Despliega el menú
Zaragoza

Detienen a otro menor por su presunta colaboración en el crimen de la calle Princesa

Quedó en libertad ayer tras declarar ante la Fiscalía de Menores.

Sami Hamidi, de 20 años, fue apuñalado el 18 de noviembre de madrugada en la calle Princesa.
Sami Hadidi murió tras ser apuñalado frente al número 1 de la calle Princesa.
Oliver Duch

La Policía Nacional detuvo el miércoles por la tarde a un segundo menor de edad relacionado con el crimen de Sami Hadidi, que murió tras sufrir una puñalada en la pierna la madrugada del pasado domingo. El joven, de 16 años, quedó en libertad ayer tras declarar ante la Fiscalía de Menores.

Los investigadores del Grupo de Homicidios consideran que este menor, que responde a las iniciales A. H. B., es colaborador necesario del crimen de la calle Princesa. Las pesquisas que han realizado los policías señalan que este joven apartó a varias personas que estaban alrededor de Sami para facilitar que el principal sospechoso de su muerte, F. G. de 17 años, le apuñalara en la zona posterior del muslo. Después, afirman los investigadores, le ayudó a huir del lugar de los hechos.

La Policía arrestó a este joven el miércoles por la tarde. En dependencias policiales, el detenido se negó a declarar, pero sí que contestó a las preguntas que se le hicieron en el Juzgado de Menores, donde fue trasladado ayer por la mañana.

En la Fiscalía de Menores, A. H. B., al que asiste la letrada Noelia Liroz, negó los hechos que le atribuye la Policía. Reconoció que la madrugada del domingo se encontraba con el presunto autor material de la muerte de Sami y otros jóvenes en una discoteca de la calle Dato, pero afirmó no haber estado involucrado en el crimen.

El joven apuntó que salió a la puerta del local de ocio en el que estaban pasando la noche para fumar y a lo lejos vio un grupo de personas que aparentemente estaban discutiendo, porque oyó gritos, pero que no se acercó. Instantes después observó cómo la gente se disolvió porque algunos de los presentes salían corriendo. Según apuntó, se enteró de que una persona había muerto apuñalada después de que llegara la ambulancia y las patrullas policiales.

La abogada que ejerce la defensa de este joven ha afirmado que están en disposición de demostrar que su representado no tuvo ninguna participación en el crimen de Sami, ya que -señaló- hay cámaras de videovigilancia tanto en la esquina de las calles Cortes de Aragón y Princesa como en la discoteca Trópico, donde aquella madrugada se encontraba A. H. B.

El joven, que también afirmó que conocía a Sami Hadidi, quedó este jueves en libertad tras declarar, aunque sigue figurando como investigado en la causa.

Etiquetas
Comentarios