Despliega el menú
Zaragoza

Movilidad

Casco, Universidad y Actur son los distritos que más utilizan las nuevas bicis y patinetes

En el extremo opuesto se sitúan Miralbueno, Oliver-Valdefierro, Casablanca y los barrios del sur

Un ciclista y un usuario de patinete por el carril bici de Gran Vía, el más demandado de la ciudad
Un ciclista y un usuario de patinete por el carril bici de Gran Vía, el más demandado de la ciudad
Oliver Duch

Casco Histórico, Universidad, Actur-Rey Fernando y Centro son los distritos que mayor uso hacen de la llamada movilidad compartida. Las bicicletas de alquiler de Mobike y de Electric Renting Group –ajenas al servicio público Bizi–, y los patinetes eléctricos de Reby y Circ –anteriormente Koko–son utilizados a diario por miles de zaragozanos.

En el caso de Mobike, instalada desde hace diez meses en la capital, se realizan "más de 3.000 viajes al día", según datos facilitados por la propia empresa, que actualmente tiene repartidas alrededor de 2.000 bicicletas en la ciudad. En este tiempo suma 600.000 trayectos, cifra que equivale a 700.000 kilómetros pedaleados. El distrito que más utiliza sus bicicletas es el de Actur-Rey Fernando. En él se han contabilizado más de 130.000 viajes hasta la fecha. Aproximadamente el 65%, informan, se produce dentro del distrito, siendo la distancia media de 850 metros.

El Rabal, con 84.000 viajes, ocupa el segundo puesto del ranquin y el Casco Histórico, con 78.000, el tercero. En cuarto lugar queda el Centro, con cerca de 66.500. "Estamos satisfechos con la consolidación de Mobike en Zaragoza", resume Hunab Moreno, director general de la empresa en España. Destaca, asimismo, la "buena acogida" de los 38 nuevos puntos de estacionamiento instalados en la ciudad, que han beneficiado especialmente al Centro.

La compañía, que desde hace dos meses opera en los distritos de Miralbueno y Oliver-Valdefierro, donde acumula unos 4.000 viajes, asegura que el 80% de los trayectos se realiza a partir de las 10.00 y que las horas de mayor uso van de las 13.00 a las 14.00 y de las 19.00 a las 20.00.

En el caso de Electric Renting Group, nombre de la empresa de las bicicletas eléctricas de color azul instaladas la ciudad, el Centro es el distrito en el que se realizan más trayectos. En él se producen uno de cada cinco viajes. Le sigue Las Fuentes, con el 15,2% de los desplazamientos, y el Actur, con el 14,2% y Torrero, con el 14%. En la parte media de la tabla quedan el entorno de la Magdalena (9,5%), el distrito de Universidad (8,7%) y el del Rabal (8,1%).

Mucho más testimoniales son los porcentajes de Las Delicias (5,2%), Casablanca (2,4%) y La Almozara (2%). Estos datos obedecen, principalmente, al radio de acción de la empresa, que tiene 72 bicicletas en funcionamiento en la capital. El número, señalan desde Electric Renting Group –proyecto impulsado por dos jóvenes de Mallén, los hermanos José y Ángel Baigorri–, tiende a mantenerse estable, aunque puede variar según las incidencias.

En lo que respecta a los patinetes eléctricos, Circ, una de las dos empresas que ganó el concurso del Ayuntamiento, tiene sus mayores usos en el Casco Histórico, el distrito Centro y el de Universidad. En el extremo opuesto están Miralbueno, Oliver-Valdefierro y los barrios del sur, donde inicialmente no llegaba el servicio. Actualmente, Circ cuenta con 850 patinetes, el máximo permitido por el Consistorio.

Reby comenzó a operar a finales de mayo una vez resuelto el concurso y retiradas las unidades de Lime, Ufo, Tier y Voi. Aunque empezó con cien unidades, fuentes de la empresa confirmaron ayer que ya se han desplegado los 850 permitidos. Las mismas fuentes aseguraron que la recepción ha sido "muy buena" y que sus patinetes ya han recorrido más de 140.000 kilómetros, lo que equivale a un ahorro de 21 toneladas de dióxido de carbono.

En cuanto a los usos, el Actur se sitúa en cabeza con un 17% de los desplazamientos, mientras que Las Delicias, el Rabal y el Casco Histórico empatan con un 10%. Atrás quedan el Centro y Universidad (9%), Las Fuentes (8%) y San José y La Almozara (7%).

Condiciones y funcionamiento

Estas dos empresas podrán operar en Zaragoza durante los próximos dos años, con opción a prorrogar el contrato durante uno más, y deberán pagar un canon de 30.000 euros, dinero que el Ayuntamiento destinará a nuevas campañas de seguridad vial.

Para utilizar cualquiera de estos medios de transporte se requiere tener instalada una aplicación en el teléfono móvil, imprescindible para geolocalizar y ‘activar’ bicicletas y patinetes. Aunque en casos como el de Mobike hay bonos mensuales o semestrales, lo habitual es que el usuario pague una tarifa de entre 5 y 15 céntimos, cantidad que varía en función de la empresa elegida.

Etiquetas
Comentarios