Despliega el menú
Zaragoza

¿Qué es más rápido y barato? ¿La bici, el patinete o la moto eléctrica?

Ir desde la plaza de España de Zaragoza hasta La Romareda en estos medios de uso compartido cuesta alrededor de diez minutos y tiene un precio medio de 2 euros.

Patinetes Koko en la Puerta del Carmen de Zaragoza.
Patinetes Koko en la Puerta del Carmen de Zaragoza.
@Onai_Ram

Son las 17.00 de un día laborable entre semana. En la plaza de España de la capital aragonesa hay patinetes eléctricos de Lime y Koko, bicicletas de Mobike y alguna moto eléctrica de Muving, las menos. Varios de estos medios de uso compartido están en aparcamientos de bicicletas o en lugares discretos, aunque también los hay en puertas de comercios o en medio de pasos de cebra.

Esta situación se da a pesar de que la aplicación móvil, en el caso de Lime, avise antes de ponerlos en uso que es obligatorio estacionarlos en lugares apropiados que no molesten.

Con punto de partida en la mencionada plaza zaragozana se plantea el reto de llegar hasta La Romareda con las tres opciones: en patinete eléctrico, bicicleta y moto eléctrica. Recorrido, 2,4 kilómetros.

Esta última es precisamente la más rápida de las tres alternativas, aunque todas rondan los 10 minutos. Tras escanear el código QR que llevan las Muving cuesta nueve minutos y medio circular por el paseo de la Independencia, plaza de Aragón y Paraíso, enfilar Gran Vía, Fernando el Católico, cruzar la plaza de San Francisco e Isabel la Católica hasta La Romareda.

El siguiente mejor tiempo es para la bicicleta con doce minutos y medio, siendo el más lento el patinete, que roza los trece. Esa mínima diferencia varía dependiendo de si se circula a la par del tranvía, lo que supone que muchos semáforos estén en verde. Si por el contrario la señal luminosa es roja, con Muving hay que esperar, pero si es ámbar y se va en Mobike por el paseo de la Independencia se puede continuar, siempre y cuando no pasen peatones. Se aligera si se puede avanzar por la acera, como el caso de Lime, aunque es necesario ir a una velocidad similar a la de los peatones. En este experimento se alcanzaron como máximo los 17 kilómetros por hora en los carriles bici con el patinete, un valor similar al de Mobike, pero menos que Muving, que va más rápido.

El coste

En todos ellos se paga por el tiempo que transcurre desde que se inicia el recorrido y hasta que se culmina. Llegar al estadio del Real Zaragoza desde la plaza de España tiene un coste de unos 2 euros en las tres opciones. Las motos, además de ser la alternativa más rápida también es la más barata, puesto que si hacen uso de ellas dos pasajeros el coste es compartido, aunque hay poca diferencia entre unos y otros.

Casi dos euros (1,96€) es el precio en moto eléctrica, un par de euros justos en bici y algo más en patinete (2,25€). Hay que tener en cuenta que la forma de pago es diferente según el medio. En Lime y Muving se paga según lo consumido, mientras que para utilizar Mobike hay que cargar un monedero virtual, como mínimo con dos euros. Además, en este caso, existe la posibilidad de contratar tarifas planas mensuales de en torno a 6 euros, o bianuales –que permiten un uso ilimitado– por 30€. También es interesante conocer que la bajada de bandera en algunos medios es de un euro.

Si la variación del precio es poca, también lo es su funcionamiento. Tras la experiencia aparentemente la opción más silenciosa es la moto y el mejor manillar es el de Mobike, puesto que es ergonómico. Como resultado, la alternativa que a simple viste puede dar más inconvenientes es el patinete, ya que además de ser más caro y lento, es más inestable, en parte por el tamaño y grosor de sus ruedas.

¿Qué información aportan las aplicaciones?

Las diferentes ‘apps’ tienen su complejidad si es la primera vez que se hace uso de estos transportes. Todas disponen de localización GPS para encontrar los dispositivos más cercanos, así como su nivel de batería o el historial de los trayectos realizados. En el caso de Muving se informa del número de cascos que se guardan en la maleta y Mobike señala las calorías consumidas. Según la aplicación, en la prueba realizada se quemaron 205.

Como se ha comprobado, este abanico de posibilidades permite elegir cualquiera de las opciones dependiendo de la prisa, de la edad de los usuarios, si se va acompañado o si se dispone de carnet de conducir con al menos tres años de antigüedad. A todas estas alternativas todavía se van a sumar al menos cuatro empresas más de bicicletas eléctricas, motos e, incluso, coches de movilidad compartida. Entonces la ciudad estará más conectada que ahora y se podrá realizar esta experiencia con más medios de transporte de este carácter.

Etiquetas
Comentarios