce en un contexto de dificultades para cuadrar la tabla de ingresos del Ayuntamiento, dado que todavía no se han recibido fondos extraordinarios por parte del Estado para atender los gastos de la covid-19. Tampoco ha llegado dinero para paliar el agujero de 23 millones de euros provocado por el déficit de usuarios en el transporte público, que perdió casi 53 millones de viajes en 2020, un 43,2%. Ya lo adelantó la edil de Hacienda, María Navarro, las cuentas de este año estarán "muy condicionadas" por los efectos de la pandemia y la falta de ayudas de otras instituciones.

También 7,4 millones del FIE

Ante la delicada situación de las arcas municipales y sus "problemas de ingresos", el Consistorio solicitará a los bancos cerca de 19 millones de euros que sirvan para impulsar inversiones y faciliten la reactivación económica de la ciudad. Por otro lado, este año el gobierno también solicitará 7,4 millones de los Fondos de Impulso Económico (FIE), créditos que habilita el Ejecutivo central y que ofrecen condiciones muy ventajosas para las entidades locales.

Esta operación de deuda, que ya está en marcha, se destinará al pago de sentencias. Entre otras cuestiones, PP-Cs usará 2,4 millones para cumplir con la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) que le obliga a pagar 2,4 millones de euros por los 153 despidos del bus de 2013.

Con todo, desde el gobierno se considera que si es posible volver a solicitar financiación externa es gracias al "esfuerzo que ha hecho el Ayuntamiento para reducir la deuda" durante los últimos años. De hecho, nada más llegar a la alcaldía, PP y Cs hicieron un pago anticipado a los bancos de 8,2 millones de euros para cumplir el tope de deuda (el 110% de los ingresos corrientes), requisito para poder seguir solicitando financiación externa. Esto permitió solicitar el año pasado a los bancos 32 millones, aunque todos ellos se destinaron a pagar sentencias.

También fue determinante el acuerdo alcanzado hace justo un año con el Ministerio de Hacienda para rebajar en 62 millones de euros de la deuda que se computaba por la construcción del tranvía, que se situó en torno a 120 millones, con lo que se consiguió colocar los ingresos corrientes por debajo del tope legal del 110% y solicitar nuevos créditos.

Después de un tiempo sufriendo un considerable ascenso, motivado sobre todo por el fuerte repunte que se experimentó con motivo de la Expo 2008 y, posteriormente con el plan de pago a proveedores, la deuda de la capital lleva varios años en tendencia descendente. La última vez que creció fue en 2015, el año con la deuda más abultada de la última década, cuando el Gobierno central comenzó a imputar el pasivo de la concesión del tranvía.

En 2019, el último ejercicio del que se tienen datos a la espera de cerrar la contabilidad del año pasado, las cifras fueron ya mucho menores. Diciembre se terminó con 744 millones de euros pendientes, 124 por los convoyes, y unos 119 menos que los de 2018. Para los próximos años, el Ayuntamiento estima que la deuda seguirá bajando. 2020 se cerró con 719 millones de euros y la estimación para 2021 es de 682.

Pese a la reducción, Zaragoza sigue teniendo la mayor deuda por habitante de las grandes ciudades, y la tercera en cifras globales solo por detrás de Madrid y Barcelona. Así se reflejó en el ranquin que publicó el año pasado el Banco de España. En total, a cada zaragozano le corresponderían 1.058 euros de ese lastre, frente a los 692 que le tocarían a cada madrileño o a los 482 de cada barcelonés.

Etiquetas
Comentarios