Despliega el menú
Zaragoza

Una ambulancia asistió a la víctima de la calle Princesa a los 12 minutos de la primera llamada

Protección Civil remite la información a la Policía sobre las cinco comunicaciones relacionadas con la puñalada mortal

Sami Hamidi, de 20 años, fue apuñalado el 18 de noviembre de madrugada en la calle Princesa.
Lugar en el que se produjo la supuesta pelea que acabó con la muerte del joven
Oliver Duch

Los datos oficiales sobre el protocolo de asistencia sanitaria a Sami Hadidi, el joven argelino de 20 años que falleció de una puñalada la madrugada del domingo 18 en la calle Princesa, revelan que la atención médica se inició a los 12 minutos de la primera llamada que se recibió en el 112 de Protección Civil. Este tiempo de respuesta ante la agresión recibida se halla dentro de lo "razonable", según explicaron fuentes de Urgencias, en los sucesos que ocurren en el centro de Zaragoza.

Las cinco llamadas recibidas esa noche en Protección Civil ya han sido remitidas al Grupo de Homicidios de la Policía, que investiga el crimen. Según la versión oficial, Protección Civil actuó "con corrección y diligencia" la noche del suceso, en contra de la denuncia de la familia, que advirtió de que la demora en la atención pudo prolongarse hasta 42 minutos.

Fuentes próximas al caso confirmaron ayer a HERALDO que la primera llamada al 112 se produjo a las 4.28 (y 39 segundos) y era de la novia del herido, que alertó de que se estaba desangrando tras ser atacado en una pelea. En el mismo minuto 4.28 (y 58 segundos) se recibió una segunda llamada en la que se advirtió de que el joven estaba perdiendo mucha sangre porque en la agresión se había utilizado una arma blanca.

Aviso al 061, Policía y Bomberos

A las 4.29 Protección Civil avisó al Centro de Coordinación de Urgencias del 061, que trasladó el aviso a la Policía Nacional para que se trasladara al lugar y valorara la situación. Los agentes se desplazaron a la calle Princesa y realizaron un torniquete de urgencia al joven para evitar que se desangrara. También llamaron a la ambulancia de los Bomberos.

En este sentido, fuentes de los Bomberos de Zaragoza precisaron al día siguiente del suceso que acudieron con la ambulancia en menos de ocho minutos desde que les avisó la Policía Nacional, como aparece en su parte de intervención. Su llegada fue a las 4.40, doce minutos después de la primera llamada al 112.

Los agentes acudieron después del aviso de la novia a Protección Civil y activaron la asistencia de urgencia. Los policías explicaron a las personas cercanas a la víctima que iban a llamar a los Bomberos porque eran los más rápidos, al ver la gravedad de la puñalada recibida por el joven.

De hecho, la ambulancia del 061 se desactivó y no llegó a actuar porque le comunicaron que iba a asistir la uvi móvil de los Bomberos. Aun así, a las 4.30 recibieron llamadas en el Centro de Coordinación de Urgencias tanto de la Policía Nacional como de Protección Civil y les asignaron una ambulancia del 061 que al final no fue necesaria. Les avisaron a las 4.34 que la Policía Nacional ya había activado a los Bomberos.

El 112 de Protección Civil recibió dos llamadas más respecto al crimen que hizo la novia de la víctima: una fue a las 4.30 en la que se mostraba muy nerviosa y denunciaba que no había nadie allí para atender a su pareja y otra a las 5.05 en las que la misma chica pregunta a qué hospital habían conducido al herido, es decir, que reconocía el traslado.

Denuncia de la familia

La familia del fallecido denunció públicamente que la tardanza en la asistencia sanitaria al joven pudo provocar que se desangrara entre las calles de Dato y Princesa ya que recibió una puñalada de 14 centímetros de largo y cinco centímetros de anchura que afectó a la femoral.

Nadir, padre del fallecido, y su hijo Merouane incidieron en el entierro del joven en la supuesta demora de la ambulancia en llegar al lugar para atender a la víctima porque, tal como denunció la novia del fallecido, se demoró "42 minutos" desde su primera llamada al 112. El padre acudió ayer a la Policía Nacional para recibir información respecto a la investigación y también por la asistencia sanitaria. Nadir está en conversaciones para que un letrado valore si interpone una denuncia por la atención a su hijo.

Etiquetas
Comentarios