Despliega el menú
Zaragoza

La Policía busca a más implicados en el crimen de la calle Princesa

Este miércoles un segundo menor fue detenido por su implicación en los hechos, pero quedó en libertad tras declarar en el juzgado.

Más de un centenar de amigos y familiares de Sami se concentraron el martes para recordarle.
Más de un centenar de amigos y familiares de Sami se concentraron el martes para recordarle.
Oliver Duch

La Policía Nacional busca a más personas implicadas en la muerte de Sami Hadidi. En concreto, los investigadores intentan localizar a los dos menores de edad a los que varios testigos presenciales señalaron como acompañantes de F. G., el presunto autor del crimen, en el momento en el que este asestó la puñalada que costó la vida al joven de 20 años.

La delegada del Gobierno, Carmen Sánchez, ha afirmado esta misma mañana que la Policía ya ha identificado a uno de estos sospechosos y actualmente está intentando localizarlo. Para no dar al traste con las pesquisas, Sánchez no ha querido abundar en detalles.

A tenor de lo manifestado por los testigos, los investigadores creen que F. G. y sus acompañantes se acercaron a Sami cuando hacia las 4.00 del domingo estaba con varios amigos y su novia en la calle Dato, a las puertas de la discoteca Trópico. El presunto autor material del crimen intercambió unas palabras con la víctima, posiblemente sobre un desencuentro banal que ambos tuvieron el pasado verano. Después, le asestó una puñalada en la parte posterior del muslo derecho.

Varias personas declararon que los presuntos agresores abandonaron la calle Dato a la carrera hacia la calle del Doctor Cerrada y Gran Vía, donde según un testigo se pudieron esconder en una sala de fiestas que a esas horas aún permanecía abierta al público.

La Policía también está buscando el arma homicida. Los investigadores creen que se trataría de un machete de grandes dimensiones (con una hoja de unos catorce centímetros de longitud y cinco de anchura y un grosor considerable), a juzgar por la herida que le causó a Sami y que acabó provocándole la muerte.

El principal sospechoso ingresó esta semana en el centro de internamiento de menores de Juslibol durante seis meses tras pasar por el Juzgado de Menores, donde le asistió la abogada Carmen Sánchez Herrero. F. G. fue detenido el lunes por la tarde en Huesca capital, donde presuntamente huyó junto a su pareja sentimental para ocultarse de la Policía.

El pasado miércoles, los investigadores del Grupo de Homicidios detuvieron a un joven de 16 años, que responde a las iniciales A. H. B., como presunto colaborador necesario del crimen de Sami. Este chico, cuya defensa ejerce la letrada Noelia Liroz, declaró en el juzgado que efectivamente la madrugada del domingo había salido con el principal sospechoso y otros amigos por las zona de discotecas de la calle Dato. En un momento dado de la noche, él salió a fumar un cigarro a la puerta del local en el que estaban y a lo lejos vio un grupo de gente que aparentemente estaba discutiendo (oyó gritos). Según apunta su abogada, el joven no se acercó hasta el tumulto, de hecho, afirma que está en condiciones de demostrar este extremo porque en el lugar hay cámaras de videovigilancia.

Etiquetas
Comentarios